El mito de Apolo y Dafne, explicado. Resumen, comentarios y personajes

Apolo es el dios de las artes y la música, aunque muchas veces habrás oído que es el dios ‘del amor’. No es así, aunque tiene una explicación, porque su mito encierra una increíble historia de amor (y desamor). ‘El mito de Apolo y Dafne’ es un relato mitológico griego que nos cuenta por qué el joven Apolo fue castigado por Eros, dios del amor. Y cuál fue su castigo, claro. Una historia que además explica por qué el laurel se ha utilizado en la historia como el ‘premio’ a los vencedores.

Cuál es el mito de Apolo y Dafne

Apolo y Dafne, mito griego con explicaciones
Apolo persiguiendo a Dafne, de Theodoor van Thulden

Apolo, hijo de Zeus y Leto, y dios de las artes y la música, era joven y muy atractivo. Pero cometió un gran error. Un día, en el que Eros, dios del amor, practicaba con su arco y sus flechas, se burló de él.

Eros se enfadó tanto, que decidió castigarlo. ¿Y qué hizo? Tomó dos flechas: una de oro con la punta de diamante y otra de hierro con la punta de plomo. La flecha de hierro se la clavó a la bellísima Dafne. Y la flecha de oro se la clavó en el corazón a Apolo.

Dafne era una hermosa ninfa a la que le gustaba pasear por el bosque. Le encantaba la caza y a pesar de su belleza, rechazaba a todos sus pretendientes. Había rogado infinidad de veces a su padre que dejara que fuera soltera, como la hermana gemela de Apolo, Artemisa. Pero su padre le dijo que era tan bella que no podría librarse nunca de sus pretendientes. No le faltó razón.

Eros aprovechó que Apolo cazaba en el bosque. La flecha que Eros clavó en el corazón de Apolo hizo que este dios se enamorara perdidamente de Dafne, mientras que la flecha que clavó en la ninfa, hizo que solo pudiera sentir repulsión por él.

El desdichado final de Dafne

Apolo estaba realmente desesperado. Cada vez que intentaba acercarse, ella salía corriendo. Pidió ayuda a los demás dioses, que intercedieron por él para que pudiera finalmente atraparla.

Pero en ese momento, ella imploró a su padre, dios del río, para que le ayudara, y fue entonces cuando la joven se transformó en un árbol: el laurel. Sus brazos se tornaron en largas ramas y su cabello se llenó de hojas. Sus pies se hundieron como raíces en la tierra.

Apolo no pudo más que abrazar el tronco, llorar y prometerle lo siguiente:

Aún te amo, a pesar de todo. Dafne, te prometo que siempre serás mi árbol predilecto y tus hojas coronarán la cabeza de los héroes y los victoriosos.

Desde entonces, el laurel escogido por Apolo para premiar a los triunfadores. Además usó sus poderes de inmortalidad para conseguir que este árbol siempre estuviera verde.

Claves para entender el mito de Apolo y Dafne

  • ¿Quién es Apolo?: El dios de la poesía, las artes y la música, según la mitología griega.
  • ¿Quiénes eran sus padres?: el dios Zeus y la hija de titanes Leto. Ambos tuvieron a los mellizos Apolo y Artemisa.
  • ¿Quién es Dafne?: Una hermosa ninfa que había escogido la castidad.
  • ¿Quién castiga a Apolo y por qué?: Eros, dios del amor, castiga a Apolo por burlarse de él.
  • ¿Cuál fue el castigo?: Con sus flechas, Eros hizo que Apolo se enamorara de Dafne y ella en cambio le aborreciera.
  • ¿En qué árbol se transforma Dafne?: En un laurel.
  • ¿Qué tradición inspira este mito?: El de otorgar una corona de laurel a los vencedores en el deporte y en las artes.
  • ¿En dónde aparece este mito?: En las Metamorfosis, de Ovidio.

Qué temas podemos trabajar con este famoso mito griego de Apolo y Dafne

Utiliza el mito de Apolo y Dafne para reflexionar sobre:

  • Las obsesiones del amor.
  • Las consecuencias de las burlas.
  • El valor del respeto.
  • La libertad de elección sobre nuestra vida.
  • El sacrificio.
  • La arrogancia.
  • El sufrimiento por un amor no correspondido.

Comentarios y explicación del mito de Apolo y Dafne

Como ves, este mito no es una simple historia de amor, sino un entramado en el que sobre todo se habla de consecuencias de nuestros actos, de la necesidad de respetar a los demás, de la irracionalidad del amor obsesivo… Pero mejor, vayamos por partes:

  • La castidad frente al desenfreno: En la historia de Apolo y Dafne, se recalca la intención de Dafne de vivir sin casarse, de ser independiente y ajena al placer sexual. Es una decisión libre y personal que demuestra la independencia y libertad de esta bella ninfa, que da más importancia a sus sentimientos y deseos personales que a la belleza externa y pasajera. Dafne simboliza el triunfo de la libertad sobre el desenfreno y deseo sexual, encarnado aquí por Apolo.
  • Todas las obsesiones son malas: El problema del dios del arte es que fue ‘envenenado’ por una flecha del amor obsesivo. Mo podía escapar del deseo y no podía dejar que la razón volviera a poner todo en su sitio. Las emociones gobernaron su espíritu y su cuerpo hasta conseguir que se obsesionara por la hermosa ninfa.

