Fantásticos haikus del poeta mexicano para los niños

¿Alguna vez leíste las poesías cortas para niños de José Juan Tablada? Este poeta, periodista y escritor mexicano (1871-1945) dejó para los niños numerosos poemas de apenas unos versos, al estilo de los haikus japoneses, con los que poder soñar y divertirse, así como incentivar el amor por la poesía y la literatura. Disfruta con todos ellos junto a tu hijo.

Las mejores poesías cortas para niños de José Juan Tablada

Haikus de José Juan Tablada

Muchos consideran que José Juan Tablada fue el precursor del modernismo en México. También la persona que introdujo el haiku y los haikais (arte poético japonés). Pero sus escritos no solo estaban dirigidos al público adulto. También dejó algunas joyas maravillosas para el público infantil. Aquí tienes algunas de sus poesías cortas. En esta ocasión, te proponemos jugar con poemas del haikus compuestos por el poeta:

1. El mono:

‘El pequeño mono me mira…

¡Quiere decirme algo

que se le olvida!’

2. Los sapos:

‘Trozos de barro,

por la senda en penumbra,

saltan los sapos…’

3. Los gansos:

‘Por nada los gansos

tocan alarma

en sus trompetas de barro’.

4. La araña:

‘Recorriendo su tela

esta luna clarísima

tiene a la araña en vela’.

5. El sauz (sauce):

‘Tierno sauz,

casi otro, casi ámbar,

casi luz…’.

Otros cinco haikus de José Juan Tablada para niños

6. El hongo:

‘Parece la sombrilla

este hongo policromo

de un sapo japonista’.

7. Nocturna mariposa:

¡Devuelva a la desnuda rama,

nocturna mariposa,

las hojas secas de tus alas!

8. La luna:

‘Es mar la noche negra;

la nube es una concha;

la luna es una perla’.

9. El murciélago:

‘¿Los vuelos de la golondrina

ensaya en la sombra el murciélago

para luego volar de día …?’.

10. La tortuga:

‘Aunque jamás se muda,

a tumbos, como carro de mudanzas,

va por la senda la tortuga‘.

Cinco haikus más del poeta mexicano para los niños

11. Los ruiseñores

‘Plata y perlas de luna hechas canciones

Oíd: en la caja de música

del kiosko de los ruiseñores’.

12. La buganvilia:

La noche anticipa

y de pronto arde en el crepúsculo

la pirotecnia de la buganvilia’.

13. El cisne:

‘ Al lago, al silencio, a la sombra,

todo candor el cisne

con el cuello interroga’.

14. La garza:

‘Clavada en la saeta

de su pico y sus patas,

la garza vuela’.

15. Las avispas:

‘Como en el blanco las flechas

se clavan en el avispero

las avispas que regresan’.

Cómo utilizar estas poesías con los niños

Esta selección recoge en realidad los mejores haikus del poeta mexicano José Juan Tablada, que experimentó con el arte japonés de hacer poesías de tan solo tres versos. Fue por lo visto tras un viaje a Japón que hizo en el año 1900 cuando se enamoró de esta forma de crear poemas. Puedes usarlos con tu hijo para intentar encontrar los símiles y metáforas que el poeta usa en cada uno de ellos.

En la mayoría de los casos, los haikus no son más que una descripción unida a una emoción o imagen que algún aspecto de la Naturaleza dejó en el poeta: la blanca luz de la luna sobre la tela de araña, el lento pero seguro caminar de la tortuga…

Y cómo no, también podéis intentar crear vuestros propios haikus. Las cormas son estas:

1. El haiku es un poema de tres versos.

2. Cada verso del haiku debe tener una serie de sílabas. En realidad se forman con una serie de 5-7-5. Es decir, que el primer verso debería tener cinco sílabas, el siguiente siete y el tercero cinco de nuevo, aunque como ves, José Juan Tablada no respetaba este punto. Pues crear haikus de tres versos sin tener tanto en cuenta el número de sílabas si te resulta difícil, aunque es un buen ejercicio para los niños ya que les ayuda a separar las palabras en sílabas.

3. Los haikus describen aspectos de la Naturaleza: algo que les llama la atención de los animales y las plantas. ¿Lo intentas?

Tal vez también te interese...

TU COMENTARIO