Las dos ollas. Fábula de Esopo explicada

‘Las dos ollas’ o ‘La olla de barro y la olla de bronce’, nos habla de una situación de riesgo en donde la supervivencia hace que las diferencias se agudicen aún más. Se trata de una fábula corta de Esopo que nos recuerda la fragilidad de la amistad cuando las cosas se complican y de la imposibilidad de crear lazos entre dos opuestos. No te pierdas la fábula y las explicaciones finales sobre su moraleja y el mensaje que transmite.

Descubre la fábula de Esopo de Las dos ollas

Las dos ollas o La olla de barro y la olla de bronce
Las dos ollas, una fábula de Esopo

Tras una tormenta, el cauce de un río creció tanto que se desbordó y arrastró a dos ollas que había en la orilla: una de barro cocido y otra de bronce.

La olla de barro de barro al ver que el otro recipiente se acercaba, le dijo:

– Por favor, intenta mantener la distancia, porque si me tocas, aunque sea con suavidad, me haré pedazos. Así que no deseo estar cerca de ti.

Moraleja: «La amistad es bien difícil entre opuestos»

Qué temas puedes trabajar con la fábula de Las dos ollas

Utiliza esta fábula corta de Esopo, Las dos ollas (también conocida como ‘La olla de barro y la olla de bronce’) para reflexionar sobre:

  • La amistad
  • La naturaleza de las personas
  • Las situaciones de riesgo

Reflexiones sobre esta fábula corta

En momentos decisivos y de tensión, las diferencias se agudizan y el instinto de supervivencia hace que solo nos centremos en nuestra seguridad:

  • Más vale solo que mal acompañado: ¿Conoces este famoso refrán español? Nos alerta de las compañías y amistades que pueden perjudicarnos y hacernos daño. En este caso, la fábula de Esopo habla de dos ollas de diferentes materiales. Una de ella es frágil, la olla de barro, mientras que la otra, la olla de bronce, tiene un material muy resistente a los golpes. En situaciones normales, las dos ollas pueden convivir sin problema, pero cuando una fuerte corriente de agua las arrastra de un lado a otro, la olla de barro teme por su supervivencia, ya que un solo golpe de la olla de bronce a la de barro cocido, podría terminar con ella.
  • ‘Por el interés te quiero, Andrés’: Otra de las frases populares que usamos muy a menudo para escenificar un ‘interés’ concreto solo en determinado momento. En este caso, bien le podría responder esto la olla de bronce a la de barro ante su temor a ser golpeada. Estando en la orilla nunca se quejó de su cercanía, mientras que en momentos de riesgo, ya no quiere estar cerca. Obviamente, la olla de barro tiene sus razones, pero la otra compañera bien puede verlo como un ‘desprecio’ a su amistad.

«Aquellas personas que son muy diferentes en lo más esencial, difícilmente podrán convivir mucho tiempo sin hacerse daño»

(Reflexiones sobre la fábula corta ‘Las dos ollas’
  • Busca buenas compañías: No todas las compañías nos benefician. De hecho, algunas pueden ser peligrosas y perjudiciales para nosotros. Siguiendo esta fábula de ‘Las dos ollas’, la olla de bronce es más valiosa, resistente y por supuesto, cara, mientras que la olla de barro es mucho más humilde. Al igual existen personas más pudientes y poderosas y otras más humildes, y a veces las segundas se ven atraídas por las primeras, sin tener en cuenta que tal vez sean compañías peligrosas o dañinas para ellos. Cuidado con acercarnos a aquellos que al final pueden hacernos daño. Y en este punto sobre todo la fábula hace referencia a las naturalezas opuestas. Aquellas personas que son muy diferentes en lo esencial, difícilmente podrán convivir durante mucho tiempo sin hacerse daño.

No te pierdas todas estas fábulas de Esopo para reflexionar

Aquí encontrarás una gran selección de fábulas de Esopo, como esta de ‘Las dos ollas’, ideales para niños más mayores, adolescentes y adultos. Con ellas podrás reflexionar sobre temas esenciales:

Fábulas cortas de Esopo para adolescentes y adultos
Fábulas cortas de Esopo explicadas

Y aquí tienes algún buen ejemplo de las fábulas que podrás encontrar. Todas ellas, por supuesto, acompañadas de explicaciones finales sobre las moralejas que transmiten:

  • La corneja y la jarra: Quien la sigue, la consigue. Bien podría ser la moraleja de esta fantástica fábula que habla de esfuerzo y perseverancia para conseguir nuestras metas, por muy complejas que parezcan.
  • El náufrago: Antes de pedir desesperadamente ayuda a otros, ¿intentaste resolver el problema por tus propios medios? A veces escogemos el camino más fácil, que los demás nos ayuden a superar un problema, pero antes deberíamos intentarlo nosotros mismos.
  • La lámpara: La vanidad nos ciega hasta tal punto que dejamos de ver la realidad para formar una realidad paralela que solo podemos ver nosotros. No somos conscientes de que el resto de personas se dan cuenta de que vivimos en ‘un mundo aparte’.

También puedes escuchar fantásticas fábulas de Esopo narradas. Para ello, solo tienes que usar los podcast del canal:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 3

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *