Un cuento muy corto sobre la perseverancia para los más pequeños

Los valores esenciales son pilares básicos que debemos inculcar en los niños desde bien pequeños. Cuentos como ‘El viaje’ son ideales para que los niños, a pesar de su corta edad, entiendan el significado de algunos valores fundamentales. Este cuento corto del escritor estadounidense Arnold Lobel, les ayudará a entender mejor el sentido del valor del esfuerzo y de la perseverancia.

Un cuento corto para niños pequeños sobre la perseverancia: El viaje

Cuento para niños sobre la perseverancia: El viaje
‘El viaje’, un cuento para niños pequeños sobre la perseverancia

Había una vez un ratón que quería visitar a su madre. Así que que decidió comprar un coche y se dirigió a casa de su madre. Condujo, condujo y condujo su pequeño coche rojo hacia la casa de su madre, hasta que el coche se rompió.

Pero al lado de la carretera había una persona que vendía patines. Así que el ratón se puso un patín en cada pata y empezó a patinar hacia la casa de su madre. Y patinó, patinó y patinó, hasta que los patines se rompieron.

Pero el pequeño ratón estaba de suerte. Resulta que junto a la carretera había un hombre que vendía botas. Así que compró un par y se las puso. Y caminó, caminó y caminó hacia la casa de su madre hasta que las botas se desgastaron.

Oh, la suerte del ratón iba en aumento: ¡Había un hombre que vendía zapatillas junto a la carretera! Y el ratón compró un par, se las calzó y empezó a correr, a correr y a correr hacia la casa de su madre. Hasta que las zapatillas se agujerearon.

El ratón no se rindió y siguió andando descalzo. Andó, andó y andó un buen trecho, hasta que sus pies se gastaron. Pero otra vez tuvo suerte el ratón, ya que al lado de la carretera había un hombre que vendía pies . Compró un par y se puso los pies nuevos.

Pon fin llegó a la casa de su madre. Se puso muy contenta. Le abrazó, le dio un sonoro beso y dijo: ¡Qué bien te veo con esos pies nuevos!

Qué valores podemos trabajar con los niños con el cuento ‘El viaje’

El famoso autor de la saga ‘Sapo y Sepo’ usaba historias muy cortas para hablar de valores esenciales con el público infantil más joven. En esta ocasión, en este cuento que forma parte de sus ‘Historias de ratones’, nos intenta hablar de :

Esfuerzo.

– El valor de la perseverancia.

– La resolución de problemas.

– El pensamiento positivo.

Reflexiones sobre este cuento corto para niños

El ratón tenía muy claro que iba a cumplir su misión de llegar a la casa de su madre, pasara lo que pasara. Y lo consiguió, a pesar de los problemas que fue encontrando por el camino. ¿Sabes cómo lo hizo?:

Con esfuerzo y perseverancia, conquistarás todas tus metas: o bien podríamos decir ‘prácticamente todas tus metas’. Es cierto que las cosas no siempre salen bien y que a pesar del esfuerzo y la perseverancia, muchas veces las cosas no terminarán de salir como esperábamos. Pero lo que sí está claro es que sin esfuerzo y sin perseverancia, el ratón no hubiera llegado nunca a la casa de su madre.

Si tienes una meta, y está bien lejo, deberás armante de estos dos valores esenciales, porque los vas a necesitar. Sin esfuerzo no hay recompensa (al menos que te toque la ‘lotería’, que sucede en muy pocos casos). Ahora bien, el pequeño ratón, además de esforzarse y perseverar tuvo suerte. ¿Sabes por qué? ¡Por el pensamiento positivo!

Otra buena reflexión sobre le cuento infantil ‘El viaje’

La buena suerte se atrae: si crees que puedes hacerlo. Si tienes confianza en ti, todo lo demás te dará igual. Es más… ¡y la suerte te sonreirá! El pensamiento positivo tiene un gran poder para cambiarlo todo. Si somos capaces de ver siempre el lado positivo de las cosas, pensaremos que la suerte nos sonríe.

Si el ratoncito se hubiera ‘venido abajo’ cuando se le rompió el coche, o hubiera pensado que era el fin de su intento por llegar a la casa de su madre, la historia hubiera tenido un final muy diferente. Pero pensó que podía seguir de otra forma, aunque le costara un poco más de esfuerzo. Vio el lado positivo de continuar con otro transporte diferente, y siguió avanzando, cada vez un poco más. La resolución de problemas, en este caso, está íntimamente ligado al pensamiento positivo y al empeño del ratoncito de terminar su viaje. Una ‘terquedad’ muy sana.

Otros fantásticos cuentos cortos para niños pequeños con valores

Si buscas más cuentos cortos como este para niños pequeños, y que además sean divertidos y transmitan valores esenciales, prueba también con estos otros:

La viejita y los gansos, un cuento para niños sobre la generosidad
La viejita y los gansos

Un cuento para niños con valores: El nabo
El nabo
Pedrito, el conejo travieso, un cuento para niños
Pedrito, el conejo travieso

– Un cuento sobre generosidad La viejita y los gansos: empatía y generosidad, son los dos valores esenciales de los que nos habla este maravilloso cuento corto que te sorprenderá.

– La importancia de la cooperación con El nabo: este cuento de origen ruso nos habla de cooperación y solidaridad. Además es corto y muy divertido. Ideal para los más pequeños.

– La prudencia y la consecuencia de la imprudencia en Pedrito, el conejo travieso: sin duda, uno de los valores que debemos enseñar a los niños cuanto antes es el de la prudencia. Si no, mira lo que puede suceder…