5 poesías de flores para niños

Te proponemos leer una serie de poesías de flores. Son versos de diferentes autores, muy diferentes, sí, pero que pueden ser utilizados por los niños. Te explicamos cómo sacar a todos estos poemas el máximo partido con los más pequeños. ¿Empezamos?

Preciosas poesías de flores para leer con los niños

Preciosas poesías de flores de diferentes autores para niños
Preciosas poesías de flores para niños

Desde las azucenas las margaritas, pasando por las rosas o el tulipán… Las flores, con sus alegres colores, visten de vida el campo y nos recuerdan el ciclo de la vida. Por supuesto, las flores son inspiración para los poetas, y en muchos casos, se relacionan con emociones y recuerdos. Te proponemos leer estas poesías de flores con los niños. Son poemas populares, coplas y poesías de autores conocidos. ¡A ver cuál te gusta más!

1. Poesías de flores para niños: Flor chiquita

Flor chiquita

se esconde en el monte.

Cuando paso, tú me escondes,

cuando me mandas a cortar,

desde el monte me estás viendo.

Flor chiquita,

pido soñar esta flor bonita.

Flor, no te escondas,

flor, no te escondas,

huele esta flor,

huele esta rosa.

(Canción popular)

Cómo usar esta poesía con los niños

Ya sabes que las poesías son fantásticas para hacer trabajar la memoria. También la comprensión lectora. Y por supuesto, para mejorar la atención de los niños. Pero, cómo mejorar la compresión lectora?

  • Utiliza preguntas sobre el texto: Puedes hacer preguntas sobre este poema, para comprobar si entendió la poesía. ¿Sobre qué flor está hablando? La rosa. ¿A quién se dirige? A alguien a quien llama ‘su flor’. Las poesías, ya sabes, encierran mensajes a través de metáforas. Nada es lo que parece de forma textual, sino que el poeta usa las palabras para hablar de emociones. En este caso, del amor hacia alguien muy tímido.

2. Poesías de flores para niños: Casida de la rosa

La rosa

no buscaba la aurora:

Casi eterna en su ramo

buscaba otra cosa.

La rosa

no buscaba ni ciencia ni sombra:

Confín de carne y sueño

buscaba otra cosa.

La rosa

no buscaba la rosa:

Inmóvil por el cielo

¡buscaba otra cosa!

(Federico García Lorca)

Consejos para usar este poema con los niños

El gran Federico García Lorca retrata la búsqueda constante del amor mediante esta poesía. La rosa… «buscaba otra cosa»… Una búsqueda que nunca termina. ¿Es el amor tan complicado de encontrar? Este poema se puede utilizar de muchas maneras: para hablar del amor, o bien, para memorizarlo y practicar la interpretación, una buena manera de mejorar, además, la confianza en uno mismo.

3. Poesías de flores para niños: A las flores

Éstas que fueron pompa y alegría

despertando al albor de la mañana,

a la tarde serán lástima vana

durmiendo en brazos de la noche fría.

Este matiz que al cielo desafía,

iris listado de oro, nieve y grana,

será escarmiento de la vida humana:

¡tanto se emprende en término de un día!

A florecer las rosas madrugaron,

y para envejecerse florecieron:

cuna y sepulcro en un botón hallaron.

Tales los hombres sus fortunas vieron:

en un día nacieron y espiraron;

que pasados los siglos, horas fueron.

(Pedro Calderón de la Barca)

Qué nos dice este poema de Calderón de la Barca

El poeta compara el ciclo de la vida con el de una flor: el momento en el que crece, es la infancia; cuando madura y se muestra en rodo su esplendor, la juventud. Pero la flor comienza a perder sus pétalos, al igual que las personas, que se encorvan… y al final, acaban muriendo, ya marchitas. Puedes utilizar esta poesía para hablar de ello con los niños. Y por supuesto, también como ‘herramienta’ para hacer trabajar a la memoria.

4. Poesías de flores para niños: Cultivo una rosa blanca

Cultivo una rosa blanca

en junio como en enero

para el amigo sincero

que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca

el corazón con que vivo,

cardo ni ortiga cultivo;

cultivo la rosa blanca.

(José Martí)

Qué significa esta poesía de José Martí

El amor genera amor, incluso entre aquellos que sienten odio. ¿Por qué regalar una rosa blanca, símbolo de la inocencia, a quien nos hace daño? En esta poesía, José Martí nos recuerda la importancia de perdonar. Es fácil ofrecer amor a quien nos ama. Lo difícil es amar a quien nos lastima. Sin duda, este poema es una excelente oportunidad para hablar de este tema con los niños.

5. Poesías de flores para niños: Que el clavel y la rosa

Que el clavel y la rosa,

¿cuál era más hermosa?

El clavel, lindo en color,

y la rosa todo amor;

el jazmín de honesto olor,

la azucena religiosa,

¿Cuál es la más hermosa?

La violeta enamorada,

la retama encaramada,

la madreselva mezclada,

la flor de lino celosa.

¿Cuál es la más hermosa?

Que el clavel y la rosa,

¿cuál era más hermosa?

(Tirso de Molina)

Cómo usar este poema con los niños

Este poema corto es ideal para los niños más pequeños. Utilízalo para trabajar la memoria. Al ser una poesía con rima, les será muy fácil de memorizar. Además, después pueden recitarla, practicando así la interpretación, la vocalización y trabajando la autoestima.

Más poesías para niños realmente hermosas

Si te gustaron todas estas poesías de flores, disfrutarás también con estos otros poemas:

Poesías infantiles de Gloria Fuertes
Poesías de Gloria Fuertes para los niños

¿Te gustaría escuchar relatos narrados? Encontrarás cuentos, leyendas y fábulas en forma de podcast aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 4

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.