Una preciosa leyenda navideña de Alemania y Austria para niños

‘La leyenda de Belsnickel’ cuenta la historia de cómo Santa Claus ‘reclutó’ como ayudante al viejo Belsnickel, un anciano al que muchos niños tenían miedo por su apariencia, pero que tenía un gran y bondadoso corazón. Descubre esta preciosa leyenda de Navidad tan popular en Alemania y Austria.

La leyenda de Belsnickel, el ayudante de Santa Claus en Navidad

Leyenda de Navidad para niños
La leyenda de Belsnickel, una preciosa historia originaria de Alemania y Austria para Navidad

Santa Claus contemplaba ya cansado la lista interminable de regalos que debía repartir. Cada año se notaba más mayor y había pensado desde hacía un tiempo, en pedir ayudantes a lo largo y ancho de todo el mundo.

Santa Claus consiguió algunos fabulosos ayudantes, como la doncella de la nieve y la anciana Babushka en Rusia, los 13 hombrecillos en Islandia, el divertido duende Tomte en Suecia o la amable Befana en Italia… Pero aún le faltaba la zona de Alemania y Austria.

Esa noche, Santa Claus decidió preparar su trineo y dar una vuelta por Alemania en busca de ayudante.

De cómo Santa Claus conoce a Belsnickel

Esa misma noche, el viejo Belsnickel se dirigió a las casas del pueblo para dejar pequeñas figuras talladas en madera a la puerta de las viviendas en donde sabía que había niños.

A Belsnickel le encantaban los niños, pero ellos le tenían miedo, tal vez por su apariencia física. Y es que el bueno de Belsnickel era altísimo, muy corpulento, con una larguísima barba blanca y mucho pelo por todo el cuerpo. Los niños pensaban que era un ogro, porque el anciano vivía solo en una pequeña cabaña de la montaña.

Y Belsnickel era todo lo contrario a lo que aparentaba ser. Más bien, era un ángel. Y le encantaba ayudar y hacer el bien a los demás.

Santa Claus observó a Belsnickel desde su trineo con cierta curiosidad:

– ¡Vaya! ¿Qué hará ese anciano? ¡Si se parece a mi!

El bueno de Santa Claus hizo que los renos aterrizaran y observó desde la distancia a Belsnickel. Entonces fue cuando vio que dejaba pequeños juguetes de madera en la puerta de algunas viviendas.

– ¡Ho, ho, ho!- dijo Santa Claus- ¡Si es fantástico!

Y, para sorpresa de Belsnickel, Santa Claus le llamó y comenzó a hablar con él. Para Belsnickel, la propuesta de Santa Claus era un gran honor. ¡Claro que estaba encantado de poder ayudarle!

– Por supuesto, Santa Claus, te ayudaré con los regalos.

La ilusión de Belsnickel podía con todos los años que iba cumpliendo. Así que desde entonces, Belsnickel reparte regalos a los niños alemanes y austriacos, y dicen que continúa quedando de vez en cuando con Santa Claus para tomarse un chocolate caliente y contarle cientos de historias.

( ‘La leyenda de Belsnickel’ © Fanny Tales 2016)

Los valores de la leyenda de Navidad de Belsnickel

Con esta leyenda navideña, podrás hablar con tu hijo de estos valores:

El respeto hacia las diferencias.

Las apariencias engañan.

La cooperación como valor esencial.

Reflexiones sobre la leyenda de Belsnickel para los niños

No debemos asustarnos ante las diferencias: En esta leyenda, los niños parecen asustarse de Belsnickel por su apariencia física, ya que es un anciano corpulento y con mucho pelo. Sin embargo, debemos hacer entender a los niños desde pequeños que las diferencias no son malas, y que no debemos excluir a nadie por este motivo.

Por qué las apariencias engañan: Los niños piensan que Belsnickel es un ogro, porque le ven como alguien extraño, que vive apartado. Y sin embargo, el anciano es todo lo contrario a un ogro, y demuestra tener un gran corazón, sobre todo con los más pequeños. Y es que no podemos fiarnos nunca de las apariencias ni de la información que pasa a través de nuestros ojos. Los prejuicios nos llevan a tomar reflexiones equivocadas.

Por qué debemos apostar por la cooperación: Si nos ayudamos entre todos, todo será más fácil. O como dice el refrán: ‘hoy por ti y mañana por mí’. Lo que está claro es que cada uno recibe lo que da, y si apuestas por cooperar y ser solidario, cuando necesites ayuda, la obtendrás.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Aprovecha esta leyenda de Navidad para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Puedes usar para ello estas preguntas al finalizar la lectura:

1. ¿Por qué tenían tanto miedo los niños a Belsnickel?

2. ¿Qué le gustaba hacer a Belsnickel sin que los niños le vieran?

3. ¿Por qué pensó Santa Claus que sería un ayudante fantástico?

4. ¿Aceptó Belsnickel la oferta de Santa Claus para repartir los regalos entre los niños de Alemania y Austria?

Otras leyendas navideñas para niños

Descubre también estas otras leyendas, igual de maravillosas para leer con los niños en Navidad:

La Befana: esta es la historia de una anciana que ayudó a los Reyes Magos a llegar hasta Belén, pero que no supo aprovechar la oportunidad de acompañarlos en ese momento tan importante. No te pierdas esta increíble leyenda italiana.

Los calcetines de Navidad: ¿sabes por qué dejamos un calcetín muy grande junto al árbol de Navidad para que Papá Noel deje ahí sus regalos? Esta historia nos lo explica.

La Flor de Pascua: esta leyenda mexicana explica por qué decoramos nuestras casas durante estas fechas con una popular planta de hojas rojas. ¡No te la pierdas!