La hojita de abedul cantante y tintineante. Cuento popular para niños

Descubre un cuento para niños lleno de aventuras y por supuesto, valores. ‘La hojita de abedul cantante y tintineante’ es un cuento popular alemán recopilado por los hermanos Colshorn (Carl y Theodor, siglo XIX). Se trata de un cuento de hadas en donde aparecen valores como el del compromiso, la sinceridad o la obediencia.

Un cuento para niños fascinante: La hojita de abedul cantante y tintineante

La hojita de abedul cantante y tintineante, cuento para niños con valores
La hojita de abedul cantante y tintineante, un cuento de hadas para niños

Había una vez un rey que tenía tres hijas. De las tres, la hija menor era ‘su ojito derecho’.

Un día, el rey tuvo que partir de viaje a otra ciudad, y les dijo a sus hijas que pidieran algo para traer a su vuelta. La hija mayor pidió una rueca de oro. La hija mediana, una bobina de hilo de oro. Pero la hija menor pidió una hojita de abedul cantante y tintineante.

El monarca no tuvo problemas para encontrar los dos primeros regalos, pero no conseguía dar con el deseo de su hija menor. Ya de vuelta, el rey paró a descansar junto a un árbol. Bajo sus ramas dormía un perro negro. El perro entonces se percató de la tristeza del hombre:

– ¿Qué le pasa, majestad?- dijo el perro.

– Oh, es que estoy muy triste porque no consigo encontrar lo que me pidió mi hija…

– ¿Y qué es?

– Una hojita de abedul cantante y tintineante.

– Vaya, ¡estás de suerte! Este árbol es un abedul y tiene ese tipo de hojas que buscas. Te daré una, a cambio de algo: debes entregarme en el plazo de un año, lo primero que salga a tu encuentro al regresar al castillo.

El rey, que pensó que la primera en salir a su encuentro sería su perra, aceptó, y llegó al castillo muy contento con la hojita de abedul cantante y tintineante.

El alto precio de la hojita de abedul cantante y tintineante

Pero su sorpresa fue cuando vio que le abrazaba su hija pequeña, la primera en salir corriendo a recibirle. Él la empujó asustado y desde entonces, su rostro entristeció y su hija temía haber hecho algo malo.

Los días pasaban y la mujer del rey, insistía:

– No sé por qué no me cuentas qué sucede… No es normal que estés así…

Ya cuando quedaban pocos días para que se cumpliera el plazo impuesto por el perro negro, se lo contó a la reina. Ella tuvo una idea:

– ¡Le entregaremos a la hija del cuidador de ocas! No notará la diferencia…

Y así hicieron. El perro negro se presentó puntual justo cuando pasó un año desde que el rey le hiciera la promesa. Y la hija del cuidador de ocas se montó en su lomo.

Las mentiras del rey al descubierto

El perro llegó hasta el abedul, que en realidad era mágico. Nadie podía mentir bajo sus ramas. Entonces, la joven dijo:

– Oh, cómo me gustaría que mi padre viera este hermoso prado. Aquí sus ocas serían felices.

– ¿Sus ocas?- preguntó el perro extrañado.

– Sí- respondió la chica- Mi padre cuida las ocas del rey…

El perro regresó con la joven y se la entregó al cuidador de ocas. Exigió al rey que le entregara a su hija. Entonces, la reina reaccionó con rapidez y le entregó a la hija del leñador.

Pero el perro la llevó hasta el árbol y escuchó como ella decía:

– Mi padre haría hermosos muebles con la madera de este precioso árbol…

El perro, enfadado, exigió al rey a su verdadera hija y éste no tuvo más remedio que entregársela.

La princesa se subió al lomo del perro negro y éste la llevó hasta una cabaña en el bosque. La joven sin embargo se dio cuenta de que no podía salir y que además estaba sola.

– ¡Si al menos tuviera alguien con quien conversar!- se lamentó.

El embrujo tras la hojita de abedul cantante y tintineante

Entonces apareció una anciana pordiosera a su lado y le dijo:

– No te asustes. Yo te daré compañía. En realidad no estás en una cabaña. Es un palacio encantado. Todos estamos embrujados. El perro es en verdad un príncipe que solo recupera su forma humana por la noche… Y este bosque es una ciudad.

– ¿Y no se puede romper el hechizo?- preguntó entonces la princesa.

– Sí. El príncipe vendrá por la noche y llamará a la puerta. No debes dejarle entrar, aunque te lo suplique. Tienes que hacer esto durante tres noches seguidas. Y a la tercera noche, quemar la piel de perro que aparecerá en el cuarto.

