Guión para representar la obra de Shakespeare Romeo y Julieta

‘Romeo y Julieta’ es una de las obras más conocidas de William Shakespeare. Representada de mil maneras, su conocida historia de amor imposible ha traspasado fronteras y ha llegado hasta nuestros días sin perder nada de popularidad. Te ofrecemos un guión adaptado de Romeo y Julieta, para representar como una obra de teatro para niños. ¡Aquí la tienes!

Guión de Romeo y Julieta, de William Shakespeare, como una obra de teatro para niños

Guión d ela obra d eteatro Romeo y Julieta para niños

Aquí tienes una fantástica adaptación de la obra de teatro Romeo y Julieta para niños. Recuerda que dependiendo del número de participantes, siempre podrás adaptar los personajes. Un mismo niño puede hacer varios papeles.

La historia gira en torno a dos enamorados que pertenecen familias enfrentadas: los Capuletos y los Montescos Así, mientras que la bella Julieta es la única hija de los primeros, su enamorado, Romeo, es el único vástago de los Montescos.

Primera escena de la obra de teatro Romeo y Julieta para niños: el baile de máscaras

Participan 8 niños: Narrador, Romeo, Mercutio (amigo de Romeo y Benvolio), Benvolio (primo de Romeo), Teobaldo (primo de Julieta), Julieta, Capuleto (padre de Julieta) y la nodriza de Julieta.

Descripción: Los Capuletos dan una fiesta de disfraces y Romeo acude para ver a una muchacha de la que cree estar enamorado. Sin embargo, allí conoce a Julieta, y su corazón cae rendido de amor ante ella. Le acompañan a la fiesta su primo y su amigo.

…………………………….

Narrador: Hace mucho tiempo, en Verona, Italia, vivían dos familias nobles muy conocidas: los Montescos y los Capuletos. Ambas familias se llevaban tan mal que a menudo se daban peleas entre sus miembros en medio de las calles de Verona…

La única hija de los Capuletos se llamaba Julieta, y el único hijo de los Montescos, Romeo. Ambos se conocieron en una fiesta organizada por la familia de Capuleto. Y aunque Romeo no estaba invitado, quiso ir escondido tras una máscara, para ver de cerca a una joven de la que estaba enamorado, de nombre Rosalina. Le acompañaron su primo Benvolio y su amigo Mercutio, pariente del príncipe de Verona.

Descripción: Varias personas bailan en un amplio salón. Entre ellos, Rosalina y Julieta. Romeo entra en la sala cuando el baile ya ha empezado. junto con su primo y su amigo Mercutio. Todos llevan una máscara.

Romeo: ¡Oh, Mercutio! ¿Ves lo mismo que yo? ¡Qué maravilla de fiesta!

Mercutio (amigo de Romeo): ¡Ya lo creo, amigo! ¡Y qué bellas damas! No debe estar muy lejos tu amada Rosalina.

Romeo: ¿Rosalina, dices? Amigo, creo que mi corazón me había engañado. Acabo de descubrir a la joven más hermosa y mi corazón late con tanta fuerza que temo que se vaya a parar de golpe.

Benvolio (primo de Romeo): ¿A quién te refieres, primo?

Romeo (señalando a Julieta): Aquella bella muchacha que baila con Capuleto…

Teobaldo, primo de Julieta (algo alejado de los tres muchachos, pero mirándoles con descaro): Juraría que esa voz es la de Romeo… Pero no puede ser. No serían capaces de entrar aquí…

(Teobaldo se acerca a su tío, Capuleto)

El odio de Teobaldo hacia Romeo

Teobaldo: Tío, mucho me temo que tenemos un Montesco entre nosotros.

Capuleto: ¿Quién es? ¿Romeo?

Teobaldo: El mismo.

Capuleto: Entonces no hagas nada, no es un joven violento. Es más, hablan de él como un muchacho virtuoso. No quiero terminar con la paz de esta fiesta. Te ruego que lo dejes tranquilo… Solo habrá venido a maravillarse de nuestra hospitalidad.

(Teobaldo se retira lleno de ira y Romeo aprovecha un baile para acercarse a Julieta)

La conversación entre Romeo y Julieta

Romeo: Al fin puedo acercarme, aunque temo que el brillo de esta estrella tan hermosa me ciegue por completo…

Julieta: Tus palabras me llenan de rubor. ¿Quién eres?

Romeo: Alguien que acaba de sentir arder su corazón por vos.

Julieta: Eres un muchacho atrevido…

Romeo: ¿Para qué mentir? ¿Por qué ocultar el sentimiento?

Julieta: Sí… son palabras sabias, propias de un corazón noble.

(Se acerca la nodriza de Julieta)

Nodriza: ¡Julieta! Tu madre te llama. Quiere que vayas inmediatamente.

Julieta: Ya voy, dile que enseguida…

(La nodriza se va)

Julieta: Debo irme.

Romeo: Dime antes tu nombre…

Julieta: Nos veremos. Eso espero.

(Julieta se va y el primo y amigo de Romeo se acercan a él)

La identidad de la misteriosa dama

Benvolio: ¡Qué haces, loco! ¿Sabes quién es ella?

Romeo: Ojalá lo supiera. ¿Sabes tú su nombre?

Benvolio: Lo acabo de averiguar…

Mercutio: Olvídala pronto, Romeo…

Romeo: ¡Decidme el nombre!

Benvolio: ¡Es Julieta! ¡La hija de nuestro enemigo!

Romeo: ¡No!

(Romeo sale abatido del baile. Julieta conversa con su nodriza)

El misterioso joven que bailaba con Julieta

Julieta: Por favor, Nana, decidme… ¿quién ese ese joven con el que estaba yo hablando?

Nodriza: Ay, hijita… ¿No te habrás enamorado? ¡Dime que no!

Julieta: Nana, no sé qué me sucede… Siento algo extraño en mi corazón… Y cuando estaba a su lado, no podía dejar de temblar.

Nodriza: Julieta, olvida a ese joven, porque es peligroso. He oído a tu primo decir que es Romeo, el hijo de los Montesco.

Julieta: Romeo… ¡qué hermoso nombre!

Nodriza: ¿No me escuchaste? ¡Debes olvidarle! ¡Es un Montesco!

Julieta: Ay, Nana, no puedo… no puedo…

(Julieta se retira junto a su nodriza de la fiesta)

Segunda escena de Romeo y Julieta para niños: la escena del balcón y la boda de los amantes

Participan 2 niños: Romeo y Julieta.

Descripción: Romeo una vez terminada la fiesta, se esconde cerca de la ventana de Julieta y después sale para declararle su amor.

………………………………………

Narrador: La fiesta ha terminado, pero Romeo despista a sus acompañantes para buscar la ventana de la habitación de Julieta. Consigue trepar una tapia y llegar hasta el balcón de Julieta para declararle su amor.

Julieta (desde la ventana, habla sin saber que Romeo está cerca escondido): Romeo, Romeo… ¿Por qué tienes que ser tú? Por favor, si me amas, reniega de tu nombre.

Romeo (hablando para sí): Oh, ¿qué hago? ¿Hablo o sigo escuchando?

Julieta: No eres tú mi enemigo. Ni tu nombre, Romeo. Es tu apellido. ¡Deshazte de tu apellido, Romeo! No dejarás de ser tú…

Las palabras de Romeo a Julieta

Romeo (al fin sale de su escondite): Julieta, si dices que me amas, no me importará cambiar de nombre. Dejaré de ser Romeo y seré quien tú quieras.

Julieta (asustada): ¡Oh! ¿Eres tú, Romeo? ¡No puedes estar aquí! Si te descubre alguien de mi familia, ¡te matará! Romeo, escapa, por favor, y piensa en el amor que nos une. Si mañana sigues sintiendo lo mismo, manda un mensajero, alguien de tu confianza, con el lugar y hora acordados para casarnos.

Romeo: De acuerdo, así lo haré. Tendrás tu mensaje. Lo traerá mi buen amigo Fray Lorenzo, quien tan bien conocéis en vuestra familia. Él puede casarnos en secreto.

Narrador: Y así fue, cómo, al día siguiente, Julieta recibió el recado de manos de Fray Lorenzo, quien confiaba que con aquel enlace las dos familias dejaran de odiarse tanto.

El mensaje se lo entregó a Julieta su nodriza, la única que conocía su historia de amor. Al día siguiente, Romeo y Julieta se casaron, en una pequeña capilla del convento de Fray Lorenzo.

Romeo: Al fin podemos amarnos libremente…

Julieta: Ya nadie podrá separarnos…

Tercera escena de Romeo y Julieta: el terrible altercado entre Capuletos y Montescos

Participan 6 niños: Teobaldo (primo de Julieta), junto con dos acompañantes, Benvolio (primo de Romeo), Mercutio (amigo de Romeo) y Romeo.

Descripción: Benvolio y Mercutio se encuentran en la calle con Teobaldo y dos Capuletos más. Se produce un enfrentamiento verbal, hasta que aparece Romeo, que acaba de casarse con Julieta… Primero muere su amigo Mercutio, y después Romeo mata a Teobaldo, el primo de Julieta.

……………………………..

Narrador: Romeo y Julieta se acaban de casar, y Romeo sale muy contento del convento, pero se encuentra a mitad de camino con su primo y su amigo, que están discutiendo con el primo de Julieta y dos Capuletos más. Tras una batalla con espadas, Romeo mata a Teobaldo, primo de Julieta.

Mercutio (hablando con Benvolio): ¡Menudo día tan caluroso hace! Lo único que necesitaba para que me hirviera la sangre. Bueno, solo faltaría un encuentro con los Capuletos…

Benvolio: No tientes a la suerte, amigo, que me han dicho que hoy salieron y suelen cruzar estas calles…

El encuentro entre las dos familias rivales

(En ese momento aparece Teobaldo con dos más)

Benvolio: ¿Qué te dije?

Mercutio: Pues mejor, ¡que empiece la fiesta!

Teobaldo: No sé de qué fiesta hablas… ¿de aquella a la que te colaste el otro día?

Mercutio: Despacito, caballero, que yo no me colé en ningún sitio. Olvidaron invitarme…

Teobaldo: No tienen vergüenza.

Mercutio: ¡Ninguna!

(Aparece Romeo, muy feliz)

La pelea que termina en tragedia

Teobaldo: ¡Te has librado porque llega el que esperaba! ¡Aquí está mi contrincante! ¡Aquí, Romeo! ¿Serás despreciable?

Romeo: Teobaldo, no sé qué te pasa. Yo en cambio siento hasta cariño por ti. Sea lo que sea, te perdono. No hay más que hablar, ¡adiós!

Teobaldo: ¡No vas a ninguna parte! ¡Debes saldar el agravio!

Romeo: No sé de qué agravio hablas. Debes saber que hoy te quiero incluso más, y ya sabrás la razón muy pronto.

Mercutio: Pero Romeo, ¿qué dices? ¿Vas a dejar que te humillen de esta manera? Está bien, lucha conmigo, Teobaldo (Mercutio saca la espada).

Teobaldo: No te quiero a ti, pero si insistes… (Teobaldo saca la espada).

Romeo: ¡Detente, Mercutio! ¡No hagas locuras! El príncipe de Verona prohibió los duelos de espada en las calles… ¿no vais a respetarlo? ¡Deteneros!

(Teobaldo y Mercutio luchan. Romeo intenta separarles y por debajo de su brazo, Teobaldo hiere a Mercutio, que cae en brazos de Romeo. Teobaldo huye)

Mercutio: Ay, amigo, me hirieron…

Romeo: Tranquilo, no es grave.

Mercutio: Lo peor de todo es que ni le di… (dice intentando bromear, pero con mucho esfuerzo)

Romeo: No malgastes tus fuerzas, amigo.

Mercutio: Mejor aprovechar mis últimos momentos. ¡Malditos Capuletos! Me temo que mañana ya no podré hablar, así que aprovecho mis últimos instantes… (Mercutio muere en brazos de Romeo).

Romeo: ¡No! ¡Mercutio! ¡Ah! ¡Juro vengar tu muerte!

Y al fin Romeo se venga

(Romeo corre y encuentra a Teobaldo)

Romeo: ¡Vuelve, Teobaldo! ¡Te dejaste el plato fuerte!

Teobaldo: ¿Aún quieres más? (Saca la espada)

Romeo: Lo que quiero es vengar la muerte de mi amigo.

(Ambos luchan y Romeo mata a Teobaldo. Llega Benvolio)

Benvolio: ¡Oh, no! ¡Romeo! ¡Debes huir de aquí! ¡Los Capuleto querrán matarte!

(Romeo sale corriendo)

Narrador: Mercutio era sobrino del príncipe de Verona. Al conocer lo que había pasado, perdonó la vida a Romeo, pero le castigó al destierro. Romeo estaba condenado a alejarse de Verona y también de su amada Julieta.

Cuarta escena de la obra de Shakespeare Romeo y Julieta: el plan de Fray Lorenzo

Participan: 2 niños (Julieta y Fray Lorenzo)

Descripción: Julieta acude a la celda de Fray Lorenzo para explicarle el tormento que vive: su amado Romeo se despidió de ella antes del destierro y su padre la obliga a casarse con el Conde Paris. Fray Lorenzo le cuenta que tiene un plan para que la pareja recién casada vuelva a estar junta.

……………..

Julieta (hablando con Fray Lorenzo): Padre, tiene que ayudarme… Mi esposo ha sido desterrado. Ayer mismo se despidió de mí en el mismo balcón en el que me declaró su amor. Y hoy mi padre anuncia que debo casarme con el Conde Paris…

Fray Lorenzo: No temas, tengo una idea. Si mi plan sale bien, pronto estaréis juntos de nuevo: toma esta pócima (le entrega un frasco a Julieta). Debes beberla la noche antes de la boda. Al amanecer, todos creerán que has muerto, pues estarás fría y pálida como la muerte. Pero en realidad estarás dormida…

Te llevarán al cementerio de los Capuletos, y allí esperará Romeo, a quien mandaré el mensaje. Cuando despiertes, te irás con él a Mantua.

Julieta: Señor, ¡dame fuerzas!

Narrador (mientras Julieta escenifica cómo se toma el veneno y parece morir, vestida de novia): Julieta hizo lo que Fray Lorenzo le dijo, y en la noche anterior a la boda, se tomó el veneno.

Todos pensaron que estaba muerta y la llevaron hasta el cementerio de los Capuletos, pero Romeo no había recibido la carta que le envió Fray Lorenzo, porque el mensajero no llegó a tiempo.

Última escena de Romeo y Julieta: el desenlace final

Participan 5 niños: Romeo, el Conde Paris, Julieta, y dos niños más.

Descripción: Romeo encuentra a Julieta tendida en el cementerio y piensa que está muerta, así que decide darse muerte. Cuando Julieta despierta, al ver que Romeo ha muerto, se quita la vida.

……………..

Narrador: Romeo recibe la fatal noticia de la muerte de Julieta. Desesperado, compra un veneno y decide ir junto a ella para descansar para siempre a su lado.

Romeo (junto a Julieta que está como muerta): Oh, Julieta, ¿por qué me has dejado tan pronto? Yo no puedo vivir sin ti. Espérame, que voy contigo…

(Entra el Conde Paris)

Conde Paris: Pero… ¿qué ven mis ojos? ¡Es Romeo!

Romeo: Deja que termine de una vez por todas.

Conde Paris: De eso nada, eres un forajido, y debo detenerte (saca la espada y empiezan a luchar. Romeo hiere al Conde).

Conde Paris: Muerto soy.

Romeo: Yo no quise… te pusiste en mi camino. Ahora deja que termine lo que vine a hacer…

El doloroso final de un amor imposible

(Romeo bebe el veneno y muere junto a Julieta. En ese momento, Julieta despierta).

Julieta: ¿Romeo? ¡Romeo! ¿Qué te pasa, Romeo? ¿Por qué no despiertas? ¡Oh! ¡Estás muerto! ¡Y no me dejaste ni una gota de veneno! Espérame entonces, amado mío, espérame y estaré junto a ti para siempre…

(Julieta agarra la daga de Romeo y se mata. Cae sobre el cuerpo de Romeo. Una vez que ha muerto, llega el paje del Conde Paris y el príncipe de Verona y contemplan la escena con horror).

Narrador: Muerta la pareja de enamorados, las dos familias, los Montescos y los Capuletos, se reconciliaron, unidos por el dolor. Y nunca más volvieron a pelearse en Verona.

Author

Estefanía Esteban es periodista y escritora de literatura infantil. Ha publicado el libro 'Cebricornio' con la editorial Babidibú.

3 Comments

  1. muchísimas gracias por este texto. Mis niños de 11 años están ensayando.

TU COMENTARIO