Poesía corta con valores para niños pequeños

‘Canción de lo que tengo’ es una preciosa y dulce poesía para niños de Elsa Isabel Bornemann. Ayuda a los niños a pensar en uno de los valores esenciales más importantes: la generosidad. Ayuda a tu hijo a incentivar la memoria con esta poesía y a entender qué significa compartir y qué es un buen amigo.

Una preciosa poesía para niños sobre la generosidad: ‘Canción de lo que tengo’

Poesía corta para niños: Canción de lo que tengo
‘Canción de lo que tengo’, una preciosa poesía infantil de Elsa Isabel Bornemann

Descubre junto a tu hijo este bello poema de la poetisa argentina Elsa Isabel Bornemann, que tantos versos dedicó a los más pequeños. Sus poesías son dulces y divertidas, pero también incluyen valores que podemos trabajar con nuestro hijo desde bien pequeño.

En este caso, puedes usar este poema para hablar con él acerca de la importancia de compartir con los demás y ser generoso, además, por supuesto, de reflexionar sobre el valor de la amistad.

Tengo para darte

mi oso de peluche,

un copo de nieve

dentro de un estuche,

catorce boletos

de esos “capicúa”

y un collar de gotas

nuevas de garúa …

Tengo para darte

besos de juguete,

dos vueltas-manzana

en monocohete,

mi risa enjaulada,

madejas de espuma,

la mejor platea

para ver la luna

Tengo para darte

mi mantel, mi mesa,

alguna latita

llena de tristeza… ,

hilos de arco iris

que a veces consigo

y todos mis ratos…

si tú eres mi amigo.

(Elsa Isabel Bornemann)

Palabras que igual desconoces y otras inventadas:

Garúa: llovizna suave.

Vueltas-manzana: Dar la vuelta a la manzana.

Monocohete: Monopatín.

Platea: Parte baja de los teatros.

Reflexiones sobre la poesía de Elsa Isabel Bornemann

Las poesías son fantásticas herramientas educativas para los niños. Les ayuda a mejorar su vocabulario, aprendiendo nuevas palabras, incentiva su memoria y comprensión abstracta. Y además, los poemas son buenos transmisores de valores. Usa este poema para hablar con tu hijo del valor de la generosidad:

Dar aquello que nos sobra no es generosidad: Si te fijas, el protagonista de este poema, entrega cosas que realmente le importan: un muñeco de peluche, un copo de nieve… Son las cosas que más les gusta a los niños. Eso implica un sacrificio, porque la generosidad consiste en entregar aquello que nos gusta pero que sabemos que va a hacer feliz a otro.

El valor de la amistad: Al final del poema entendemos por qué el niño que habla quiere compartir todas las cosas que ama. Busca que el otro niño sea su amigo. La amistad implica generosidad, sacrificio y entrega.

Preguntas para saber si tu hijo entendió la poesía

Aunque tu hijo sea pequeño, tal vez pueda entender el mensaje de la poesía si le ayudas con algunas preguntas de comprensión lectora. Aquí tienes algunas que puedes hacer:

1. ¿Qué cosas quiere dar el niño según esta poesía? ¿Recuerdas alguna?

2. ¿Por qué quiere dar el niño todas sus cosas? ¿Qué quiere a cambio?

Otras geniales poesías para niños de Elsa Isabel Bornemann

Disfruta junto a tu hijo de las divertidas poesías de esta genial poeta argentina. Aquí tienes otros buenos ejemplos:

Canción con sarampión: ¿te imaginas a un pulpo con sarampión? Pues Elsa Isabel Bornemann no solo sí se lo imagina, sino que además quiere compartirlo contigo. ¡Verás la que se organiza en el mar!

Se mató un tomate: ¡qué calamidad! En plena ensalada… ¡se mató un tomate! Descubre cómo se dio la noticia y quiénes fueron al entierro. ¡Una poesía muy divertida!

Yonofui: ¿te acuerdas de esas primeras ‘mentirijillas’? De pronto los niños empiezan a mentir, y lo hacen porque piensan que así no les regañarán si han cometido alguna travesura. ¿Y qué es lo primero que suelen decir cuando mienten? ¡Yo no fui! Justo en esta frase se centra este fantástico poema infantil.