Las obsesiones nunca nos llevan a un buen puerto. Terminan por hacer daño: o a nosotros mismos o a otra persona. En esta ocasión la perjudicada fue Dafne, que no estaba dispuesta a renunciar a su libertad y sus deseos cayendo en brazos de Apolo. Por eso decidió sacrificar su cuerpo para convertirse en árbol y así evitar para siempre a los hombres.

Una reflexión más sobre Apolo y Dafne

  • Las consecuencias de las burlas: En realidad, en la historia de Apolo y Dafne, lo que desencadenó este desenlace fue la arrogancia y mala actitud de Apolo hacia Eros. Al burlarse de él, tejió sin darse cuenta un castigo que iría más allá de sus manos. La pobre Dafne fue un ‘daño colateral’ en esta historia, porque debemos entender que nuestros actos y decisiones no solo tienen consecuencias en nuestra vida, sino en la vida de quienes nos rodean.

«Las burlas hacia otros también pueden provocar daño en las personas que nos rodean»

(reflexiones sobre el mito de Apolo y Dafne)

Curiosidades sobre Apolo

Apolo era el dios de la poesía y la música (en sí, de todas las artes). Había nacido en la isla de Delos y vivía rodeado de sus nueve musas. Se le describe como emocional, apasionado (tal y como son las artes). De hecho, cuentan que los dioses le temían y solo sus padres podían contener sus emociones.

Dicen que llegó a vivir en el monte del Parnaso, en donde vivía uno de sus hijos, Orfeo, de quien se encariñó y al que regaló una lira de oro.

El hecho de que se enamorara de una joven que no le correspondía también simboliza el desamor y el sufrimiento por un amor no alcanzado que tantas veces protagonizan poemas, cuadros y esculturas.

Apolo tuvo muchos hijos a pesar de este ‘desencuentro’ con Dafne. Tuvo hijos con todas sus musas. Entre ellos, al famoso Asclepio, dios de la medicina.

La relación del mito de Apolo y Dafne con ‘Sueño de una noche de verano’

Es indudable que esta metamorfosis en la historia de Apolo y Dafne tuvo mucha influencia en el escritor William Shakespeare. Su relato del ‘Sueño de una noche de verano’ está plagado de similitudes y metáforas que nos recuerdan a la historia de Apolo y Dafne.

En la obra del escritor británico, varias parejas de enamorados sufren el error de un pequeño duende que se equivoca al rociar los ojos de los jóvenes con una poción de amor. Juega como Eros con sus flechas y hace que unos amen y otros aborrezcan al amante.

Por si eso fuera poco, también se trata el tema de las metamorfosis en uno de los personajes de un grupo de teatro que ensaya en el bosque en donde sucede todo. La cabeza de uno de los actores se transforma en la cabeza de un burro, y por arte del juego de la poción del amor, la reina de las hadas, Titania, se enamora a su vez de él… como castigo por parte de Oberón, rey de las hadas y esposo de Titania, por una pelea.

Es imposible no pensar tras leer esta hermosa obra de teatro de Shakespeare en la historia de Apolo y Dafne, aunque el final es bien distinto…

La obra de arte más famosa de Apolo y Dafne

A lo largo de la historia, el mito de Apolo y Dafne se ha representado de muchas maneras. Ya hemos visto su influencia en el relato de Shakespeare. Pero la obra de arte más famosa sobre esta pareja es la escultura de Apolo y Dafne del escultor barroco italiano Gian Lorenzo Bernini. Se trata de una escultura en mármol de una Dafne que intenta escapar de Apolo. Ella eleva unos brazos que comienzan a transformarse en ramas y él lleva en la cabeza una corona de laurel.

Apolo y Dafne en escultura
Apolo y Dafne, de Gian Lorenzo Bernini

Otros mitos griegos que no te puedes perder

Además del mito de Apolo y Dafne, existen muchos otros igual de interesantes… ¿Conoces todos estos? Todos incluyen explicaciones sobre su significado:

  • El mito de Prometeo: Tal vez sea uno de los mitos griegos más famosos. Explica por qué los dioses castigaron a este ‘semidios’ tan cercano a los hombres. Fue encadenado a unas rocas y un águila acudía cada día a devorar su hígado.
  • El mito de Narciso: Es la historia que dio pie al llamado ‘narcisismo’, que no es otra cosa que el ‘enamoramiento’ de uno mismo. Cuando leas su historia lo entenderás todo mejor…
El mito de Narciso en el cuadro de John William Waterhouse
El mito de Narciso en el cuadro de John William Waterhouse
  • El mito de Pegaso: Este hermoso caballo alado consiguió entrar en el Olimpo y fue premiado por el mismísimo Zeus. Indomable, libre, es todo un símbolo que cuenta además con una curiosa historia.

Y si lo que buscas son relatos de la mitología narrados, podrás encontrar algunos aquí, en el canal de podcast de Tucuentofavorito.com:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 17

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Estefania Esteban

icono tucuentofavorito
Soy Estefania Esteban y soy periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *