Las dos vasijas. Cuento popular de la India sobre la imperfección

Este cuento tan antiguo y anónimo, ‘Las dos vasijas’, proviene de la India, e inspiró al famoso divulgador Prem Rawat en su historia del Cántaro agujereado. Sirve para reflexionar sobre nuestras virtudes, defectos, fortalezas… para darnos cuenta de nuestras inmensas capacidades a pesar de que pensemos que no son más que defectos. No te pierdas este increíble cuento, apto para todas las edades.

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS Y MEDIO

El cuento de la India de Las dos vasijas

Las dos vasijas, un cuento de la India
El cuento de Las dos vasijas

Un hombre ya mayor trabajaba como aguador en un pequeño pueblo de la India. Como no tenía ningún burro, él mismo caminaba muchos kilómetros para recoger agua con las dos vasijas que tenía, atadas a un palo. Las transportaba con mucho cuidado a su espalda, porque ese agua después la vendía en el pueblo.

Pero una de las dos vasijas era vieja y estaba agrietada, así que siempre perdía algo de agua por el camino. Su compañera estaba muy orgullosa. Era joven, no tenía fisuras y conseguía su trabajo a la perfección.

– ¡Qué contenta estoy de poder servir así de bien a mi amo! – decía cada noche al terminar la jornada de trabajo.

La otra vasija, entristecida, decidió decirle al hombre un día:

– Señor, debería cambiarme por otra vasija… Yo estoy vieja y agrietada y pierdo agua por el camino. No sirvo ya para este trabajo…

Las dos vasijas y qué le dijo el aguador a la más vieja

El hombre, lejos de entristecerse o enfadarse, le dijo:

– Ni imaginas el bien que haces con eso a lo que llamas grietas… Eres mucho más útil de lo que piensas.

– ¿En serio?- preguntó ella asombrada- ¿En qué puedo ser yo útil?

– ¿Nunca te has fijado en la cantidad de flores que hay a tu lado en el camino? Están ahí gracias a ti, al agua que derramas. Yo ya sabía que tenías grietas, así que planté unas semillas de flores al lado del camino por donde tú pasas. Gracias a ese agua, las flores lucen hermosas a tu lado.

La vasija no podía creer lo que el hombre decía, así que al día siguiente se fijó bien. ¡Tenía razón! Su lado del camino estaba repleto de hermosas flores de colores. Todas ellas se alegraban a su paso…

Desde entonces, la vasija agrietada dejó de estar triste y entendió que efectivamente era necesaria y muy útil.

Qué temas puedes trabajar con el cuento de Las dos vasijas

Utiliza este hermoso cuento indio, ‘Las dos vasijas’, para reflexionar sobre:

  • Nuestras fortalezas.
  • El amor propio.
  • Cómo sacar provecho de nuestros ‘defectos’.
  • El pensamiento positivo.
  • La imperfección y su belleza.

Reflexiones sobre el cuento de ‘Las dos vasijas’

Tal vez aquello que consideras un defecto, sea una fortaleza que pueda hacer el bien a otros… Todos tenemos grandes capacidades para hacer el bien:

  • Quererse tal y como uno es: En esta historia de las dos vasijas, una de las dos protagonistas se sentía triste porque pensaba que no servía para nada. Sin embargo, cuando aprendió que aún con sus grietas podía hacer el bien a otros, su tristeza se tornó en alegría y al fin consiguió quererse como era, con sus pequeños ‘defectos’. La felicidad auténtica llega en el momento en el que conseguimos aceptarnos tal y como somos, con nuestras virtudes y defectos, y encontramos fortalezas incluso en los defectos.
  • Hacer el bien, la mayor virtud de todas: Es cierto que la vasija nueva conseguía transportar más agua y hacía a la perfección su trabajo. Pero no tenía algo que podía hacer la otra vasija: crear vida a su paso. La vasija vieja puede que no lograra transportar toda el agua hasta el pueblo, pero a cambio, llenaba de vida el camino a su paso. Conseguía crear belleza y hacer el bien, y eso es muchísimo más valioso.
  • Nadie es perfecto: Eso es, y este es otro de los grandes mensajes que nos transmite este bello relato. Nadie es perfecto, la imperfección es bella, porque además de diferenciarnos de los demás, hace que logremos sacar fortalezas y dones ‘inesperados’, diferentes, y únicos.

«La felicidad llega en el momento en el que conseguimos aceptarnos y querernos tal y como somos.»

(Reflexiones sobre ‘Las dos vasijas’)

Otros hermosos relatos que te van a enamorar

Si te gustó este cuento de ‘Las dos vasijas’, prueba a leer también estas otras historias, que como siempre, incluyen reflexiones finales sobre los mensajes que transmiten:

  • El secreto de la serenidad: ¿Cómo hacer frente al sentimiento de ira? ¿Cómo aprender a canalizar esta emoción? Este cuento popular nos ayuda a encontrar respuestas a estas preguntas.
  • La ciudad de la empatía: No es tan fácil aprender a ponernos en el lugar del otro. Este cuento enseña a los niños qué es la empatía y por qué es tan necesaria.
Cuento infantil 'La ciudad de la empatía'
La ciudad de la empatía, un cuento para niños
  • Dechen: Amar nunca estará unido al control, sino a la libertad. Dejar libre al otro es la expresión más profunda de amor verdadero. Nos lo explica este cuento.

Y recuerda que también puedes escuchar muchos relatos narrados gracias al canal de podcast de Tucuentofavorito.com. Los encontrarás aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 7

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Estefania Esteban

icono tucuentofavorito
Soy Estefania Esteban y soy periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *