Este relato, ‘El mercader y su loro’, es un cuento persa del poeta Rumi, del siglo XIII. Es un cuento para todas las edades (aunque lo entenderán mejor niños más mayores y adolescentes), que nos habla del bien más preciado: la libertad. Un precioso relato que también habla de la inteligencia como recurso para resolver problemas y salir de una situación no deseada. Aquí encontrarás el cuento y algunas reflexiones sobre el mensaje que transmite.

El cuento corto sobre la libertad ‘El mercader y su loro’

Cuento para adolescentes y adultos: El mercader y el loro
El mercader y su loro’, un cuento persa sobre la libertad y el ego

Existió un mercader muy rico que tenía todo lo que podía desear, pero de entre todas sus posesiones, la que más amaba era un loro de hermosos colores al que había enseñado a hablar.

Un día, el mercader anunció a todos que partía por negocios a la India. Concedió a cada uno de sus sirvientes un deseo. A cada uno les traería algo de ese país. Entonces, se acercó a la jaula donde estaba su loro y le preguntó:

– Y tú, qué quieres que te traiga de la India?

– Cuando veas a mis hermanos loros, háblales de mí…

– ¿Y qué debo decirles?

– Cuéntales que tienes un loro hablador en casa, que está encerrado en una jaula, que es un pariente suyo, desterrado de su tierra y encerrado en esclavitud. Que no puede volar y que anhela poder volver junto a ellos. Pregúntales qué debo hacer, cuál es mi remedio…

El mercader estaba realmente conmovido por el dolor del loro, y le prometí dar su mensaje en cuanto pudiera. De hecho, al llegar a la India, nada más adentrarse en la selva, vio unos hermosos loros encaramados en las ramas de un alto árbol y se acercó a ellos. Una vez que transmitió el mensaje de su loro, palabra por palabra, uno de los loros comenzó a temblar y cayó al suelo.

– ¡Oh! ¡Qué desgracia tan grande ha provocado mis palabras! ¡Que uno de los parientes de mi loro ha sentido tanto dolor que ha muerto en el acto!

El mensaje recibido por el loro

El mercader sintió mucha pena y temió el momento de dar la noticia a su loro. Al regresar, el loro le preguntó:

– Y bien, ¿diste mi mensaje?

– Sí, lo hice- dijo agachando la cabeza el mercader- Y ojalá no lo hubiera hecho. Al hacerlo, uno de ellos sintió tanto dolor que cayó muerto en el acto…

Al oír esto, el loro se quedó mudo, empezó a temblar y cayó en la jaula como muerto.

– ¡No! ¿Tú también?- gritó el mercader asustado.

Al ver su cuerpo frágil en el suelo de la jaula, abrió deprisa la puerta para poder acariciarlo. En ese momento, el loro aprovechó para salir volando por la ventana de la habitación hasta la rama de un árbol. El mercader, extrañado, preguntó al loro:

– Pero… ¿Cómo aprendiste eso?

– El loro de la India me indicó la manera de conseguir mi libertad. Debía renunciar a aquello que me había aprisionado, debía dejar de hablar y hacerme el muerto para engañar a tus sentidos.

El hombre se quedó realmente sorprendido ante la sabiduría de su loro.

– Eres realmente sabio, loro, y me alegro de que al fin hayas conseguido lo que tanto ansías. Dame un consejo antes de partir.

Despídete de tu ego y tu alma volará libre.

Y el loro salió volando y se alejó de allí para siempre.

Qué temas puedes trabajar con el cuento ‘El mercader y su loro’

Este cuento sirve para darnos cuenta de todo esto:

– El valor de la libertad.

– La necesidad de liberar nuestra alma del ego.

– La astucia y la inteligencia para salir de algún problema.

– Por qué debemos saber escuchar los buenos consejos.

Reflexiones sobre este cuento persa

Este cuento es también una buena metáfora sobre aquellas cosas que nos mantienen esclavos y nos impiden sentirnos libres y por lo tanto, felices. Por ejemplo, el ego:

La única forma de conquistar la libertad: el loro estaba prisionero por culpa de su ego. Hablaba y quería que todos supieran que podía hacerlo. Pero a la vez, anhelaba la libertad perdida. Prefería ser libre y no sabía cómo conseguirlo. Gracias al buen consejo del loro de la India, entendió al fin que debía renunciar a la cadena que le ataba la jaula, que era esa capacidad de hablar. Para ello, debía hacerse el muerto sin decir una sola palabra. Una vez libre, ya no volvería a presumir de su gran capacidad para hablar, porque regresaría a la selva con sus compañeros.

El ego que nos ata: en el caso del loro, lo que le mantenía prisionero era el habla, pero las personas también tenemos cadenas que nos esclavizan, como es el ego o la vanidad. Cuando nos damos cuenta de tener cierta habilidad y dedicamos a ella nuestra vida entera, renegamos de ser libres, tal y como le pasó al loro en esta historia. Por eso, el consejo final del loro era el de deshacerse del ego que nos ata y apostar por la humildad. Ser uno más, como el resto, pero libres, antes de ser alguien especial, pero esclavos.

Otros interesantes relatos sobre el concepto de libertad

Si quieres profundizar más en este tema, te proponemos leer también estos otros relatos relacionados con la libertad:

Fábula el lobo y el perro
El lobo y el perro

Cuento de las MIl y una noches para niños: Historia de un pescador
Historia de un pescador
Canción del pirata, de Espronceda, para niños
Canción del pirata

– El bien más preciado, El perro y el lobo: a pesar de la mala vida que llevaba el lobo y de las penurias que pasaba en el bosque. A pesar del hambre, no estaba dispuesto a renunciar a su libertad de ninguna manera. Fantástica fábula y muy clara para los niños.

– Sobre la ingratitud, Historia de un pescador: quería el genio que le liberaran de la lámpara donde estaba encerrado, pero al tiempo que mostró su ingratitud, se condenó de nuevo al encierro. Descubre este cuento de las Mil y una noches.

– Un canto a la libertad, Canción del pirata: esta popular poesía de Espronceda esconde un mensaje relacionado con la libertad. Descubre aquí el poema y su análisis.