Cuento corto sobre el poder del pensamiento positivo

Te ofrecemos un cuento corto para reflexionar acerca de la forma en la que nos enfrentamos a los problemas: ‘El café’. La actitud es clave a la hora de resolver una situación que nos supera. No te pierdas esta increíble metáfora y sus conclusiones finales sobre la importancia de utilizar el pensamiento positivo para crecer y avanzar en la vida. Un cuento fabuloso para adultos y adolescentes.

Un cuento corto sobre la forma en la que nos enfrentamos a los problemas: El café

El café, un cuento para adolescentes y adultos
‘El café’, un cuento corto sobre la resolución de problemas

Había una vez un joven al que la vida le pesaba enormemente. Creía que todo se ponía cuesta arriba y que nunca sería capaz de superar los obstáculos. El joven se deprimió y dejó de intentar nada.

– ¡Estoy cansado de luchar!- le dijo a su padre- Cada vez que soluciono un problema, aparece otro.

Su padre, no dijo nada, pero llenó tres ollas con agua y las puso al fuego. En la primera olla, echó zanahorias. En la segunda, huevos. Y en la última, unos granos de café. El hombre dejó hervir durante un tiempo el agua en las ollas. Después apagó el fuego de todas. Escurrió las zanahorias y las colocó en un plato. Lo mismo hizo con los huevos. Y por último, coló el agua que hervía con los granos de café y al momento un delicioso aroma inundó la habitación.

La metáfora de los granos de café

– Hijo- le dijo entonces el hombre- Estos tres elementos se han enfrentado a las mismas adversidades, el agua. Pero cada uno ha reaccionado de forma diferente:

Las zanahorias parecían ser duras pero el agua las ha reblandecido y han perdido su fuerza. Ahora son débiles. Y los huevos… los huevos parecían frágiles. Su interior era líquido y el agua lo ha endurecido en extremo. Pero si te fijas bien, el café sin embargo, ha cambiado el color, el aroma y hasta el sabor del agua. Ha sido el único capaz de reaccionar utilizando a su favor las adversidades.

Y dime, hijo, ¿tú quién quieres ser? ¿Quieres ser como la zanahoria que entristece y se viene abajo ante la adversidad? ¿Tu corazón se convertirá en una piedra y endurecerá como le sucedió al huevo? ¿O vas a ser como el café, capaz de transformar los problemas?

Qué temas puedes trabajar con el cuento ‘El café’

Utiliza este precioso cuento corto para reflexionar acercade estos temas:

– La resolución de problemas.

– El pensamiento positivo.

– La actitud que tenemos ante las adversidades.

Reflexiones sobre este cuento corto para adolescentes y adultos

La actitud que tomamos ante un obstáculo, la forma en la que nos enfrentamos a los problemas, es determinante a la hora de resolver conflictos y seguir avanzando en la vida. Los obstáculos nos ayudan a crecer, pero para ello, debemos aprender a ser como ese grano de café que inundó de aroma el agua de la olla:

Ante las adversidades, pensamiento positivo: lamentarnos por los problemas no servirá de nada. Sin duda, lo único que conseguirá es que nos hundamos mucho más y no seamos capaz de avanzar, que nos quedemos estancados en un mismo punto. Es lo que le sucedió al joven de esta historia. Llegó un momento en el que se sintió superado, totalmente hundido, y ‘tiró la toalla’. La única solución hubiera sido utilizar el pensamiento positivo. Todo depende, como le explicó su padre, de la actitud que se toma ante los problemas de la vida.

La actitud de ‘la zanahoria’: cuando nos enfrentamos a un problema y sentimos que éste nos supera y nos debilita, estamos comportándonos como esa zanahoria que se reblandeció en el agua. Nos creemos fuertes, invencibles, pero ante el primer imprevisto, comenzamos a debilitarnos y terminamos siendo frágiles, y ‘rompiéndonos’ ante cada nueva adversidad. Esto se hubiera solucionado con pensamiento positivo, con perseverancia y con confianza en uno mismo.

Más reflexiones sobre este cuento corto

Tampoco seas ‘huevo’ en la vida: ¿eres de los que tienen un interior maleable que se va endureciendo ante los golpes de la vida? A veces las decepciones, las frustraciones y los objetivos que no llegan nos hacen daño. Claro que duelen. Pero si dejas que tu interior se vaya endureciendo, perderás la capacidad de mostrar empatía, desilusionarte ante la vida. Un corazón duro no reacciona, ni ante lo malo, ni ante lo bueno que también trae la vida. Hace que te vuelvas terco y cierres las puertas al aprendizaje. Un corazón duro se protege del dolor, pero al cerrar la puerta a la vida también se pierde todo lo bueno que nos regala cada día.

La opción de ser grano de café: sin duda, la mejor opción es ser grano de café. Esto nos ayuda a utilizar a nuestro favor las adversidades, a convertir los obstáculos en oportunidades, a transformar un momento de crisis en aprendizaje. Si eres grano de café, podrás transformar los problemas, convertirlos en algo bueno o útil. Crecerás y además serás capaz de transformar la vida de otros, porque como el aroma del café, tu actitud sonriente ante la vida también se propagará a los que estén cerca de ti.

Otros preciosos cuentos cortos para reflexionar

Busca en estos otros cuentos cortos sobre la vida esos mensajes que tanto nos ayudan a clarificar nuestras ideas:

Cuento oriental para momentos de crisis existencial: el helecho y el bambú
El helecho y el bambú
Un cuento sobre las emociones: El anillo del equilibrio
El anillo del equilibrio
El desafío, un cuento budista para reflexionar sobre las dificultades de la vida
El desafío

– Paciencia… El helecho y el bambú: muchas veces abandonamos antes de tiempo por impaciencia. No sabemos perseverar más allá de ciertos límites que nos ponemos de forma imaginaria. ¿Y si los objetivos llegarán si dejáramos pasar un poco más de tiempo?

– Controla tus emociones… El anillo del equilibrio: tanto la alegría como la tristeza, la ira o el miedo. Las emociones pueden ser maravillosas o pueden destruirnos. Todo depende del control que tengamos sobre ellas. Aprende a encontrar su equilibrio.

El desafío: la vida nos pone delante obstáculos con la intención de ayudarnos a crecer. No se trata de ningún castigo, sino de pruebas que hacen que nuestra vida se llene y no se quede vacía. Lo entenderás mejor después de leer este interesante relato budista.