Un cuento corto de Jorge Bucay sobre la superación de nuestras limitaciones

Este precioso cuento corto, ‘El elefante encadenado’, es un cuento para adolescentes, para adultos y un cuento para niños. Un relato que nos ayudará a reflexionar acerca de todas las limitaciones que nos bloquean y que nos impiden avanzar en la vida, limitaciones que arrastramos desde nuestra infancia. Descubre este maravilloso cuento y sus reflexiones finales.

Un cuento para reflexionar acerca de aquello que nos limita: El elefante encadenado

Cuento El elefante encadenado, para adolescentes y adultos
‘El elefante encadenado’, un precioso cuento sobre las limitaciones para reflexionar

Cuando era pequeño, me encantaba el circo. Con todo ese ambiente de fiesta, ese colorido, esa alegría… Pero de todo ello, lo que más me gustaba eran los animales. Y de todos los animales, me fascinaba el elefante. Era tan grande, tan fuerte…

Pero hay algo que siempre me llamó la atención: antes y después de cada espectáculo, el elefante permanecía atado a una diminuta estaca por una cadena. Y yo pensaba, ‘¿cómo es posible que el elefante, tan grande y fuerte, no se intente liberar de esa minúscula cadena y esa débil estaca clavada en el suelo?’.

Esa duda me atormentaba, y comencé a preguntar a los adultos, en busca de una respuesta. Todos se encogían de hombros, no sabían qué contestar. Hasta que un día, un hombre se acercó a mí y se puso a contemplar el elefante a mi lado. Entonces le hice la pregunta y él, observando al elefante, respondió:

– No intenta liberarse porque desde muy pequeño estuvo atado a esa estaca y no pudo escapar de ella. Entonces, se rindió.

Y yo comencé a imaginar al pequeño elefante encadenado a la estaca, intentando soltarse de ella con todas sus fuerzas. Pude sentir su lucha y su frustración cada vez que caía al suelo agotado, sin ninguna victoria.

Pensé en el día en el que el pequeño elefante se tumbó junto a la estaca resignado y asumió su destino. Ese día que decidió dejar de luchar por soltarse de la cadena. Ese día que asumió su derrota para siempre. Por eso, entendí entonces, el elefante ya no lucha. Porque piensa que no puede.

Qué temas podemos trabajar con el cuento ‘El elefante encadenado’

Utiliza esta adaptación del fantástico relato de Jorge Bucay para reflexionar acerca de:

La frustración.

– El sentimiento de derrota.

– Las limitaciones interiores.

Reflexiones sobre este maravilloso cuento corto

Las únicas limitaciones que nos impiden conseguir metas son las que nos ponemos nosotros mismos, esas limitaciones interiores que nacen de una mala experiencia, de una derrota, de una frustración. Sin embargo, siempre se pueden derribar:

Derriba esas cadenas: todos tenemos cadenas imaginarias que nos atan a una estaca y nos impiden seguir avanzando. Nacieron de malas experiencias, de luchas que no conseguimos superar en nuestra infancia, o ya en nuestra etapa adulta. Pensamos que si entonces no lo logramos, no podemos hacerlo, y ‘tiramos la toalla’ para siempre. Sin embargo, tal vez ese no era el momento. Tal vez el momento sea ahora. Todo depende de la perseverancia y la fe en uno mismo. ¿Quién dice que no puedes hacerlo? ¿Porque te caíste una vez no podrás correr más adelante?

La perseverancia y la paciencia: dicen que la paciencia es una virtud. Existe una preciosa fábula oriental que narra la historia de cómo un hombre tuvo que esperar años y años hasta ver crecer un bambú y que luego este creció y creció en cuestión de días. Era porque durante mucho tiempo estuvo afianzando sus raíces para poder crecer después más rápido. Y el hombre comprendió que todo necesita su tiempo y su momento.

Más reflexiones sobre este cuento corto

Tal vez el elefante, durante su infancia, no podía escapar de las cadenas, porque no tenía la fuerza ni el tamaño suficientes. Tal vez no era el momento de escapar. Pero más adelante, si lo hubiera intentado, lo hubiera conseguido. El único problema es que pensó que no podía. El lastre o la cadena que realmente le ataba a la estaca era su propia limitación. Su falta de autoestima, Su falta de fe.

La fe mueve montañas: y cadenas, podríamos decir. Es el antídoto perfecto a esas cadenas imaginarias que nos formamos, esas limitaciones que nacen de frustraciones y pequeñas derrotas. Con fe, y con perseverancia, podemos romper esas cadenas. Solo hace falta repetirnos en cada derrota: ‘ahora no pude. Mañana lo lograré’. Y si hace falta, habrá que repetírnoslo una, dos y hasta mil veces, hasta que llegue el momento y lo consigamos. Está claro que si nunca nos decimos ‘No puedo’, podremos hacerlo. Evidentemente, siempre que sea algo realista. No podemos pedir imposibles, pero sí algo que esté dentro de nuestras posibilidades. Creer en uno mismo y creer en una meta son los factores esenciales para lograr nuestros sueños. Llámalo ‘cabezonería’ o ‘perseverancia’, pero ambas son necesarias para conquistar metas.

Otros preciosos cuentos cortos para reflexionar

Descubre también estos otros cuentos cortos que te ayudarán a reflexionar sobre la necesidad de creer en uno mismo para conseguir las metas que nos planteemos:

Un cuento sobre la ilusión y la consecución de los sueños: El niño que pudo hacerlo
El niño que pudo hacerlo
El café, un cuento para adolescentes y adultos
El café
El cántaro agujereado, del libro 'Cuando el desierto florece'
El cántaro agujereado

– Si nadie te dice que no puedes, puedes… El niño que pudo hacerlo: este precioso cuento corto es ideal para que niños y mayores entiendan la necesidad de creer en uno mismo y la importancia de no hacer caso a las opiniones de los demás.

– La actitud ante los retos, El café: igual de importante que creer en uno mismo es la actitud que tomamos ante la vida y sus problemas u obstáculos. ¿Eres como una zanahoria, como un huevo o como un grano de café? No te pierdas este precioso relato.

El cántaro agujereado: este relato de Prem Rawat nos recuerda todo lo que valemos. Hasta aquello que parece un defecto, puede convertirse en una virtud si aprendemos a utilizarlo de forma correcta.