Cómo consiguió el jaguar sus manchas. Leyenda mexicana para niños

Descubre esta preciosa leyenda mexicana que nos cuenta Cómo consiguió el jaguar sus manchas, ya que según esta sorprendente historia, este animal tenía al principio de los tiempos la piel sin ningún tipo de marca. Una leyenda que también está relacionada con el valor de la humildad, ya que nos muestra las consecuencias de la prepotencia y la soberbia.

La leyenda de Cómo consiguió el jaguar sus manchas

Rl jaguar que buscó al hombre dos veces, una leyenda sobre cómo consiguió el jaguar sus manchas
La leyenda mexicana de ‘Cómo consiguió el jaguar sus manchas’ o ‘El jaguar que buscó al hombre dos veces’

Cuentan que hace mucho, mucho tiempo, el jaguar no tenía ninguna mancha en su piel. Era de un único color.

Un día, una madre jaguar paseaba con su cachorro por un bosque cuando escuchó el sonido de un hacha.

– Escucha bien, hijo-le dijo la mamá jaguar a su cachorro- Eso que escuchas es un leñador cortando árboles. El hombre es pequeño, pero peligroso, y puede matarte. Debes tener mucho cuidado de alejarte de él.

– ¿Y qué puede hacernos con lo fuertes que somos? Cuando crezca, mamá, yo iré a buscar al hombre- dijo el cachorro resuelto.

Pasaron los años y el jaguar, ya adulto, quiso cumplir su promesa, y fue en busca del hombre. Lo cierto es que no sabía qué aspecto tenía el hombre, porque nunca había visto uno. Así que, al encontrarse con un venado, le preguntó:

– Responde, ¿eres tú el hombre?

– ¿Yo? Que va… soy un venado. Y bien lejos pienso estar del hombre. ¡Quita, quita! ¡Que no me vea!

– ¡Qué cobarde eres! Yo pienso buscarlo.

Siguió su camino el jaguar y se encontró con un conejo.

– ¿Eres tú el hombre?- le preguntó.

– ¿Yo? ¿Con lo pequeño que soy? Solo soy un conejo. ¿Para qué buscas al hombre?

– Para comérmelo- respondió el jaguar.

– Yo que tú no lo intentaría, pero si sigues con tu idea, lo encontrarás allá donde esos árboles. Estará cortando alguno.

El primer encuentro del jaguar con el hombre

Y allí encontró el jaguar al hombre. Efectivamente, se encontraba cortando árboles. Le vio el jaguar y pensó que era realmente insignificante…

– ¿Eres tú el hombre?- le dijo algo incrédulo.

– Sí, lo soy… ¿Qué quieres?- preguntó el hombre.

– En verdad me pareces pequeño y débil… ¡Si hasta te cubres con telas para no pasar frío! Y llevas cosas en los pies para no lastimarte… Pienso comerte, porque no tengo una buena impresión de ti.

El hombre se le quedó mirando y le dijo:

– Está bien, hagamos una apuesta, ya que tan débil me crees. Los dos gritaremos. Quien grite más alto, ganará. Si ganas tú, me comes. Si gano yo, te largas y me dejas tranquilo.

– De acuerdo- respondió convencido de ganar el jaguar.

El animal lanzó entonces un rugido espantoso, que hizo temblar las hojas de los árboles. El hombre cogió su fusil y apuntó al cielo. El disparo hizo que hasta las montañas ensordecieran. El jaguar salió corriendo a toda velocidad del susto. Los oídos aún le dolían al llegar junto a su madre.

– ¡Maldita sea! ¡Qué mal me fue, madre! El hombre grita muy alto y me asustó…

– Te lo dije, hijo, mejor será que no te acerques a él. Puede matarte.

– No lo creo, madre, volveré a buscarlo. Esta vez le ganaré.

La lección del jaguar

Y el jaguar, empeñado en demostrar que era más fuerte que el hombre, volvió a buscarlo. Lo encontró intentando partir un tronco en dos.

– ¿Otra vez tú, jaguar?

– Vengo a comerte. Soy más fuerte que tú.

– ¿Ah, sí? Pues demuéstramelo partiendo este tronco en dos. Ya abrí una grieta con esta cuña. Mete tus patas aquí y abre el tronco…

El jaguar hizo lo que el leñador le dijo, pero al meter las patas delanteras en la hendidura, el hombre sacó la cuña y el jaguar quedó atrapado en el tronco. El hombre buscó entonces una rama con espinas y le golpeó con fuerza, dejándole marcada toda la piel con heridas.

– ¡Basta, déjame salir!-gritaba el jaguar.

El hombre le ayudó a sacar las patas y el animal salió corriendo. Pero desde entonces, tiene bien cuidado en no acercarse al hombre más y su piel quedó marcada para siempre. Todos sus descendientes nacieron ya con esas manchas.

Qué temas puedes trabajar con esta asombrosa leyenda

Esta leyenda, además de ofrecernos una curiosa explicación del porqué de las manchas del jaguar, nos sugiere una reflexión sobre estos temas:

La soberbia.

– El valor de la prudencia.

La humildad.

– A dónde nos puede llevar la prepotencia.

– La desobediencia.

Reflexiones sobre la leyenda de Cómo consiguió el jaguar sus manchas

La prepotencia y la falta de prudencia juntas, nos pueden llevar de cabeza a un buen problema. En este caso, el jaguar aprendió una buena lección, o como dirían las abuelas, recibió una ‘buena cura de humildad’:

Mira que le advirtió su madre: por más que la madre del jaguar le avisó del peligro que podía suponer acercarse al hombre, él, cabezota y terco, seguía pensando que era más fuerte que él. La soberbia y la prepotencia le llevaron a desobedecer los consejos de su madre. Y ya sabes qué consecuencias tuvo.

La prudencia y la humildad, nuestras fortalezas: la prudencia nos hace más fuertes, y también la humildad, que nos permite además sobreponer la racionalidad frente a las emociones. La vanidad y la soberbia son emocionales, y nos llevan a cometer errores, ya que nos ‘dibujan’ una realidad deformada. Sin embargo, la humildad y la prudencia nos permiten controlar las emociones y dejar que la razón funcione. De esta forma, podremos acercarnos a una realidad más certera.

Una original explicación a las manchas del jaguar: sin duda, las leyendas son una oportunidad de acercarnos de una forma más original a grandes misterios de la Naturaleza. En este caso, las manchas del jaguar, que según esta leyenda, nacieron fruto de la soberbia y vanidad de este animal.

Otras fantásticas leyendas de la Naturaleza para niños

¿Te gustó esta leyenda sobre Cómo consiguió el jaguar sus manchas? Pues también te gustarán estas otras originales historias:

La leyenda mexicana del arco iris 'El hombre de los siete colores'
El señor de los siete colores
Leyenda mexicana para niños: Los cargadores del mundo y el trabajo del hombre
Los cargadores del mundo
El monte de nuestro sustento, una preciosa leyenda mexicana para niños
El monte de nuestro sustento

– Sobre la caridad, El señor del arco iris: esta original leyenda nos ofrece una preciosa historia sobre el origen del arcoíris, pero además, nos habla de generosidad y caridad.

Los cargadores del mundo: esta es una sorprendente leyenda sobre el origen de los terremotos. También se trata, en este caso, de una leyenda mexicana.

El monte de nuestro sustento: ¿sabes cómo consiguió el hombre el maíz? Esta leyenda nos habla de generosidad, esfuerzo y humildad. Te encantará.

Descubre todas estas leyendas de animales para niños

Si te gustan las leyendas de animales, no te puedes perder esta fantástica selección:

Las mejores leyendas de animales para niños y adultos
Leyendas de animales para niños y mayores 🔼

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *