Un puesto de honor. Fábula china sobre la importancia de los buenos consejos

Vale más un buen consejo que la ayuda y la acción para ayudar a eliminar un problema. ‘Un puesto de honor’ es una fábula china muy corta que nos ayuda a entender por qué es más importante aquel que dio un sabio consejo que el que ayudó a eliminar el problema. No te pierdas el relato, que pertenece a Historias de la Dinastía Han y las reflexiones finales. Una fábula ideal para adolescentes y adultos.

La fábula china ‘Un puesto de honor’

Un puesto de honor, una fábula china sobre los buenos consejos
Fábula china ‘Un puesto de honor’

Paseaba un hombre cerca de la casa de un amigo. Se dio cuenta entonces de que la chimenea era recta y junto a ella, había un montón de leña.

– Eh, amigo- le dijo entonces este hombre- Deberías inclinar la chimenea con un codo… y apartar toda esa leña que apilaste justo al lado. Podría provocar un incendio…

Su amigo no le dio la mayor importancia a su comentario, y por supuesto, no hizo caso.

Al cabo de unos días, su casa se incendió. Los vecinos más cercanos le ayudaron a apagar el fuego. Y él, agradecido, decidió organizar una fiesta. Para ello, mató su mejor buey y gastó mucho dinero en buena bebida.

Algunos de los vecinos que le ayudaron el día del incendio, tenían algunas quemaduras. Les sentó en primera fila, como agradecimiento a su sacrificio y su esfuerzo. Eran sin duda, los puestos de honor…

Pero uno de ellos, se acercó a él y le dijo:

– No veo al amigo que te insinuó que debías cambiar la chimenea y la leña de sitio… Si le hubieras hecho caso, no habrías tenido que matar tu mejor buey ni gastarte tanto dinero en esta invitación, porque el incendio nunca se hubiera producido.., ¿no crees que tu amigo debería estar sentado en un puesto de honor?

El hombre entonces se dio cuenta de su error, e invitó al amigo que le había dado el mejor consejo.

Moraleja: «Vale mucho más un buen consejo que una buena acción, cuando el consejo puede evitar una desgracia y la acción solo evita que vaya a más».

(‘Un puesto de honor’)

Qué temas puedes trabajar con la fábula ‘Un puesto de honor’

Utiliza esta fábula china corta, ‘Un puesto de honor’, para reflexionar acerca de:

  • La importancia de escuchar los sabios consejos.
  • Por qué es más importante ‘prevenir que curar’: la prudencia.
  • Quién merece las recompensas de la gratitud y por qué.

Reflexiones sobre la fábula china ‘Un puesto de honor’

Ya sabes ese dicho de ‘es mejor prevenir que curar’. Y es cierto, porque las desgracias muchas veces pueden evitarse, con prevención… o haciendo caso a sabios consejos:

  • Escucha los buenos consejos: En esta fábula, ‘Un puesto de honor’, el protagonista desoyó el consejo de su amigo, que intentaba prevenir una tragedia. Si le hubiera hecho caso, es decir, si hubiera escuchado detenidamente su consejo, se habría dado cuenta de la utilidad que podía tener. A veces las prisas, la vanidad o la soberbia, nos hacen desoír buenos consejos. Pensamos que lo sabemos todo, o restamos importancia a lo que nos dicen, pensando que llevan otras intenciones… En otras ocasiones, simplemente dejamos de oírlos por estar pensando en otras cosas. Sea por la razón que sea, muchas veces dejamos pasar los mejores consejos, sin ser conscientes del grave error que esto supone.
  • Agradece a quien se lo merece: Es cierto que en este relato, ‘Un puesto de honor’, son muchas las personas que se merecían la gratitud de nuestro protagonista. Evidentemente, debía ser agradecido con aquellos vecinos que le ayudaron a apagar el incendio. Pero se olvidó del más importante. No estuvo allí el día del incendio, pero de haberle hecho caso, no se hubiera producido dicho incendio, El puesto de honor, la persona que merecía mayor gratitud, era aquel que le dio el consejo para evitar el incendio, aunque no le hiciera caso. No olvidemos nunca a aquellos que merecen un reconocimiento aunque no actuaran. Los consejos son igual o más valiosos que la acción.

«Las prisas, la vanidad o la soberbia, evitan que escuchemos los buenos consejos que pueden evitar un disgusto más adelante»

(Reflexiones sobre la fábula ‘Un puesto de honor’)

Una última reflexión sobre esta fábula china

  • Más vale prevenir: Como lo has oído… En ‘Un puesto de honor’, nos vuelven a recordar la importancia de la prudencia para evitar desgracias y lamentaciones. Y es que siempre debemos ir un paso por delante a lo que puede suceder. Observar, escuchar sabios consejos y adelantarnos a los problemas, es la mejor manera de evitarlos. En la vida, como en el ajedrez, debemos siempre ‘previsualizar’ lo que puede suceder.

Otras fantásticas fábulas chinas para reflexionar

¿Te gustó esta fábula, ‘Un puesto de honor’? Prueba a leer también estas otras. Todas incluyen reflexiones finales sobre el mensaje o los mensajes que transmiten:

  • El cuero y el pelo: Es inútil que intentemos proteger un objeto para que no se gaste. La vida se gasta y lo gasta todo, por mucho que intentemos evitarlo.
  • De cómo el viejo tonto removió las montañas: Por muy inverosímil que parezca, aunque a simple vista lo creas imposible… Con esfuerzo, perseverancia y cooperación, podemos conseguir lo impensable. Así es cómo el viejo tonto consiguió cambiar de sitio las montañas.
Una fábula china sobre la perseverancia: De cómo el viejo tonto removió las montañas
De cómo el viejo tonto removió las montañas
  • La luz prestada: ¿Por qué nos cuesta tanto compartir algo que tenemos con otros aunque no nos cueste nada ofrecerlo? ¿Pensamos que es una injusticia que otros ‘se aprovechen’ de lo que tenemos? Esta fábula china te ayudará a pensar sobre este tema.

Y si lo que buscas son fábulas narradas para escuchar, encontrarás una gran selección aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *