Guion para interpretar por niños de primaria la fábula de Esopo

Te ofrecemos ‘La cigarra y la hormiga’ en obra de teatro para niños, una fábula que nos habla de la necesidad de esforzarse y ser precavido para no tener que pasar problemas en un futuro cercano. Fantástico guion para ser interpretada por niños de primaria.

Guion para interpretar La cigarra y la hormiga en obra de teatro por niños de primaria

Obra de teatro de La cigarra y la hormiga
‘La cigarra y la hormiga’ en obra de teatro para niños

Aquí encontrarás un guion original para interpretar la fábula de La cigarra y la hormiga en obra de teatro. Ideal para niños de primaria. Ya sabes que puedes adaptar la obra para introducir algún personaje más.

Primer acto de La cigarra y la hormiga en obra de teatro para niños

Descripción: durante una calurosa jornada de verano, la hormiga trabaja sin cesar recogiendo granos de maíz y pequeñas hojas, mientras una cigarra descansa y canturrea a la sombra de un árbol. La cigarra le recriminará a la hormiga trabajar tanto, mientras que ésta le advertirá a la cigarra de lo que puede sucederle en invierno.

Personajes: La cigarra, la hormiga, una mariposa y un ciempiés.

……………………………………………

(Sobre el escenario, la hormiga recoge granos de maíz y hojas mientras la cigarra permanece tumbada al lado de un árbol. Un ciempiés anda de un lado a otro y una mariposa revolotea por el escenario)

Cigarra (canturreando): La la laaa… qué día tan espléndido… la la laaa… Qué felicidaaad … la la laaa…mira qué tonta la hormiga… la la laa…. que viene y va sin descansaaaarrr

Hormiga: ¿Quieres dejar de cantar ya esa estúpida canción? ¡Me desconcentras!

Cigarra: Uy, cuidado, no sea que su majestad la reina de las hormigas se deje un trocito de maíz sin recoger… ¿Para qué quieres tantos? ¡Si debes de tener mil!

Hormiga: Bueno, concretamente tengo.. umm… un millón quinientos seis mil doscientos veintinueve….

Ciempiés: Treinta…

Hormiga: ¿Qué?

Cigarra: ¿Qué?

Ciempiés: Treinta.

Hormiga: ¿Treinta qué?

Cigarra: Eso, eso, ¿treinta qué?

Ciempiés: Que has dicho que tienes un millón quinientos seis mil doscientos veintinueve granos de maíz y en realidad tienes un millón quinientos seis mil doscientos treinta. Los he contado.

Hormiga: Ah… ¡pues eso! ¡Treinta!

Cigarra: Oh, ¡me estresáis! ¿No puedes, hormiga, disfrutar de este día tan maravilloso sentada bajo un árbol a la sombra de sus ramas? ¿No sabes la felicidad que se siente al no hacer nada?

Hormiga: Tú sigue ahí, cigarra, que cuando llegue el invierno y te pille sin alimento, vendrás a suplicarme y yo no te daré nada.

Mariposa: Uy, uy, uy… ¡Cuidado, cigarra, que la hormiga se enfada!

Cigarra: Yo no voy a suplicarte nada, hormiga… Ya me buscaré la vida. ¡Carpe díem! Hay que vivir el momento… ¿verdad, mariposa? Que la vida es un suspiro. Y mañana… ¡ya se verá!

Hormiga: Pues ya se verá, sí, ya se verá.

Segundo acto de la obra de teatro de la fábula La cigarra y la hormiga

Descripción: llega el invierno y con él la nieve y el viento. No hay apenas alimentos y la cigarra tiene mucha hambre. Irá a pedir ayuda a la hormiga, que descansa plácidamente en su casa.

Personajes: la cigarra, una ardilla y la hormiga.

………………………………………

(Hace frío, la cigarra tirita en el escenario junto a una ardilla y más alejada, la hormiga, se calienta en su casa junto a una chimenea, mientras come unos pedacitos de maíz).

Cigarra: Brrrrrr… brrr…. ¡Pero qué frío! Oye, amiga ardilla, ¿tú no tendrás algo de comer para mí? ¡Me mueeeero de hambre!

Ardilla: Que va, más quisiera yo… Llevo buscando bellotas todo el día y he tenido que conformarme con una hoja de arce. ¡Tengo mucho hambre!

Cigarra: Ay, qué poco me gusta el invierno, y qué hambre tengo… Pero, ¡espera! Tal vez a mi amiga la hormiga le sobre algo de maíz… tenía muchos granos. ¡Durante el verano estuvo venga a recoger granos y más granos! Iré a hacerle una visita.

Ardilla: pues si te da algo, acuérdate de mí, que yo tampoco tengo apenas nada para comer…

Cigarra: Lo haré, ardilla… ¡Hasta pronto!

(La cigarra se acerca a la casa de la hormiga y llama a la puerta)

Hormiga: ¿Quién llama?

Cigarra: tu amiga la cigarra

Hormiga: ¿Amiga? ¿La misma que se burlaba tanto de mí en verano?

Cigarra: Nooo… ¿Burlarme yo? Te diría cosas con cariño, ya sabes… ¿Puedo pasar? ¡Tengo mucho frío!

Hormiga: Anda, pasa.

(La cigarra entra a la casa de la hormiga)

Cigarra: ¡Qué bien estás aquí, hormiga! ¡Siempre fuiste la más lista!

Hormiga: Sí, estoy fenomenal.

Cigarra: Y ya vero que tienes maíz de sobra… ¡Si es que eres tan previsora! ¡Que envidia me das!

La petición de la cigarra

Hormiga: Y bien, ¿qué quieres, cigarra?

Cigarra: Bueno, vine a hacerte una visita porque te echaba de menos, pero ya que preguntas… ¿no tendrías un poco de maíz para mí y para una ardillita que dejé fuera en el camino?

Hormiga: ¡Ajá! ¡Te lo dije! ¿Qué te dije yo en verano? Que vendrías a pedirme comida… Pues no pienso darte ni un solo grano de maíz. Te advertí y no me hiciste caso.

Cigarra: Por favor, hormiga, me muero de hambre. No hay comida ahí fuera…

Hormiga: No me vas a dar pena…

Cigarra: Si es por la leccion que debía aprender, ya la aprendí. Pero no me castigues más, hormiga. Te prometo que el verano que viene trabajaré yo también…

Hormiga: Mira, no sé si fiarme de ti, pero al fin y al cabo, tengo un corazón bondadoso. Anda, quédate unos días y compartiré mi maíz. Pero a cambio quiero que cantes para mí… ¡cantas muy bien!

Cigarra: Faltaría más, hormiga. Tengo un gran repertorio preparado… Canciones a cambio de maíz… ¡me gusta el trato!

Hormiga: Pero solo por esta vez…

Cigarra: Palabrita.

(La cigarra comienza a canturrear y se cierra el telón)

(Guión original escrito por Estefanía Esteban)

Otras obras de teatro para niños fabulosas

¿Buscas más guiones de obras de teatro para niños? Aquí tienes algún otro… ¡descúbrelos!

El señor, el niño y el burro: esta divertidísima obra de teatro para niños además esconde una buena moraleja. ¿Quieres descubrirla?

El zapatero y la brujas: otra divertida obra de teatro que además puede ser interpretada por niños pequeños. ¡Prepárate para reír un buen rato!

Pedro y el lobo: otra fábula versionada para que pueda ser interpretada mediante una obra de teatro infantil. Con una moraleja muy buena sobre las consecuencias de las mentiras. ¿La conoces?

Author

Estefanía Esteban es periodista y escritora de literatura infantil. Ha publicado el libro 'Cebricornio' con la editorial Babidibú.

TU COMENTARIO