Fábula corta para niños sobre la avaricia

‘La gallina de los huevos de oro’ es una fábula sobre la codicia, ideal para contar a los niños. Está atribuida al fabulista griego Esopo, aunque existen dos versiones posteriores, una de Félix María Samaniego y otra del francés Jean de la Fontaine.

La historia de la gallina de los huevos de oro nos habla de avaricia. Su moraleja se podría resumir perfectamente en un famoso refrán español: ‘La avaricia rompe el saco’. Reflexiona sobre este mensaje con tu hijo y explícale por qué es mejor ser prudente y conservar lo que se tiene antes de dejarse cegar por la codicia.

Una famosa leyenda sobre la codicia: La gallina de los huevos de oro

La gallina de los huevos de oro
La fábula de ‘La gallina de los huevos de oro’ para niños

En una pequeña granja, humilde pero próspera, vivía una pareja de granjeros. Trabajaban con animales y vendían sus productos en el mercadillo del pueblo. Con esto, vivían tranquilos, de forma modesta pero feliz.

De entre todos sus animales, nació un día un pollito, que al crecer se transformó en una espléndida gallina. La gallina un día puso su primer huevo, y el granjero, al ir a recogerlo, se quedó maravillado. El huevo era dorado, pesaba como una roca y relucía de forma increíble.

Por supuesto, fue corriendo a enseñárselo a su mujer, quien en seguida pegó un grito de felicidad:

¡¡Es oro!!

La pareja se miró sorprendida. Guardaron el huevo y esperaron al día siguiente, ilusionados ante la posibilidad de que la gallina no solo diera uno, sino muchos huevos de oro.

Y efectivamente, al día siguiente, su preciosa gallina puso otro huevo de oro macizo. Y así un día, y otro, y otro más…

Lo que le sucedió a la gallina de los huevos de oro

Los granjeros vendieron los huevos de oro, reformaron la granja, compraron más animales. ¡Tenían mucho dinero! Pero aún así, querían más, y sus ojos se llenaron de codicia. Un día, el granjero dijo:

– Si la gallina nos da cada día un huevo de oro… ¡es porque su interior estará repleto de oro macizo! ¿Imaginas todo el oro que tendrá dentro?- preguntó a su mujer.

– Cierto- contestó ella- Si conseguimos de golpe todo el oro… ¡podremos comprar otra casa y hacer ese viaje con el que soñábamos!

– Pues no hablemos más: la mataremos y así sacaremos todo el oro de su interior.

Los granjeros lo tenían claro, y no se lo pensaron más. Mataron a la pobre gallina con la intención de descubrir el oro que tenía dentro, pero…

– ¡No tiene nada dentro!- gritó el granjero al abrir al animal.

– ¡¡Qué hemos hecho!!- se lamentó la granjera, a la vez que se daba cuenta de que ya no tendrían más huevos de oro.

Moraleja: La avaricia ciega la razón y te hace cometer actos realmente estúpidos.

Escucha el relato de la fábula de La gallina de los huevos de oro

¿Te gustó la fábula? Ahora también puedes escucharla gracias a estos reproductores de podcast:

La fábula de La gallina de los huevos de oro de Samaniego

Aquí tienes la otra versión de esta popular fábula, reescrita por Félix María de Samaniego en forma de fábula rimada:

Erase una gallina que ponía

un huevo de oro al dueño cada día.

Aun con tanta ganancia mal contento,

quiso el rico avariento

descubrir de una vez la mina de oro,

y hallar en menos tiempo más tesoro.

Matóla, abrióla el vientre de contado;

pero, después de haberla registrado,

¿qué sucedió? que muerta la Gallina,

perdió su huevo de oro y no halló la mina.

¡Cuántos hay que teniendo lo bastante

enriquecerse quieren al instante,

abrazando proyectos

a veces de tan rápidos efectos

que sólo en pocos meses,

cuando se contemplaban ya marqueses,

contando sus millones,

se vieron en la calle sin calzones.

(Félix María de Samaniego)

Valores que puedes trabajar con esta fábula corta

Con esta fábula trabajarás:

– Ahora entenderás este refrán: ‘Más vale pájaro en mano que ciento volando’

– La importancia de usar la razón y la prudencia a la hora de tomar decisiones importantes.

La avaricia nunca es buena consejera.

Reflexiones sobre la fábula de La gallina de los huevos de oro

Ay, la codicia… qué mala consejera es, ¿verdad? Si la pareja de granjeros hubiera pensado en lugar de dejarse llevar por el impulso cegador de la avaricia, habrían podido vivir felices y de forma muy próspera, aún con menos oro del que ellos querían.

El peligro de la avaricia y la ambición: Esta fantástica fábula nos advierte de lo peligroso que es el sentimiento de codicia y la ambición. Es cierto que está bien ser ambicioso, pero dentro de un límite. Siempre hay que saber frenar, que es justo en ese momento en el que si no frenas, puedes perder el contacto con la realidad y la razón.

Es difícil, pero debemos enseñar a los niños dónde está ese límite que separa la ambición sana y necesaria de la que nos transforma en personas avariciosas y sin escrúpulos.

Un buen refrán que resume la moraleja: El refranero español tiene muchísimos dichos sobre este tema. La moraleja de esta fábula se podría resumir perfectamente con este: ‘Más vale pájaro en mano que ciento volando’. Ya que tienes algo seguro que te da prosperidad, no lo dejes escapar por intentar atrapar algo que puede que se te escape.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Por último, utiliza esta fábula para mejorar la atención y concentración de tu hijo. Puedes usar estas sencillas preguntas para comprobar si entendió el mensaje del texto:

1. ¿Eran felices los granjeros?

2. ¿De qué estaban hechos los huevos de la gallina nueva?

3. ¿Consiguieron prosperar los granjeros con esos huevos?

4. ¿Por qué decidieron matar a la gallina de los huevos de oro?

5. ¿Consiguieron algo los granjeros matando a la gallina?

Más fábulas y cuentos sobre la avaricia para tu hijo

Existen infinidad de cuentos y fábulas que alertan del peligro de la avaricia. Aquí tienes algunos de estos relatos:

Fábula de la madre Wang, una fábula sobre la avaricia para niños
La madre Wang
Un cuento sobre la avaricia para los niños: El cultivo del oro
El cultivo del oro
Fábula El ratón bajo el granero
El ratón bajo el granero

– Una fábula sobre las consecuencias de la codicia, La madre Wang: En lugar de mostrar agradecimiento, la protagonista de esta fábula china quería más y más… tanto, que al final se quedó sin nada. Muy buena fábula para niños y mayores.

El cultivo del oro: Este cuento popular árabe nos explica que la avaricia es capaz de nublar nuestra mente hasta hacernos creer cosas realmente estúpidas. ¿No te lo crees? Pues lee con atención este relato…

El ratón bajo el granero: Teniendo como tenía todo lo que quería, el ratón avaricioso quiso más y más, sin medir las consecuencias… Una fábula ejemplar y muy divertida para niños.

Las zapatillas rojas o Los zapatos rojos, un cuento con valores para niños
Cuento de las zapatillas rojas

Las zapatillas rojas: La avaricia a veces se camufla bajo el aspecto de los caprichos. Ser caprichoso también tiene tremendas consecuencias… ¿Conoces este cuento?