La oveja tigre. Cuento budista para adolescentes y adultos

Este cuento corto budista, ‘La oveja tigre’, nos recuerda que no podemos intentar ser quienes no somos. Más nos vale querernos con nuestras cualidades y defectos, y dejar de desear aquello que por naturaleza nunca podremos tener.

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

El cuento budista de ‘La oveja tigre’

La oveja tigre, un cuento budista para adolescentes y adultos
‘La oveja tigre’, un cuento budista para reflexionar

Había una vez una tigresa que estaba a punto de dar a luz. Sin embargo, tenía mucha hambre y fue en busca de un rebaño de ovejas. Allí mismo, justo antes de comenzar la caza, alumbró a su pequeño cachorro, y no pudo sobrevivir al parto.

Las ovejas sintieron compasión por el pequeño felino, y decidieron cuidarlo. Le dieron de mamar, le enseñaron todo lo que debía saber de las ovejas… incluso, el pequeño tigre aprendió a balar, con una mezcla de rugido y balido.

– Brrrrr- decía el tigre- Brrrrrrr.

Y es que él, realmente, sentía que era una oveja, y hasta había aprendido a alimentarse de la hierba. Así que se convirtió en la oveja tigre del rebaño.

Un día soleado, estaba pastando mansamente cuando vio acercarse a un tigre. Jamás había visto un animal así, y sintió mucho miedo.

– Brrr, brrrrr- comenzó a balar angustiado.

El tigre se extrañó mucho al oírle:

– Para, pequeño, no te asustes… ¿qué es ese sonido que haces? ¿Y por qué tienes miedo? ¡Somos de la misma familia!

La oveja tigre se extrañó.

– ¿De la misma familia? ¡No! ¡Yo soy una oveja!

El tigre se rió a carcajada limpia y dijo:

– Anda, acompáñame y verás como lo que digo es cierto…

La oveja tigre le siguió, algo confusa. Llegaron a la orilla del río, y el tigre le pidió que se asomara y contemplara su reflejo. ¡No podía ser! ¡No se parecía en nada a sus hermanas ovejas! Era más…como aquel tigre enorme que tanto le asustaba…

– ¿Lo ves?- dijo entonces el tigre- Yo soy más grande, pero somos iguales. Cuando crezcas, serás igual que yo. Y querrás comer ovejas…

«Al principio, a la oveja tigre le costó asumir lo que acababa de ver, y siguió en el rebaño de ovejas, balando y comiendo hierba»

(La oveja tigre)

Al principio a la oveja tigre le costó asumir lo que acababa de ver. De hecho, siguió en el rebaño, balando y comiendo hierba.

El tigre se acercaba cada día para recordarle su naturaleza, y un día, le trajo un trozo de carne. Al probarlo, la oveja tigre se dio cuenta de quién era en realidad. No quería comer más hierba. ¡Adoraba la carne!

Su instinto regresó y decidió abandonar el rebaño de ovejas. Poco a poco, se transformó en lo que realmente era: un felino.

Temas que puedes trabajar con el cuento ‘La oveja tigre’

Utiliza este cuento corto de ‘La oveja tigre’ para reflexionar acerca de:

  • Nuestra naturaleza.
  • Por qué no debemos intentar ser quienes no somos.
  • Cómo ser conscientes de nuestra verdadera identidad.

Reflexiones sobre el cuento de ‘La oveja tigre’

Intentar ser quienes nunca podremos ser es ir ‘contra natura’, y esto al final nos terminará haciendo daño. El tiempo pone a cada cual en su lugar, aunque a veces una pequeña ayuda de alguien que nos abra los ojos, viene bien…

  • Busca tu naturaleza: Esta preciosa metáfora de la oveja tigre viene a recordarnos lo importante que puede llegar a ser aprender a conocernos y aceptarnos tal y como somos. Buscar dentro de nuestro interior nuestra esencia y no renegar de ella. La lucha contra nosotros mismos es una batalla perdida, que solo puede hacernos daños a nosotros y a todos los que nos rodean. Lo mejor es contemplar nuestra imagen, como hizo la oveja tigre, y reflexionar sobre quiénes somos en realidad.
  • Cada uno es como es: Aceptarnos con nuestras virtudes y defectos es lo mejor que podemos hacer para vivir en plenitud y felicidad. No significa no intentar ‘limar’ los defectos que además pueden hacer daño a otros, sino reconocerlos y aceptarlos para mantenerlos ‘a raya’. Y ser nosotros, sin perder la esencia. El que es hablados, impulsivo… nunca podrá ser tranquila y racional… Quien es pausado, amante de la tranquilidad y el razonamiento, no podrá ser esa persona impulsiva que se deja llevar por el instinto…

Más reflexiones sobre este cuento budista

  • No vivas la vida de otros; vive tu vida: Solo tenemos una vida y desde bien pequeños mostramos una forma de ser muy peculiar, una naturaleza y una serie de características que tiene que ver con nuestra personalidad innata. Los rasgos del carácter se pueden adquirir y limar con el tiempo, pero la personalidad… eso es como ‘la piel’ de nuestra naturaleza. Vivir acorde a ella es la opción más sensata. Adaptándola a quienes nos rodean, pero sin dejar de ser nosotros mismos.

La oveja tigre de esta historia intentaba ser algo totalmente diferente a lo que era en realidad, intentaba ir contra su propia naturaleza, y al final, bastó un simple trozo de carne para recordarle quién era en realidad. Del mismo modo, cuando alguien intenta ser quien no es, al final siempre termina reconociendo por alguna mínima señal, quién es en realidad, y acaba por dejar aquel ‘papel’ que representaba, de forma ficticia. Intentar ser de otra forma no deja de ser una mentira, una gran mentira contra nosotros y contra los demás.


«Intentar ser de otra forma, no deja de ser una gran mentira, contra nosotros y contra los demás.»

— (Reflexiones sobre ‘La oveja tigre’)

Otros cuentos budistas fascinantes para reflexionar

Si te gustó el cuento de ‘La oveja tigre’, también disfrutarás leyendo estos otros cuentos budistas igual de interesantes:

  • El rey de los monos: Se creía un mono rey absoluto del mundo. Veía sus cualidades únicas e insuperables, hasta que alguien le puso en su sitio… Descubre qué pasó.
La anciana que buscaba una aguja, una fábula budista sobre la felicidad
La anciana que buscaba una aguja, fábula budista
  • El regalo: Las ofensas hacen daño, pero en nuestras manos está el recoger ese sentimiento de odio que puede llegar a provocar o no. Este cuento corto lo explica con un ejemplo, el de un regalo que aceptas o no.

Y recuerda que también puedes escuchar fantásticos cuentos para reflexionar narrados, ideales para adolescentes y adultos:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 5

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Estefania Esteban

icono tucuentofavorito
Soy Estefania Esteban y soy periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

2 comentarios

  1. Hola ! Siempre les leeo cuentos a mis hijas desde prqueñitas ahora ya tienen 12 y 10 años y los cuentos se van adaptando a la etapa de la pre adolecencia es muy bueno cada cuentos te hace reflexionar e incluso a mi me quedo reflexionado cada cuento y son unos tan buenos que me alegran la noche espero que sigan sacando cuentos nuevos y con sus reflexiones escritas !! A mi y mis hijas nos encanta ! Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *