Mito de Pigmalión, con resumen y explicaciones

Todos hemos escuchado alguna vez hablar del famoso ‘efecto Pigmalión’, sobre la influencia que se puede ejercer sobre una persona al creer en sus capacidades y posibilidades. Pues bien, este efecto tiene su origen en el famoso mito de Pigmalión, un mito de Chipre que luego recogió Ovidio en sus Metamorfosis para convertirlo también en un famoso mito griego sobre un escultor.

Te contamos su historia y añadimos reflexiones sobre su significado y la relación con este pensamiento tan famoso dentro de la psicología.

TIEMPO DE LECTURA: 5 MINUTOS

La historia del mito de Pigmalión

El mito de Pigmalión, por Jean-Baptiste Regnault
‘El mito de Pigmalión’, por Jean-Baptiste Regnault (1786)

Pigmalión era el rey de Chipre. Un buen día decidió que debía casarse, pero no serviría cualquier mujer. Debía encontrar a la mujer perfecta. Pero por más que buscó y buscó a lo largo del ancho mundo, ninguna le parecía lo suficientemente perfecta.

Desesperado y frustrado, decidió abandonar el sueño de casarse, y dedicó su tiempo libre a esculpir figuras femeninas.

Poco a poco, su técnica fue mejorando, y un buen día, consiguió crear una mujer realmente hermosa, a la que puso de nombre Galatea.

El rey de Chipre se enamoró perdidamente de ella. Una obsesión que le llevó a verla hasta en sueños. Afrodita, reina del amor, la belleza y la sensualidad, conmovida por este amor, hizo que en uno de esos sueños, Galatea cobrara vida.

Al día siguiente, Pigmalión se acercó a Galatea y comprobó que sus mejillas de marfil de pronto habían cobrado algo de rubor. La tocó y le pareció que la estatua estaba caliente. Los dedos de su amada pétrea comenzaron a moverse ligeramente, como si fueran de cera. Afrodita se apareció a Pigmalión y le dijo:

– Mereces la felicidad que tanto ansías… La misma que plasmaste con tanta belleza en esta figura. Ahí tienes a la reina que andabas buscando. Ámala hasta el final de tus días.

Y así es cómo Galatea se convirtió en humana.

Los personajes del mito de Pigmalión: Claves para entenderlo

  • Pigmalión: Rey de Chipre y escultor.
  • Galatea: La escultura que creó Pigmalión y de la cual se enamoró.
  • Afrodita: Diosa griega del amor, la belleza y la sensualidad.

Analizamos el mito de Pigmalión. Reflexiones

El amor es un sentimiento tan fuerte, que es capaz de cualquier cosa… Hasta de conseguir lo imposible: dar vida a un ser inanimado.

  • La búsqueda de la perfección: El mito de Pigmalión nos muestra a un rey obsesionado con la perfección, hasta tal punto, que tuvo que abandonar su sueño de encontrar lo que buscaba. Solo él podía ser capaz de dar forma aquello con lo que soñaba, tal y cómo lo había estado buscando. Solo él pudo crear a la mujer que deseaba. Sin embargo, carecía de lo más importante… la vida. Con lo cual, tampoco era perfecta. Y es que en el fondo la perfección, no existe.
  • Si crees que puedes, si lo sueñas… existe: ¿Cómo hacer posible lo imposible? El mito de Pigmalión tiene una segunda lectura muy importante, y es que aquello que soñamos, puede hacerse realidad. Evidentemente la metáfora que se utiliza lleva esto al extremo. Nadie puede dar vida a un ser inanimado, pero es la metáfora que este mito utiliza para que entendamos que debemos creer, que los sueños muchas veces se hacen realidad.
  • El poder del amor: ¿Qué es lo que dio vida a Galatea? ¿Por qué se convirtió en humana? Afrodita vio el amor de Pigmalión por su escultura y este amor era tan fuerte, que debía materializarse de alguna forma. Por eso, creyó que debía ayudarle haciendo realidad su gran sueño.

El mito de Pigmalión y el efecto Pigmalión: ¿qué tienen que ver?

En la rama de la psicología existe un famoso efecto llamado ‘efecto Pigmalión’, sobre el comportamiento humano ante estímulos que le animan a creer en sí mismo, o por el contrario, críticas y pensamientos negativos que nos hacen fracasar. Este efecto parte del mito de Pigmalión, ya que el escultor consiguió que su sueño se hiciera realidad gracias a que Afrodita le hizo creer mediante un sueño que podía conseguir aquello que tanto deseaba. Le dio fuerzas para creer en que su amada Galatea podía cobrar vida.

Pero, ¿qué es el efecto Pigmalión exactamente? Se trata de la influencia que unas personas pueden tener sobre otras. Y esta puede ser positiva o negativa. Si crees en otra persona, en sus posibilidades, y le ayudas a que él mismo crea en sus capacidades, conseguirá lo que se proponga. Es decir, que una persona puede tener una gran influencia en las consecuciones de otra si cree en sus posibilidades. Lo vemos en el magistral ejemplo de la fábula de La rana sorda, que al pensar que todas sus compañeras la animaban, consiguió salir de un profundo agujero, a pesar de las pocas expectativas que las demás tenían de ella.


«Si alguien nos valora, aumentará nuestras posibilidades de éxito, pero si nos critica y recuerda cada tropiezo que tuvimos, nos estará condenando al fracaso.»

— (Reflexiones sobre el Efecto Pigmalión’)

Pero cuidado, porque este efecto también puede ser negativo. Si alguien desconfía, no cree en las posibilidades de otra persona y no hace más que recordar sus fracasos, sus carencias e imperfecciones, sus incapacidades y tropiezos, sus miedos… Terminará por hacer creer a esa persona que no podrá conseguir lo que tanto desea.

Es decir: si alguien nos valora, aumentará nuestras posibilidades de éxito, pero si nos critica y recuerda cada tropiezo que tuvimos, nos estará condenando al fracaso.

El mito de Pigmalión en la literatura

Este famoso mito de Pigmalión ha estado presente a lo largo de toda la Historia en la pintura, escultura, literatura y hasta películas y series. Incluso cuentos infantiles, como el de Pinocho, se basan en este famoso mito. ¿O no cobró vida Pinocho siendo un muñeco de madera gracias al amor que Gepetto depositó en él? Por no hablar de la ‘mala influencia’ que otros personajes ejercieron sobre Pinocho… haciendo que fracasara y llevara una mala vida (efecto Pigmalión).

Es muy famoso también el cuento ‘El niño que pudo hacerlo’, sobre la confianza en uno mismo y nuestras posibilidades de éxito cuando hacemos ‘oídos sordos’ a las críticas de los demás o bien, nunca las oímos.

Pero este mito de Pigmalión aparece en más obras literarias de las que imaginas: ‘Frankenstein’ (de nuevo un ser inanimado cobra vida por el deseo de su creador), la escena final de ‘Cuento de Invierno’, de Shakespeare (cuando una estatua cobra vida), o ‘El retrato de Dorian Gray’, de Oscar Wilde (en esta ocasión es un cuadro el que cobra vida). También en ‘El beso’, una famosa leyenda de Bécquer cuyo protagonista también se enamora perdidamente de una estatua. Son solo algunos ejemplos, aunque hay muchos más…

El mito de Pigmalión en los cuadros y otras artes

Evidentemente, son muchos los pintores que quisieron retratar esta apasionante historia del mito de Pigmalión. Desde Rodin hasta Francisco de Goya… Muchos quedaron ‘atrapados’ por la magia que desprende este mito. Este es el grabado que Francisco de Goya dedicó a Pigmalión y Galatea:

El mito de Pigmalión en un grabado de Goya
‘Pigmalión y Galatea’, de Francisco de Goya

Y esta es una de las esculturas que Auguste Rodin dedicó al mito de Pigmalión:

El mito de Pigmalión a través de Rodin
‘Pigmalión y Galatea’, de Rodin.

Muy famoso es también el cuadro del francés Jean-Léon Gerome sobre Pigmalión de 1890. En el cuadro podemos ver el momento en el que Galatea cobra vida, gracias a ‘la flecha de amor de Cupido’. Vemos otras esculturas de mujeres, creadas por Pigmalión, su escudo de haber librado batallas como rey, y unas caretas que simbolizan la alegría y la tristeza: los dos efectos posibles de Pigmalión… el triunfo o la derrota.

El cuadro de Pigmalión de Jean-Léon Gerome
‘Pigmalión y Galatea’, de Jean-Léon Gerome (1890)

Pero también óperas, musicales y hasta películas recogen esta historia. Desde ‘El fantasma de la Ópera’ hasta ‘May Fair Lady’ o incluso ‘Pretty Woman‘ (la protagonista consigue una vida mejor gracias a que él cree en ella).

Otros mitos griegos que te sorprenderán

Si te gustó el mito de Pigmalión, prueba a leer también la apasionante historia de estos otros mitos:

  • Orfeo y Eurídice: Tal vez la historia de amor más apasionante. En ella, Orfeo busca la forma de recuperar a su amada, a pesar de tener que pasar una dura prueba. ¿Lo conseguirá? Descúbrelo leyendo su historia.
  • Hefesto: No te pierdas la historia del ‘dios deforme’, que sus propios padres repudiaron. Se convirtió en el herrero más hábil del Olimpo, y se ganó la confianza de todos los dioses.
El mito de Hefesto explicado
Mito de Hefesto en el cuadro de Diego de Velázquez de La fragua de Vulcano
  • Mito de Prometeo: ¿Por qué fue castigado de forma tan cruel Prometeo? Encadenado…el semidiós tenía que soportar cada día que un águila devorara su hígado, para que después se regenerara…

Y recuerda que también puedes escuchar narradas algunas de estas historias mediante podcast. Las encontrarás aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 6

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.