Descubre esta divertida poesía de Elsa Bornemann para los más pequeños

‘Canción con sarampión’ es una divertida poesía para niños de Elsa Bornemann, una genial poeta argentina que dedicó a los más pequeños toda la genialidad de su creatividad componiendo poemas increíbles. Disfruta junto a tu hijo de esta poesía y juega a cantarla.

Letra de la divertida poesía para niños ‘Canción con sarampión’

Una divertida poesía para niños: Canción con sarampión
‘Canción con sarampión’, una divertida poesía para niños pequeños

Aquí tienes la letra de esta divertida poesía que también, cómo no, es una canción. Aprende bien la letra para poder cantarla:

¡Ay! ¡Ay, ay, ay!

¡Ay, qué desesperación! 

¡Ay, qué desesperación!

¡Mi pulpo con sarampión

¡Ay! ¡Ay, ay, ay! Ay,

qué desesperación! 

¡Ay, qué desesperación!

¡Mi pulpo con sarampión! 

Sus tentáculos rosados 

aparecieron punteados 

con manchitas coloradas, 

circulares y ovaladas. 

Lo encontré muy afiebrado

inmóvil y acurrucado 

en una esquina del mar,

en una esquina del mar.  

¡Ay! ¡Ay, ay, ay!

¡Ay, qué desesperación! 

¡Ay, qué desesperación!

¡Mi pulpo con sarampión! 

Llamé urgente al Calamar 

por teléfono marino, 

pues es el doctor más fino 

inteligente y capaz,

pues es el doctor más fino 

que se haya visto jamás. 

¡Ay! ¡Ay, ay, ay!

¡Ay, qué desesperación! 

¡Ay, qué desesperación!

¡Mi pulpo con sarampión! 

Tan pronto el doctor llegó, 

a mi pulpo revisó. 

Lo puso en una pecera

lo acomodó en la heladera, 

hasta que, en un ratito, 

la fiebre se hizo cubitos. 

Entonces, lo retiró 

y en su cuna lo abrigó 

mientras que con una aleta

escribía la receta: 

“Comprimidos de corvina 

e inyecciones de sardina 

y para el fuerte catarro 

unos fomentos de barro”. 

Ha pasado una semana 

y ya mi pulpo se sana.

Ha pasado una semana

y ya mi pulpo se sana,

mas – ¡oh, desgracia espantosa!- 

su enfermedad contagiosa 

se ha transmitido en el mar,

se ha transmitido en el mar.

Y ahora puedo observar 

los cangrejos con puntitos, 

los cangrejos con puntitos,

afiebrados cornalitos, 

la ballena acatarrada 

y las langostas manchadas.

¡Ay! ¡Ay, ay, ay!

¡Ay, qué desesperación! 

¡Ay, qué desesperación!

¡Mi pulpo con sarampión! 

¡Ay! ¡Ay, ay, ay!

¡Ay, qué desesperación! 

¡Ay, qué desesperación!

¡Mi pulpo con sarampión! 

(Elsa Isabel Bornemann)

Vídeo con la música de la Canción con sarampión

¿Quieres aprender la melodía de esta divertida canción? ¡Aquí la tienes!

Otras poesías de Elsa Isabel Bornemann para los niños

Las poesías de Elsa Isabel Bornemann son ideales para los más pequeños. Son muy divertidas y consiguen incentivar a los más pequeños en la lectura, así como avivar su imaginación. Descúbrelo con todas estas poesías:

Poesía se mató un tomate
Se mató un tomate
Poesías para niños: Versitos para descalzarnos
Versitos para descalzarnos
Poesía corta para niños: Canción de lo que tengo
Canción de lo que tengo

– La divertidísima poesía Se mató un tomate: El poema más disparatado y divertido de Elsa Bornemann es sin duda este, que narra la muerte de un tomate que cayó en una ensaladera. Como no podía ser de otra forma, es una gran noticia que conmueve a todas las verduras y hortalizas.

– Una preciosa poesía Versitos para descalzarnos: Si los animales andan descalzos… ¿por qué no hacerlo nosotros? Disfruta con este tierno y divertido poema. Ideal para los más peques, sobre todo aquellos que dan sus primeros pasos.

Canción de lo que tengo: Con este poema, que también es una canción, enseñarás a tu hijo a compartir.

Canción mágica para tener tres cabritos
Canción mágica para tener cabritillos
POesía para niños de Elsa Isabel Bornemann, Casita de papel
Casita de Papel

– La genial poesía de la Canción mágica para tener tres cabritos: Este lindo poema está lleno de imaginación. ¿Sabes cómo puedes tener tres cabritos? ¡Descúbrelo con esta poesía!

Casita de papel: Con esta preciosa poesía, Elsa Isabel Bornemann les dice a los niños qué es exactamente la poesía… Como una casita con habitaciones mágicas.