El contador de ovejas. Cuento que explica por qué contamos ovejas para dormir

Este cuento oriental es muy, pero muy antiguo y sin embargo, va a parecerte muy actual. ‘El contador de ovejas’ explica por qué se recomienda contar ovejas para dormir. Todo parte de una curiosa historia, o más bien, un magnífico cuento popular que más tarde, en la edad media, dejó por escritor judío Pedro Alfonso.

Lo más sorprendente es que los terapeutas del siglo XII recomendaban narrar este cuento para tratar el insomnio. Curioso, ¿verdad? No te pierdas la adaptación de este breve cuento para dormir.

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

La terapia para el insomnio más antigua: El cuento del contador de ovejas

El contador de ovejas, un cuento para dormir
El cuento del contador de ovejas

Había una vez un rey que tenía problemas para dormir. Y como le gustaban mucho los cuentos, contrató a un fabulista para que le narrara cada noche uno.

El fabulista le contaba cinco cuentos cada día, pero el monarca, que seguía sin poder dormir, siempre le pedía más y más.

Una de esas noches, el hombre le contó sus cinco cuentos, y luego otro. Y otro más. Y el rey quería que el siguiente fuera más largo, porque seguía sin poder dormir. Al fabulista se le ocurrió entonces esta historia:

«Un campesino que vivía en lo alto de una montaña, bajó la colina para comprar ovejas. Llegó a un pueblo vecino y con todo lo que tenía ahorrado, consiguió comprar nada más y nada menos que dos mil ovejas.

Feliz, con su gran rebaño, se dirigió a su casa, pero por el camino se dio cuenta de que se había producido una inundación. ¿Cómo iba a cruzar con sus vejas sin que se ahogara ninguna?

El campesino vio una pequeña barca. Tan pequeña, que solo cabía él y una oveja. Así que se armó de paciencia y comenzó a cruzarlas una a una. Y para comprobar que estaban todas, decidió contarlas. Así que según cruzaba iba diciendo para sí:

– Uuuuuuna. Dooooooos. Treeeeees. Cuaaaaatro. Ciiiiiinco. Seeeeeeis. Sieeeeeete. Ooooocho. Nueeeeeeeve. Dieeeeeeeez.

Al fabulista le entró sueño y se quedó dormido.

– ¡Despierta!- le dijo el monarca- ¡Sigue con tu historia!

Entonces, el narrador le contestó:

– Seguiré en cuanto termine su majestad de contar todas las ovejas. No debemos perder la cuenta. Sigamos por once… Y cuando termine, muy gustoso seguiré con la historia.

Así, el rey comenzó a contar las ovejas y finalmente se quedó profundamente dormido. Feliz, el fabulista se retiró a descansar.

Desde aquel día, cada noche le contaba al rey el mismo cuento, porque sentía curiosidad por saber el final. Y ‘magia potagia’, el monarca se dormía en un ‘santiamén’ y nunca, nunca, consiguió averiguar el final de la historia.

(‘El contador de ovejas’ – adaptación de la historia ‘Ejemplo del rey y su fábula’)

Comentarios y curiosidades sobre el cuento ‘El contador de ovejas’

Este cuento del contador de ovejas es una adaptación de un texto del siglo XII, que recoge esta historia (a su vez, de un cuento popular oriental). En realidad la historia de Pedro Alfonso tiene algunas diferencias con la que acabas de leer (adaptada para los niños):

  • ‘El contador de ovejas’ de Pedro Alfonso: Este escritor del siglo XII habla de una pequeña embarcación en donde cabían dos ovejas, así que el campesino cruzaba con ellas de dos en dos. El final de la historia dice así, justo cuando el monarca despierta al fabulista para que le cuente el final del cuento:

Entonces, el narrador dijo: «Se trata de un rio muy grande, la embarcación es muy pequeña y el rebaño innombrable. Deja pues que el paisano pase a todas sus ovejas y cuando termine contaré la historia que he comenzado». Y así el narrador calmó al rey ansioso por oír historias largas. Como ves, en ningún momento cuenta las ovejas, sino que deja al lector que imagine al monarca contándolas.

  • El contador de ovejas y la frase popular de ‘contar ovejas’: Sí, este cuento es el origen exactamente de esta tradición y dicho popular de ‘contar ovejas’ para dormir. Esta frase se utiliza cuando una persona tiene insomnio o problemas para conciliar el sueño. Lo curioso es que este cuento era la receta que muchos médicos ofrecían a las personas que llegaban a sus consultas con este problema.

Un par de reflexiones sobre ‘El contador de ovejas’

  • La astucia del narrador: Llama la atención en el cuento del contador de ovejas la inteligencia del fabulista al servicio del monarca, que se las ingenia para inventar uno de esos cuentos sin final. Tan famosos, que hasta Cervantes recogió uno muy similar a este del contador de ovejas en uno de los capítulos del Quijote, cuando Sancho narra a su señor una historia sobre cabras que no termina nunca. El inteligente fabulista busca complacer al rey. ¿Que quiere una historia larga? Pues tendrá una que parezca no terminar jamás…
  • La ansiedad del rey: Si te das cuenta, ‘El contador de ovejas’ también trata un tema muy extendido y que afecta a miles y miles de personas. Se trata del insomnio. La historia habla de un rey que no puede dormir por la ansiedad de escuchar cada día un cuento más largo. Una ansiedad que se retroalimenta y crea a su vez más y más ansiedad.

El contador de ovejas ofrece una forma para librarnos de este problema. Para deshacernos de la ansiedad que nos impide dormir, debemos lograr una calma absoluta, dejar de pensar en aquello que nos crea ansiedad. Contando, la mente se centra en una única cosa y todo lo demás, desaparece. ¡Dejar de pensar’ es la manera de conseguir conciliar el sueño. De ahí que antiguamente se mandara a las personas con insomnio pensar en este cuento del contador de ovejas.

Otros geniales cuentos cortos para niños

Si te gustan las historias cortas, prueba a leer también estas otras:

  • El enigma de las flores: Aunque te parezca mentira, este cuento corto es de los hermanos Grimm. Y más que un cuento, es un acertijo. Es ideal para hacer trabajar a la deducción y la lógica. Una prueba que precisa de mucha observación. ¿Te atreves con el reto?
  • Los animales cantores: Un maravilloso cuento para jugar con las onomatopeyas. A los niños les encanta imitar los sonidos de los animales. Juega con ayuda de este cuento.
Los animales cantores, un cuento para niños pequeños muy divertido
Los animales cantores, un cuento corto para niños pequeños
  • El viaje: Este es un cuento muy corto indicado para niños más pequeños. Nos habla de esfuerzo y perseverancia para conseguir nuestros objetivos.

Y recuerda que también puedes escuchar muchos cuentos infantiles narrados. También relatos para adolescentes y adultos. Busca entre todos estos:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 3

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Estefania Esteban

icono tucuentofavorito
Soy Estefania Esteban y soy periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *