Cuento para niños pequeños

‘El duende de los chupetes’ es un cuento corto para ayudar al niño a dejar el chupete. Para muchos niños, dejar el chupete no es fácil. Crean un vínculo especial con un objeto que les sirve como ‘calmante’ y además les aporta seguridad.

Con este cuento, tendrás una ayuda extra para convencer a tu hijo de que ya va siendo hora de dejar definitivamente el chupete o chupón.

Un cuento para dejar el chupete: El duende de los chupetes

Un cuento corto para dejar el chupete: El duende de los chupetes
El duende de los chupetes, un cuento para niños pequeños

Nadie sabe dónde vive. Tampoco cómo se llama. Pero yo conozco a un niño que lo ha visto. El niño se llama Jorge. Tiene casi tres años. Y hasta ahora, dormía con un chupete en cada mano.

Si le hablas del duende, Jorge abre mucho los ojos, estira el cuello y se pone a gritar (dando saltitos):

– ¡¡Petín, Petín, Petín!!- Y todos se ríen.

Si le preguntas:

-¿Dónde está el duende?

Él te responde:

– Ahí, ahí y ahí- Y señala a todas partes.

De cómo Jorge vio al duende de los chupetes

Me contó que un día, mejor dicho, una noche, el duende entró en su cuarto sin hacer nada de ruido y se llevó uno de sus dos chupetes. Y al día siguiente volvió a por el otro. Pero él se despertó y entonces… ¡le vio!

Dice que es muy pequeño. Pero muyyyy pequeño. Que tiene el pelo naranja y los mofletes gordos y sonrosados. Y que entonces agarró bien su chupete y le dijo sin nada de miedo:

– ¡Petín mío!

Pero el duende, frunció el entrecejo y le contestó, amenazante:

-Petín mío, mío y mío

Y que como el duende vio que Jorge empezaba a hacer pucheros, y que ya estaba a punto de llorar, le dijo:

– Tú ya eres mayor. Te cambio el chupete por un don: ummmmmmmmm… ¡ya está!: a partir de ahora harás reír a los demás.

Luego le guiñó un ojo y se marchó dando pequeños saltos.

Al día siguientes sus padres vieron que no tenía el chupete. Jorge comenzó a decir:

– «Petín petín petín»- dando saltitos. Y ellos comenzaron a reír a  carcajadas.

Y así fue cómo Jorge conoció al duende de los chupetes y de cómo se enteró de que es un duende mágico que cambia chupetes por dones.

( ‘El duende de los chupetes’ ©2013 Fanny Tales)

https://www.instagram.com/p/Bqm2n6NFPpG/?utm_source=ig_web_copy_link

Reflexiones sobre el cuento ‘El duende de los chupetes’ para los niños

‘El duende de los chupetes’ es un cuento muy corto, destinado a niños de entre 3 y 5 años, una etapa en la que de pronto dejan de ser bebés y tienen que decir adiós a ciertas comodidades. Ahora tendrán que acostumbrarse a ir al servicio y no usar más pañales… y también dejar el chupete definitivamente.

Existen muchas historias y cuentos para ayudar al niño a despedirse del chupete, pero este aporta además ciertos valores de los que puedes beneficiarte:

El duende de los chupetes no se lleva el chupete sin más, sino que lo cambia por algo mejor: Y así es cómo los antes bebés y ahora niños, descubren que tienen ciertas habilidades, que según este cuento, le entrega el duende a cambio del chupete. En este caso, Jorge tiene una gran habilidad para hacer reír a los demás. Pero todos los niños tendrán que descubrir su gran don.

Crecer y madurar puede que de miedo, pero aporta muchísimas ventajas: El duende de los chupetes pide algo que el niño ya no necesitará. Esto puede crear cierta incertidumbre a un niño, que tiene miedo a enfrentarse ‘sin la ayuda de su chupete’ a nuevos retos y sobre todo, a todo lo que le da miedo. Pero de esta forma, se dará cuenta de que es capaz de enfrentarse a todo ello sin ayuda, solo con su increíble fuerza interior. Será bueno porque crecerá la confianza en sí mismo y su autoestima.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

También puedes usar este cuento corto para mejorar la atención y la comprensión lectora de tu hijo. Usa estas preguntas al finalizar la lectura para comprobar si tu hijo atendió a la historia y la entendió:

1. ¿ Cómo llama Jorge al duende?

2. ¿Qué le dio el duende los chupetes a Jorge a cambio del chupete?

3. ¿Cuál es el don de Jorge? ¿Qué es lo que mejor se le da?

Otros cuentos cortos para niños pequeños

Aquí tienes otros buenos ejemplos de cuentos muy cortitos para niños pequeños:

La tortuga Manuelita: este cuento es ideal para niños de 2 y 3 años, la etapa de las ‘rabietas’. Con la historia de esta simpática tortuga podrás sentirse identificados y aprender a controlar sus enfados.

Margarita Lagartija: a veces los niños más traviesos solo están demandando más atención y cariño. Basta con dárselo para que todo cambie… Y si no, mira lo que le pasó a la traviesa Margarita Lagartija.

Verdemoco: la historia de Verdemoco nos ayuda a reflexionar acerca de la importancia del respeto y la tolerancia hacia las diferencias, esa diferencias que pueden ser grandes virtudes.