El mito de Casandra. Explicación y resumen de este famoso mito griego

La historia de Casandra es un famoso mito griego sobre la historia de una maldición, un cruel castigo que hizo de esta mujer una desgraciada durante toda su vida. No hay peor regalo que aquel en el que nadie cree… Pero será mejor que repasemos su historia y analicemos las connotaciones de esta famosa leyenda griega.

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

El famoso mito de Casandra sobre una maldición

El mito de Casandra con explicaciones
‘Emma Hamilton en el papel de Cassandra’. Cuadro de George Romney

Casandra era una bella y noble mujer. Pertenecía a la realeza troyana. Su madre era Hécuba y su padre, Príamo, los reyes de Troya.

Pero ella no se conformaba con ser hija de reyes. Quería algo más. Deseaba un don. Por eso, pedía día y noche al dios Apolo que le concediera un ‘poder’: el don de la clarividencia.

Casandra era muy curiosa y ambiciosa, y deseaba poder ver el futuro para advertir a todos y ser venerada como ‘heroína’ y ‘salvadora’.

Apolo oyó sus ruegos, pero era tan enamoradizo, que pronto se quedó prendado de ella. Le dijo que le concedería el don que pedía si accedía a casarse con él. Y Casandra, con tal de conseguir su deseo, accedió. Sin embargo, resultó ser un engaño. En cuanto consiguió el poder que deseaba, renegó de su amor y Apolo, enfurecido, decidió castigarla. ¿Y qué hizo? Como no podía deshacer el don que le había concedido, lanzó una maldición contra ella:

– Podrás ver el futuro, pero nunca podrás evitar lo que tenga que pasar, porque nadie te creerá jamás.

Y así fue. Casandra vio por ejemplo lo que estaba a punto de ocurrir en Troya, tras el rapto de la reina Helena por parte de Paris, pero a pesar de sus desesperados intentos por alertar a sus padres, no la creyeron.

Los griegos consiguieron introducir un inmenso caballo de madera con todo un ejército dentro y los soldados sorprendieron a los troyanos.

La joven también intentó alertar al famoso sacerdote Laocoonte de su muerte durante la guerra, pero de nuevo, nadie la creyó…

Casandra se escondió en el templo de Atenea, pero finalmente fue capturada por el famoso guerrero Áyax ‘el Grande’, y después formó parte ‘del botín’ del ejército griego tras la batalla. Fue entregada a Agamenón, líder de la guerra troyana. Y él la convirtió en su esclava y amante.

Por más que ella intentó advertirle de sus muertes si regresaban a su tierra, Micenas, no hubo manera de que él le hiciera caso. Nada más desembarcar, fueron asesinados por Clitemnestra, la mujer consorte del rey, que antes había sido esposa del mismísimo Agamenón.

Personajes que aparecen en el mito de Casandra

  • Casandra: Hija de los reyes de Troya (Hécuba y Príamo).
  • Apolo: Dios de las artes, venerado en Troya.
  • Helena: Hermosa reina de Esparta, secuestrada por Paris, príncipe troyano.
  • Laocoonte: sacerdote de Apolo, asesinado durante la guerra de Troya.
  • Áyax el Grande: Un héroe griego. Famoso guerrero muy admirado por su coraje.
  • Agamenón: héroe griego que encabezó la guerra de Troya. Hijo de los reyes de Micenas Atreo y Aérope. Su hermano era Menelao, el esposo de la bella Helena y rey en Esparta.
  • Clitemnestra: Esposa consorte del rey de Micenas. Anteriormente, casada con Agamenón.

Las claves para entender el mito griego de Casandra

  • ¿Quién era Casandra?: La hija de los reyes de Troya, hermosa pero muy ambiciosa.
  • ¿Qué pidió al dios Apolo?: Le pidió un don, el de la clarividencia para ver el futuro.
  • ¿Por que Apolo la castigó después de concederle el don?: Por no corresponder su amor, como ella había prometido.
  • ¿Cuál fue el castigo o la maldición de Casandra?: Nadie creería jamás sus predicciones sobre el futuro. La considerarían ‘loca’.
  • ¿Cómo murió Casandra?: Ella misma vio su muerte, pero nadie la creyó ni pudo impedirlo. La mató la ex mujer de Agamenón, quién la tenía prisionera como esclava y amante.

Reflexiones sobre el mito de Casandra

He aquí una historia trágica, llena de reflexiones sobre los peligros de la ambición y los deseos, de los castigos a las promesas incumplidas. Un mito que nos habla de lealtad, honestidad, frustraciones y locura. Pero vayamos por partes:

  • La ambición desmedida: Casandra lo tenía todo aparentemente. Tenía belleza, sangre noble, fama… Pero deseaba más, y su ambición era tan grande, que traspasó todos los límites. Quería ser como los dioses, y ver el futuro para poder cambiar el destino de las personas y el devenir de las cosas, algo que solo los dioses podían hacer. Consiguió ‘engatusar’ al dios Apolo, a base de falsas promesas.

Esa ambición que nos lleva a hacer cualquier cosa con tal de conseguir nuestros deseos es realmente maquiavélica ya sabes, el famoso eslogan de ‘El fin justifica los medios’. No importan los medios si podemos conseguir el fin soñado. Así era Casandra. Y podría haberlo conseguido de no ser por su soberbia. Una vez logrado su deseo, se sintió poderosa, lo suficiente como para romper la promesa que había hecho al dios Apolo.

«El fin no justifica los medios. Los engaños siempre terminan siendo castigados»

(Reflexiones sobre el mito de Casandra)
  • Las promesas, se cumplen: La honestidad nos lleva a cumplir las promesas que hicimos, a ser leales con aquellos a los que prometimos algo. Lo contrario, supone una mentira, una traición y un desengaño que pueden provocar no solo tristeza, sino también, ira. En el caso de Casandra, al romper la promesa que hizo al dios Apolo, destapó la ‘caja de Pandora’, y la ira del dios se convirtió en castigo, o más bien, en una maldición. Podría ver el futuro, sí, pero nunca podría cambiarlo, porque nadie la iba a creer.

Más reflexiones sobre este mito griego

  • El peor de los castigos: Sin duda, el castigo del dios Apolo fue uno de los peores castigos que podría haber imaginado. Ver algo y no poder cambiarlo… No conseguir que los demás crean nuestras palabras. La desesperación a la que puede llevar el ser ignorados, el que nadie nos crea, sin duda, lleva a la locura.
  • La locura: Y en este punto nos encontramos… aunque nuestra protagonista sabe que lo que ve es cierto, que el futuro que vaticina sucederá, todos los que la rodean la toman por loca. Nadie la cree. Y esta frustración le lleva directamente al dolor y la locura. Más aún cuando ve su propia muerte y es consciente de que no podrá cambiar nada.

El mito de Casandra a través del arte

Numerosos pintores han sido seducidos por la historia de esta mujer a la que todos consideraban loca. Cuadros en donde se aprecia esa ‘pizca’ de locura envuelta en desesperación y frustración. Por ejemplo, este óleo de estilo victoriano del siglo XIX, del pintor Anthony Frederick Augustus Sandys, en donde el centro de atención se encuentra en la mirada de la protagonista:

Casandra, pintada por Frederick Augustus Sandys
Casandra, por Frederick Augustus Sandys

Otro de los cuadros de Casandra más famosos, de finales del siglo XIX en este caso, es el del rapto del guerrero Áyax. Ella, que se había refugiado en el templo de Atenea, permanecía aferrada a la estatua de la diosa. Áyax, sin ningún miramiento, la arrancó de la estatua para llevársela a la fuerza. Los dioses, más tarde, castigarían al guerrero. No se sabe si por el sacrilegio ante la diosa Atenea o por la violencia ejercida contra Casandra. El cuadro es de Solomon Joseph Solomon:

El rapto de Casandra, de  Solomon Joseph Solomon
Detalle del cuadro del rapto de Casandra, por Solomon Joseph Solomon

Hermoso es el retrato también de una famosa pintora inglesa prerrafaelita, Evelyn de Morgan, que retrata a dos mujeres clave en este famoso mito griego: Casandra aparece tirándose del pelo al ver cómo arde Troya a pesar de sus advertencias, mientras que Helena se peina ajena a esa tragedia, victoriosa:

Los cuadros de Casandra y Helena de Troya de  Evelyn de Morgan
Los cuadros de Casandra y Helena de Troya, por Evelyn de Morgan

No te pierdas tampoco estos otros mitos griegos

Si te gustó la historia de Casandra, no puedes dejar de leer tampoco estos otros mitos griegos:

  • El mito de Pegaso: Descubre la historia del famoso caballo alado, el primer caballo que entró en el Olimpo de los dioses.
  • El castigo de Prometeo: Sin duda, uno de los castigos más espeluznantes de la mitología griega fue el de Prometeo, un semidiós amigo de los hombres que osó en desafiar a los dioses del Olimpo. Descubre cuál fue el castigo para él…
El mito de Prometeo, de la mitología griega
El mito de Prometeo, explicado
  • El mito de Apolo y Dafne: ¿Sabes por qué se relaciona el laurel con los vencedores en el deporte y las artes? Es por este mito, el de Apolo y Dafne, una historia de amor y desamor con un final sorprendente.

Y recuerda que también puedes escuchar algunas de estas historias de la mitología griega narradas mediante podcast:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 3

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.