Las tres hojas de la serpiente. Cuento sobre la traición y su castigo

Este cuento, ‘Las tres hojas de la serpiente’, es un cuento de los hermanos Grimm, repleto de aventuras y con muchos mensajes relacionados con valores como la lealtad, la generosidad o la bondad. Por contra, se anteponen los contravalores de la traición y la deslealtad. Por supuesto, no se libran de sus consecuencias y castigos. Un cuento dirigido a niños más mayores, adolescentes y adultos.

TIEMPO DE LECTURA: 6 MINUTOS

El cuento de los hermanos Grimm Las tres hojas de la serpiente

Las tres hojas de la serpiente, cuento de los hermanos Grimm
Cuento de ‘Las tres hojas de la serpiente’

Tenía un hombre muy pobre un hijo ya mayor al que apenas podía mantener. Él, al darse cuenta de la situación, decidió dejar la casa de su padre y buscarse la vida. Marchó y se alistó en el ejército del rey, que libraba en ese momento una batalla contra un reino enemigo. La batalla fue tan dura, que los hombres del rey comenzaron a huir, pero él les dijo:

– ¡Atrás! ¿Dónde vais? ¡Tenemos que luchar por nuestro reino!

Comandó él mismo el batallón y consiguió derrotar al enemigo. El rey, al enterarse, le mandó llamar. Quería conocerlo y ofrecerle una recompensa.

Pero el rey tenía una hija muy hermosa pero muy caprichosa, que se quedó prendada del joven guerrero en cuanto le vio. Hizo todo lo posible por conquistar al joven, y lo consiguió. Sin embargo, la princesa exigía al casarse algo que había ‘espantado’ antes a muchos otros pretendientes. Si ella moría, su marido debía encerrarse con ella en la cripta y morir a su lado. Se comprometía a hacer lo mismo si él moría antes que ella.

El joven estaba tan enamorado que accedió, y se casó con la princesa. Durante un tiempo fueron muy felices, hasta que ella enfermó y murió. Recordando lo que había prometido, y a pesar de que no quería morir, el joven se preparó para acompañar a su mujer a la cripta.

Le encerraron con ella, dejando a su lado cuatro hogazas de pan y cuatro botellas de vino. Cuando se acabaran, moriría de hambre y sed. El joven comía un trocito de pan al día y bebía un solo sorbo de vino, para intentar aguantar lo máximo posible.

El misterio de las tres hojas de la serpiente

Un día, de un agujero de la pared salió una serpiente. Al acercarse al cuerpo de su mujer, él sacó la espada y la cortó en tres trozos. De pronto, salió otra serpiente del mismo lugar. Al ver a su compañera despedazada, entró de nuevo en aquel agujero y regresó con tres hojas. Las colocó sobre los trozos de la serpiente muerta y de pronto, sus trozos se unieron y la serpiente recobró la vida. Ambas se alejaron de allí.

El joven pensó que tal vez esas hojas podrían hacer lo mismo con su amada esposa, así que las puso con cuidado sobre sus ojos y su boca. Al instante, ella recobró la vida.

– ¿Dónde estoy? ¿Qué hago aquí?- preguntó ella algo aturdida.

Él se lo contó todo, y fueron hasta la puerta de la cripta para gritar auxilio. Los guardias oyeron los gritos y acudieron en su ayuda.

El rey no podía creer aquella historia, y solo podía estar eternamente agradecido a aquel joven que había conseguido regresar a la vida a su hija. Pero ella no era la misma. De pronto, había dejado de amar a su esposo.

El joven decidió un día viajar hasta su antiguo hogar para visitar a su padre enfermo. Le acompañaba su mujer, y partieron en un barco comandado por un apuesto matrón. Ella se dejó llevar de nuevo por el capricho y se enamoró de él.

– Debemos deshacernos de mi marido- le dijo un día- Tengo un plan: esta noche le daremos un golpe y le arrojaremos al mar. Después, volveremos al reino y le comunicaré a mi padre que deseo casarme contigo.

Las tres hojas de la serpiente y el plan fallido de la princesa

Y así hicieron: con una piedra, dieron un golpe al joven y entre los dos, lo lanzaron al mar para que se ahogara. Lo que no sabían es que el criado del joven príncipe, que guardaba las tres hojas de la serpiente que su amo le dio por si alguna vez las necesitaban, lo vio todo.

Soltó una pequeña barca y se tiró al mar en busca del cuerpo de su amo. Se había ahogado, pero usó las tres hojas de la serpiente y al momento recobró la vida.

Decidieron contar lo ocurrido al rey, y remaron con fuerza para llegar antes que la embarcación. El rey se extrañó al verlos, y ellos le contaron todo lo que había pasado.

– ¡No puedo creer que mi hija haya hecho algo así! Pero la verdad saldrá pronto a la luz…

El rey escondió en una habitación al príncipe y su criado y en poco llegó su hija, con una falsa cara compungida y acompañada por su nuevo amor.

– Padre, qué tristeza la mía… mi marido enfermó y murió…

El rey, enfadado, le dijo:

– Tu marido estuvo a punto de morir en la cripta por ti. Estaba dispuesto a darte su vida, pero consiguió devolverte la tuya. ¿Así se lo pagas? ¿Intentando matarlo?

Entonces, mandó salir de la habitación anexa al príncipe y su criado. Una vez descubierta, la princesa imploró perdón, pero su padre decidió castigarla, expulsándola del reino. Ordenó que la dejaran junto al patrón del barco en un pequeño bote, en medio del mar y a merced del destino. Nunca más volvieron a verlos.

Qué temas puedes trabajar con Las tres hojas de la serpiente

Utiliza este cuento de los hermanos Grimm, Las tres hojas de la serpiente, para hablar de:

  • El amor frente al capricho.
  • La lealtad y las promesas.
  • Los castigos a la maldad.
  • El coraje y valentía.

Reflexiones sobre el cuento Las tres hojas de la serpiente

No es lo mismo amar que encapricharse. El verdadero amor es leal y bondadoso. Jamás buscaría hacer el daño al otro:

  • El capricho de la princesa: En esta historia de las tres hojas de la serpiente, la princesa confunde el amor con el capricho. De ahí que al cabo de un tiempo de estar casada con el joven guerrero, pierda ese ‘enamoramiento’ y vuelva a encapricharse de otra persona. El amor no se desvanece tan fácilmente, más aún si la otra persona se sacrifica hasta el punto de estar dispuesto a entregar su vida por amor. En esta historia, el joven sí representa las cualidades del amor verdadero, de lealtad, generosidad y sacrificio.
  • La verdad siempre sale a la luz: Aunque la princesa intentó ocultar que había matado a su marido, al final la verdad terminó ‘desmoronando’ su plan. Las mentiras no se mantienen eternamente. Al final, la verdad siempre termina saliendo a la luz.

«La vida nos exige el valor de vivir sin miedo a pesar de los peligros que conlleva»

(Reflexiones sobre ‘Las tres hojas de la serpiente’)

Más reflexiones sobre el cuento Las tres hojas de la serpiente

  • Una segunda oportunidad: Tal vez las tres hojas de la serpiente sean en sí una metáfora sobre las segundas oportunidades que a veces nos da la vida. Es normal que cometamos errores, pero en la mayoría de los casos se nos ofrece una oportunidad para enmendarlos. La princesa tuvo la suya, y la desaprovechó. El príncipe en cambio tuvo una segunda oportunidad para desvelar las oscuras intenciones de la princesa y sacar a la luz la verdad.
  • La valentía del joven guerrero: En ‘Las tres hojas de la serpiente’, nuestro joven protagonista encarna los valores esenciales que nos hacen mejores. La bondad, el sacrificio, el esfuerzo, la lealtad... y el coraje. No teme abandonar la comodidad de la casa de su padre para que él pueda vivir mejor, ni enfrentarse a una difícil batalla si es su deber. No duda en amar sin miedo a una mujer caprichosa a pesar del terrible requisito que impone. Es valiente y no le teme a la vida ni a los obstáculos que le pongan delante. En eso consiste precisamente, en vivir sin miedo a pesar de todos los peligros que conlleva la vida.

Otros cuentos de los hermanos Grimm para niños

¿Te gustó el cuento de Las tres hojas de la serpiente? Prueba a descubrir también estos otros:

  • Los siete cuervos: Una historia del vínculo entre hermanos, sobre una curiosa ‘transformación’ de doce hermanos en cuervos…
  • Las doce princesas bailarinas: ¿Qué misterio ocultan estas hermanas bailarinas? Cada mañana sus zapatos están gastados. ¿Dónde van a bailar sin que nadie las pueda ver?
Las doce princesas bailarinas, un cuento infantil de los hermanos Grimm
El cuento infantil de Las doce princesas bailarinas
  • El zapatero y los duendes: Un anciano y trabajador zapatero de pronto se encuentra al borde de la ruina. Pero una noche recibe una inesperada visita de unos duendes…

¿Sabías que también puedes escuchar un gran número de cuentos infantiles narrados? Los encontrarás aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 4

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Estefania Esteban

icono tucuentofavorito
Soy Estefania Esteban y soy periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *