Cómo anular a una persona. Reflexión sobre la importancia del esfuerzo

Esta famosa y viral reflexión, ‘Cómo anular a una persona’, fue publicada por la profesora de ética de la Comunicación Ana Cristina Aristizábal Uribe en el periódico El Colombiano, el 28 de agosto del año 2010.

Con formación en filosofía, Ana Cristina explica la importancia del valor del esfuerzo para conseguir nuestros logros y sentir de esta forma la satisfacción personal y la valía por haber logrado algo por nuestros propios medios. No te pierdas el texto íntegro de la divulgadora colombiana y las reflexiones que encontrarás más abajo sobre el mensaje que transmite. Una reflexión que es ideal para adolescentes y adultos.

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS Y MEDIO

El texto de cómo anular a una persona

Cómo anular a una persona, sobre el valor del esfuerzo
El texto de ‘Cómo anular a una persona’

El peor daño que se le hace a una persona es darle todo. Quien quiera anular a otro sólo tiene que evitarle el esfuerzo, impedirle que trabaje, que proponga, que se enfrente a los problemas (o posibilidades) de cada día, que tenga que resolver dificultades.

Regálele todo: la comida, la diversión y todo lo que pida. Así le evita usar todas las potencialidades que tiene, sacar recursos que desconocía y desplegar su creatividad. Quien vive de lo regalado se anula como persona, se vuelve perezosa, anquilosada y como un estanque de agua que por inactividad pudre el contenido.

Aquellos sistemas que por «amor» o demagogia sistemáticamente le regalan todo a la gente, la vuelven la más pobre entre las pobres. Es una de las caras de la miseria humana: carecer de iniciativa, desaprovechar los talentos, potencialidades y capacidades con que están dotados casi todos los seres humanos.

«El peor daño que se le hace a una persona es darle todo. Quien quiera anular a otro, solo tiene que evitarle el esfuerzo»

(‘Cómo anular a una persona’ – Ana Cristina Aristizábal Uribe)

Quien ha recibido todo regalado se transforma en un indigente, porque asume la posición de la víctima que sólo se queja. Cree que los demás tienen obligación de ponerle todo en las manos, y considera una desgracia desarrollarse en un trabajo digno.

Es muy difícil que quien ha recibido todo regalado, algún día quiera convertirse en alguien útil para sí mismo. Le parece que todos a su alrededor son responsables de hacerle vivir bien, y cuando esa «ayuda» no llega, culpa a los demás de su «desgracia» (no por anularlo como persona, sino por no volverle a dar).

Sólo los sistemas más despóticos impiden que los seres humanos desarrollen toda su potencialidad para vivir. Creen estar haciendo bonito, pero en definitiva están empleando un arma para anular a las personas. (No quiere decir que la caridad de una ayuda temporal no sea necesaria en momentos especiales.)

‘Cómo anular a una persona’ – Ana Cristina Aristizábal Uribe. Publicado en ‘El Colombiano’ el 28 de agosto de 2010.

Reflexiones sobre el texto Cómo anular a una persona

¿Qué es la vida sin esfuerzo? Un envoltorio vacío, un regalo que no nos pertenece. La única manera de formar nuestra propia vida y con ella, nuestra identidad, es hacer de ese regalo un bien personal, intransferible, único. Para ello, debemos forjar nuestro propio camino, darle forma, como hace el herrero con un trozo de metal. La única forma de hacerlo es mediante el esfuerzo y la toma de las decisiones que van marcando nuestro trayecto.

  • El regalo que nos vacía: Cuando alguien nos da todo hecho, nos evita dificultades por miedo a que suframos, nos está haciendo un terrible daño (seguramente, sin darse cuenta).

Desde que somos pequeños, aprendemos a base de tropiezos. Desde que abrimos los ojos, comenzamos a gatear, luego a andar… La vida es un mundo nuevo por descubrir y la única manera de aprender y desarrollar todo nuestro potencial es experimentando, tocando, sintiendo miedo, dolor, y superándolo. Caer y levantarnos es desde el primer instante el motor de nuestro aprendizaje. No solo a nivel físico, sino también, emocional.

«Caer y levantarnos es desde el primer instante el motor de aprendizaje que nos enseñará a desenvolvernos en la vida. Evitar este aprendizaje sobre cómo sobreponernos a un problema, anula todas nuestras capacidades».

(Reflexiones sobre ‘Cómo anular a una persona’)

Más reflexiones sobre ‘Cómo anular a una persona’

Cómo anular a una persona, en el periódico El Colombiano
El texto de Cómo anular a una persona publicado
  • Anular la creatividad: Del mismo modo que esos regalos que evitan el esfuerzo y las caídas anulan la confianza en uno mismo, la autoestima, también anulan la creatividad.

Cuando nos encontramos ante una dificultad, ante un problema, nuestro cerebro busca la manera de solucionarlo. Entonces nace el ingenio y la creatividad activa todos sus engranajes. ¿Qué puedo hacer para solucionar este problema? La maquinaria del cerebro, del instinto y del sentido común trabajan juntos para poder encontrar una respuesta. Pero, ¿qué sucede cuando no existe ese problema ni esa dificultad porque todo nos es regalado y resuelto? La maquinaria de la inteligencia, de la creatividad y el sentido de la supervivencia se apaga. Se oxida. Y poco a poco, se pudre. Con ella, se anula parte de nuestra identidad como personas, tal y como se comenta en ‘Cómo anular a una persona’.

La reflexión más ‘política’ de ‘Cómo anular a una persona’

  • Caridad sí, anulación de la persona, no: En los últimos dos párrafos de este texto de ‘Cómo anular a una persona’, se habla de un tema marcadamente político, en referencia a los sistemas que apuestan por ofrecer ayudas permanentes a las personas con dificultades.

Ana Cristina no se muestra contraria a ofrecer ayudas concretas en determinadas situaciones, un acto de caridad que también nos hace más humanos. Pero rechaza por completo el sistema basado en ayudas permanentes que evitan, según dice en este texto de ‘Cómo anular a una persona’, la capacidad de superación y lucha. Tiene todo el sentido.

¿Para qué buscar trabajo, por ejemplo, si el Estado me paga un mínimo con el que al menos puedo comer durante toda la vida? Ana Cristina apuesta por incentivar a las personas a luchar por lo que desean, a buscar soluciones, a reinventarse, esforzarse y perseverar. A la larga, el esfuerzo y la lucha por mejorar, normalmente obtienen resultados. Lo único que necesitamos para conseguirlo es perseverancia.

(Existen casos, evidentemente, de marcada desgracia continuada, en los que el resultado no es el esperado. Casos en los que a pesar del esfuerzo y la dedicación, no se consigue avanzar ni solucionar el problema. En esos casos, sí, sería el momento de la ayuda).

Una reflexión más sobre ‘Cómo anular a una persona’

  • Cuando la bondad es dañina: A veces intentamos hacer el bien a la persona que queremos, y pensamos que evitando su dolor, será más feliz. Sin embargo, es un tremendo error. Ese amor es dañino. caza ni de supervivencia.

Evitar el dolor o la dificultad al otro le hace dependiente, y le priva de las herramientas necesarias para desarrollar todo su potencial en la vida, y hacer frente a las dificultades que encuentre. ¿De qué sirve que una persona esté entre algodones en casa si al salir al mundo se encontrará con enormes piedras en su camino? Entonces, no sabrá qué hacer para superar esos obstáculos, sufrirá más y se sentirá terriblemente desgraciado e incapaz.

Ese ‘exceso de amor’ o ‘amor equivocado’ que priva a otro de la capacidad de aprender en la vida a sufrir, a caer y a levantarse, es en realidad un grillete, una cadena, que hace del otro un prisionero, aislado del mundo, repleto de miedos, dudas y frustraciones.

«Ese amor equivocado que consiste en evitar al otro la desgracia y las dificultades, en realidad es como una cadena que hace del otro un prisionero, y que aviva sus miedos y frustraciones»

(Reflexiones sobre ‘Cómo anular a una persona’)

Según Ana Cristina, esta persona, prisionera por culpa de aquellos que ‘pusieron en sus brazos los grilletes’, se siente una víctima constante. Es incapaz de proponer, de intentar nada. Seguirá esperando que alguien le siga regalando y solucionando todo.

Cuentos y relatos sobre el esfuerzo

Complementa esta reflexión, ‘Cómo anular a una persona’, con estos otros interesantes relatos sobre la importancia del esfuerzo y las dificultades en la vida:

  • El desafío: Este texto budista explica por qué en la vida debemos hacer frente a obstáculos y dificultades. De lo contrario, asegura, estaríamos vacíos, Algo muy similar a lo que la autora de ‘Cómo anular a una persona’ explica en su texto.
  • La llave de oro: Se trata de un cuento de los hermanos Grimm dirigido a un público adulto. El esfuerzo, aseguran, siempre obtiene recompensas…
La llave de oro, un cuento de los hermanos Grimm
Cuento ‘La llave de oro’
  • El elefante encadenado: Un texto de Jorge Bucay que sirve para retratar el problema que genera el tenerlo todo ‘regalado’. En esta ocasión, el protagonista es un pequeño elefante encadenado que nunca ha tenido que hacer frente a la vida por sí mismo. Liberarse supone para él un sentimiento terrible de miedo y angustia al tener que hacer frente a lo desconocido y a los problemas sin saber cómo hacerlo.

Y recuerda que también puedes escuchar muchos relatos para reflexionar. Los encontrarás aquí en forma de podcast:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 8

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.