Quien no es capaz de superar el luto y el dolor ante un sufrimiento, no podrá seguir viviendo. ‘El sufrimiento’ es una fábula budista que explica por qué debemos superar el dolor para poder seguir adelante. Una fábula que aborda en especial la muerte de algún ser querido.

Una fábula budista sobre el dolor ante la muerte: ‘El sufrimiento’

Fábula budista sobre el dolor ante una pérdida, 'El sufrimiento'
‘El sufrimiento’, una fábula budista sobre el luto

Una mujer viuda tenía un hijo al que adoraba. Era feliz, hasta que su hijo enfermó y murió. El dolor la atravesó entonces de parte a parte. Y, como era incapaz de separarse de su hijo, en lugar de enterrarlo, lo llevaba con ella a todas partes, ante la inquieta mirada de sus vecinos, que la miraban con una mezcla de lástima y extrañeza.

– Se ha vuelto loca- decían muchos…

Un día, la mujer se enteró de que el gran Maestro estaba cerca, en el bosque, y decidió acudir allí con su hijo a cuestas.

– Por favor, Maestro- dijo entre sollozos la mujer- Devuelve la vida a mi hijo.

El Maestro la miró compasivo y dijo:

– Le devolveré la vida si consigues traer un grano de arroz de una vivienda en donde no haya muerto nadie.

La mujer se fue deprisa al pueblo y fue llamando casa por casa en busca de ese grano de arroz. Pero, para su sorpresa, todas las familias recordaban a algún fallecido.

– Murió mi tío…

– Hace poco que murió mi padre…

Ya de noche, la mujer volvió al bosque totalmente vacía. Ya no llevaba el cuerpo de su hijo.

– ¿Y tu hijo? ¿Dónde lo dejaste?- preguntó el Maestro.

Lo enterré junto a mi marido… Ya no existe. Por favor, deja que aprenda de tus enseñanzas…

moraleja: “el dolor es inevitable. El sufrimiento, opcional”

Qué temas puedes tratar con la fábula ‘El sufrimiento’

Utiliza esta fábula corta para reflexionar acerca de:

– El duelo ante una muerte.

El sufrimiento.

Reflexiones sobre esta fábula corta

Ya conoces ese proverbio budista que dice ‘el dolor es inevitable. El sufrimiento, una opción’. Sobre este tema versa esta fábula corta que insiste en la necesidad de ‘enterrar’ nuestro dolor para seguir viviendo:

El luto es necesario: no se trata de no sentir dolor. De hecho, el dolor es necesario en ciertos momentos en los que perdemos algo importante que realmente significaba mucho o todo en nuestra vida. El dolor es humano y se debe pasar por él, pero no quedarnos en él. La protagonista de esta historia no era capaz de superar ese luto. Se había aferrado a la muerte de su hijo y no podía soltar su lastre. Hasta que el Maestro le enseñó que todos han pasado en realidad por esta misma fase y sin embargo, han seguido viviendo.

Enterrar el dolor para no caer en el sufrimiento: como decía el proverbio, el sufrimiento es una opción. Si no quieres seguir viviendo, sufrirás en vida. Para continuar la vida, antes hay que deshacerse del dolor. Está claro que siempre quedará la cicatriz que duela de vez en cuando, pero al menos debemos dejar que se cierre la herida.

Otras fábulas budistas para reflexionar

Aprovecha la profundidad de todas estas fábulas para pensar en temas esenciales de la vida:

Una fábula budista sobre el aprendizaje y la humildad: El increíble grito
El increíble grito
El regalo, una fábula budista sobre la ira
El regalo
Una fábula budista para reflexionar: El valor de las cosas
El valor de las cosas

– Sobre las emociones y nuestros límites, El increíble grito: a veces las emociones son en realidad un lastre que nos impiden alcanzar la perfección. No dejes de leer esta interesante fábula corta para entenderlo mejor.

– Tú decides… El regalo: en realidad cuando nos enfadamos ante una ofensa, la culpa es de nosotros. Está en nuestras manos aceptar esas ofensas o no.

El valor de las cosas: no te vengas abajo ante las críticas de otros. Tal vez no sean los más indicados para ofrecer una valoración…