La historia de San Nicolás para leer con los niños en Navidad

Existen muchas historias en torno a Papá Noel, pero solo una es cierta. Te ofrecemos la verdadera historia de Santa Claus para los niños, la historia en la que realmente está basada la figura de Santa Claus, que parte de un obispo alemán al que llamaban Nicolás. Descubre aquí la historia completa.

Esta es la verdadera historia de Santa Claus para contar a los niños

Historia de Santa Claus, San Nicolás o Papá Noel

Hace mucho, pero que mucho tiempo, existió un obispo llamado Nicolás. Claro, que al principio no era obispo..

En realidad Nicolás fue un joven nacido en la actual Turquía, que destacó desde niño por tener un corazón generoso y muy bondadoso. Nicolás siempre pensaba en los demás, y tenía el gran don de la empatía.

Cuando Nicolás creció, decidió dedicarse de lleno a los demás. Sus padres murieron durante una epidemia de peste, dejándole una inmensa fortuna, y él decidió regalar todo a los más pobres y convertirse en sacerdote, en la región de Myra.

San Nicolás se convierte en obispo

Fue allí, en Myra, en donde vivía con un tío suyo, en donde le nombraron obispo al morir su tío, y en donde comenzó a dedicarse de lleno a hacer el bien a los demás. Nicolás tenía una gran habilidad para cambiar el comportamiento de los que hacían algo mal. Se expresaba con dulzura y entregaba amor a todos los que le rodeaban.

San Nicolás era un gran orador y hablaba desde la humildad. Todo esto hizo que todo el mundo le quisiera y admirara, aunque Nicolás sentía especial predilección por ayudar a los niños y a los más débiles y necesitados.

La leyenda de los calcetines de Santa Claus

Cuentan que un día, San Nicolás pasaba por la ventana de una humilde casa, cuando escuchó la conversación de un padre viudo con sus tres hijas jóvenes. Ellas le reprochaban tener que trabajar en lugares penosos y muy duros por no tener dinero para casarse con los jóvenes que amaban. El padre de las jóvenes estaba muy triste y se sentía culpable de la desgracia de sus hijas.

San Nicolás decidió ayudarles, y esa misma noche entró en la casa de aquel hombre por la ventana, sin que nadie le viera, y depositó unas monedas de oro en cada una de las medias que las jóvenes habían puesto a secar junto a la chimenea, ya que era invierno y al no tener unos buenos zapatos, siempre llegaban a casa con los pies empapados.

Al ver la alegría de las jóvenes al día siguiente, repitió esto mismo en muchos hogares. Y así es como nació la figura de Santa Claus, que cada 24 de diciembre se ‘cuela’ en las casa de todos los niños para dejarles unos regalos y hacerles al día siguiente, muy pero que muy felices.

Reflexiones sobre la historia de Santa Claus para los niños

A Santa Claus también se le conoce con los nombres de Papá Noel o San Nicolás. Muchos le llaman de forma cariñosa ‘Santa’. Pero su figura en realidad parte de este obispo bondadoso que quiso dedicar toda su vida a los demás. Pero… ¿cómo fue su transformación de San Nicolás a Santa Claus?

Se piensa que la figura de San Nicolás fue tan conocida y admirada, que su fama se extendió rápidamente por toda Europa. Fueron holandeses, quienes, al emigrar a Estados Unidos, llevaron la historia de San Nicolás y la hicieron famosa.

Algunos escritores norteamericanos cambiaron un poco su aspecto y añadieron los detalles que hoy conocemos… El trineo con renos, su vestimenta… Sin perder, eso sí, su principal encanto y personalidad, la de un anciano bondadoso y muy cercano a los niños.

Los ayudantes de Santa Claus

Así que en realidad fue San Nicolás el que dio origen a la tradición de Santa Claus. Todavía hoy, cada 24 de diciembre, reparte regalos a todos los niños del mundo, gracias a numerosos ayudantes que tiene en todos los países. Por ejemplo, en Rusia le ayuda ‘Babushka’, una anciana con una hermosa historia, que sale a repartir regalos a los niños de su país.

En otros países, Santa Claus también tiene ayudantes, como el hada Befana en Italia, los 13 hombrecillos de la Navidad, en Islandia, o Tomte, en Escandinavia.

Sea como sea, Papá Noel o Santa Claus continúa con su tradición de repartir regalos por Navidad a todos los niños que se portaron bien durante el año, una tradición que no hace más que recordar los regalos que en su día entregaron al niño Jesús la noche en que nació.

Otras increíbles historias de Santa Claus para los niños

Si a tu hijo le gustan las historias de Santa Claus, estas otras le fascinarán:

Rodolfo el reno: ¿Sabes por qué Rodolfo era el reno favorito de Santa Claus? ¿Y cómo llegó a conocerle? Esta historia es realmente preciosa…

Los 13 hombrecillos de la Navidad: Santa Claus tiene muchos ayudante por todo el mundo. Pero en Islandia no es uno… ¡sino 13! Descubre esta fascinante historia islandesa.

Los calcetines de Santa Claus: ¿sabes por qué dejamos un calcetín junto a la chimenea para que Santa Claus deje ahí los regalos? Pues todo tiene que ver con esta preciosa historia.

Tal vez también te interese...

TU COMENTARIO