– ¡Oh! ¡Lo haré!- dijo entusiasmada la chica.

– Eso sí… recuerda invitarme a tu boda cuando te cases con el príncipe. No te avergüences de mí y serás bendecida.

El final del encantamiento

La princesa hizo lo que la anciana le dijo. Esperó al tercer día y no abrió la puerta al príncipe. Entonces, quemó la piel de perro y de pronto todo recuperó su aspecto normal.

Los príncipes anunciaron poco después la boda y la joven no olvidó invitar a sus padres y a sus hermanas. Y por supuesto, ordenó llamar a la anciana del bosque y reservó para ella el mejor sitio de la mesa.

Su madre y hermanas se espantaron al verla, y la anciana dijo:

– Tu gesto bondadoso merece mi bendición, princesa, pero el gesto de desagrado de tu madre y tus hermanas. Ellas serán castigadas…

De esta forma, los recién casados fueron felices el resto de sus días mientras que a su madre y hermanas les salió una fea chepa en la espalda.

Qué temas podemos trabajar con el cuento La hojita de abedul cantante y tintineante

Utiliza este cuento de hadas alemán, ‘La hojita de abedul cantante y tintineante’, para hablar de todos estos temas:

  • La sinceridad frente al engaño.
  • El valor de la bondad.
  • La gratitud.
  • El coraje y la obediencia.

Reflexiones sobre el cuento para niños La hojita de abedul cantante y tintineante

Las promesas, deben cumplirse. Al final el rey tuvo que entregar a su hija menor al perro. A partir de ahí encontramos nuevos valores sobre los que hablar:

  • Las promesas se cumplen: cuando se promete algo, debe cumplirse. Es un compromiso y de no hacerlo, supone no solo una falta de respeto, sino una ofensa. Cuando prometemos algo que no cumplimos, demostramos que no se puede confiar en nosotros, y lo más seguro es que nadie vuelva a hacernos un favor. Por otro lado, el no cumplir una promesa supone una pérdida de autoridad y puede llevar consigo nefastas consecuencias.
  • La mentira termina por salir a la luz: no intentes mentir porque al final serás descubierto. Es lo que viene a decirnos este cuento. Así sucedió las dos veces que el rey entregó a otras jóvenes e intentó engañar al perro negro. El abedul, que representa en este cuento la bondad y la sinceridad (por eso la bondadosa hija menor pidió este regalo a su padre) no tardará en descubrir la mentira.

«La mentira siempre termina por ser descubierta»

Reflexiones sobre el cuento ‘La hojita de abedul cantante y tintineante’
  • La bondad destruye todo lo malo: la única forma que había para deshacer el hechizo sobre el príncipe era un gesto de bondad y de obediencia. La princesa debía evitar abrir la puerta durante tres noches seguidas, a pesar de que su corazón le indicara abrirla para dejar pasar al príncipe. Al mantenerse firme durante este tiempo, conseguiría la recompensa.

Más reflexiones sobre este cuento alemán: La hojita de abedul cantante y tintineante

  • Un acto de generosidad genera gratitud: la joven fue muy generosa con la anciana, cuyo aspecto despertaba en otros rechazo. Y la anciana premió su tremenda bondad y generosidad al estar muy agradecida.
  • Sé tolerante con las diferencias: la madre y hermanas de la princesa demostraron ser mucho más desagradables que la anciana. Es más importante cómo seamos por dentro que por fuera. Ellas juzgaron el aspecto físico de la anciana mientras que la hija menor supo mirar más allá de las apariencias y contemplar la bondad de su corazón.

Al final la belleza interior brilla por fuera mientras que el corazón poco tolerante y poco respetuoso termina por reflejar su aspecto también por fuera. De ahí que al final de este cuento las tres tuvieran una horrible chepa, algo que les serviría para recordar el trato que dieron a la anciana.

Otros cuentos de hadas para niños sorprendentes

Si te gustan este tipo de cuentos populares, llenos de magia y fantasía, como La hojita de abedul cantante y tintineante, prueba a leer también estos otros:

  • Los dos hermanos: esta es una historia de los hermanos Grimm en donde se trata el vínculo que une a hermanos gemelos. Un cuento que también está repleto de aventuras.
  • La reina de las nieves: en esta ocasión, el escritor Hans Christian Andersen nos habla de la diferencia entre el bien y el mal mediante esta historia de amistad tan hermosa.
  • El anillo del elfo: este cuento corto es un cuento suizo que nos recuerda que la verdadera felicidad está en hacer felices a otros.

Y si buscas cuentos infantiles narrados, encontrarás muchos en el canal de podcast de Tucuentofavorito.com:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 3

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina