Leyenda del árbol de Navidad para leer con los niños

¿Conoces la leyenda del árbol de Navidad? Es una leyenda popular alemana que explica por qué cada año ponemos un gran abeto y lo decoramos con adornos muy llamativos por estas fechas.

Existen varias versiones de la historia, aunque todas nombran al misterioso niño que visita un humilde hogar durante una fría noche… Pero no adelantamos más. Aquí tienes esta preciosa leyenda navideña que nos habla sobre todo, de caridad.

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS Y MEDIO

La preciosa leyenda del árbol de Navidad

La leyenda del árbol de Navidad para niños
Leyenda del árbol de Navidad

Cuentan que hace mucho, pero que mucho tiempo, durante una fría noche de diciembre, unos niños se calentaban frente a la chimenea de su humilde hogar. Vivían con sus padres en una pequeña cabaña en medio de la montaña, y sobrevivían gracias a la madera que su padre podía vender.

Era 24 de diciembre, y los niños escucharon de pronto el sonido de alguien que llamaba con suavidad a la puerta. Corrieron a abrir y se encontraron con un pequeño niño que andaba sin zapatos por la nieve, con una simple túnica andrajosa. Tiritaba, estaba muerto de frío y hambre.

Los pequeños, conmovidos, le invitaron a entrar.

– Tienes que acercarte mucho a la chimenea para calentarte- dijo uno de los niños.

– Yo te traeré mi abrigo y mis zapatos– dijo el otro, a pesar de saber que no tenía más…

Uno de los hermanos fue a la cocina y encontró un trozo de pan que su madre guardaba para el desayuno. No dudó en dárselo a su invitado.

El niño recién llegado era muy callado, apenas hablaba, pero miraba con dulzura y agradecimiento.

– Te prepararé una cama junto al fuego- dijo uno de los niños. Y arrancó de su cama la manta para hacer con ella un cómodo y cálido colchón para el recién llegado. Después, todos se fueron a dormir.

El milagro de la leyenda del árbol de Navidad

Al día siguiente, un dulce sonido despertó a los dos hermanos y a sus padres. Era la música celestial de un coro de arpas y trompetas. Fueron al salón, y los pequeños vieron que su invitado ya no estaba.

Al mirar por la ventana, vieron acercarse a un grupo de niños que brillaban como las estrellas. Tocaban instrumentos de música, cantaban y bailaban.

Entre ellos, caminaba hacia la cabaña el mismo niño que les pidió cobijo la noche anterior, pero ya no vestía harapos, sino finas ropas bordadas con hilos de oro y plata. El niño llegó a la cabaña y dijo a los hermanos:

– Tuve frío y me disteis cobijo. Tuve hambre y me disteis de comer. Fuisteis caritativos conmigo, a pesar de no tener nada.

El niño tenía en la mano una pequeña rama de un abeto, que había cortado de un árbol en el bosque. La plantó junto a la casa y de pronto, la rama creció y creció, hasta convertirse en un frondoso abeto. De las ramas comenzaron a crecer manzanas, nueces, alimentos de todo tipo, y algún que otro juguete.

– Es mi agradecimiento a vuestro buen corazón- dijo el niño mientras se alejaba, rodeada por el grupo de ángeles que seguían tocando y cantando a su lado.

– Sin duda, era el niño Jesús– dijeron los padres de los dos niños.

A partir de entonces, se extendió la tradición de decorar un árbol en Navidad, para recordar aquella visita y el mensaje que el niño Jesús nos dejó.

Valores que puedes trabajar con la leyenda del árbol de Navidad

Utiliza esta preciosa leyenda del árbol de Navidad para reflexionar sobre:

  • La caridad.
  • El valor de la gratitud.
  • El mensaje de la Navidad.
  • La empatía.

Reflexiones sobre la leyenda del árbol de Navidad para niños

Esta preciosa leyenda del árbol de Navidad cuenta con más versiones, aunque muy similares. En todas ellas, el mensaje principal es el mismo, y nos habla de bondad, caridad y gratitud.

  • La caridad que nace del corazón: Los dos hermanos de esta leyenda del árbol de Navidad son la representación de la caridad, un valor esencial que nace directamente de la bondad y la empatía. Los pequeños, al ver al niño con frío y hambre, no dudaron en darle todo lo que necesitaba, sin pensar que ellos se quedarían sin ropa y alimentos. Pensaron que el pequeño lo necesitaba más, porque había andado descalzo por la nieve y no había comido en mucho tiempo.
  • El auténtico mensaje de la Navidad: El valor esencial que movió a los niños a compartir lo que tenían con el pequeño desconocido, es en realidad el principal mensaje de la Navidad. Más allá de las luces, los regalos y las copiosas cenas familiares, esta leyenda del árbol de Navidad nos recuerda que es la caridad, la bondad y la generosidad, los valores que deben imperar estos días sobre todo lo demás.

Más reflexiones sobre esta preciosa leyenda alemana

  • Las recompensas a la bondad: Sí, aunque pensemos que no siempre es así, la bondad a la larga tiene recompensas. No solo tienen que ver con la felicidad que se siente al ayudar a otros. Las personas a las que ayudamos de forma sincera, y sin pedir nada a cambio, suelen manifestar su gratitud recompensando nuestros actos. Es lo que sucede en esta leyenda del árbol de Navidad. El niño Jesús, conmovido ante el buen corazón de los dos hermanos, les regala un árbol repleto de alimentos y juguetes. Todo lo que se merecen al haber entregado lo poco que tenían.
  • Una preciosa leyenda: Ahora ya sabes por qué decoramos un árbol cada Navidad, a veces, con nueces y manzanas, un gesto que recuerda esta preciosa historia. En realidad, el árbol de Navidad simboliza los valores esenciales de los que hemos hablado, y que son además el principal pilar de la Navidad, los valores que Jesús proclamó durante toda su vida.

Otras preciosas leyendas de Navidad para niños y mayores

¿Te gustó la leyenda del árbol de Navidad? Existen muchas otras leyendas navideñas tan hermosas como esta. ¡Aquí tienes algún ejemplo!

  • El buey hermoso: Cada año, colocamos con mucho cariño el belén de Navidad en nuestros hogares, y entre las figuras del pesebre, siempre buscamos un buen lugar para el buey. Pero este animal tiene además una bella historia. Descúbrela aquí.
  • La estrella de la Navidad: Si te gustó la leyenda del árbol de Navidad, ya verás cuando descubras la de la estrella del portal de Belén. Es una preciosa historia que nos habla de bondad y generosidad. Te la contamos.
La preciosa historia de La estrella de Belén para leer en Navidad
La leyenda de la estrella de Navidad
  • Los calcetines de Santa Claus: ¿Sabes por qué cada año colocamos un calcetín muy grande junto al árbol de Navidad para que Santa Claus deje ahí los regalos? Pues esta historia nos lo explica.

Y si te apetece escuchar relatos navideños narrados, encontrarás una gran selección aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *