Cuento para niños sobre la imaginación

¿Qué tendrán los secretos que atraen tanto a los niños? El cuaderno de Cloe es un cuento infantil sobre los sueños de los niños, pero también una historia rodeada de un misterio en torno a un cuaderno… ¿mágico? Descubre qué esconde este misterioso cuaderno.

Un cuento sobre los sueños e ilusiones de los niños: El cuaderno de Cloe

Un cuento infantil sobre los sueños de los niños: El cuaderno de Cloe
El cuaderno de Cloe, un cuento sobre los ‘secretos’ de los niños

A Cloe le gustaba mucho dibujar, escribir, y pensar en las musarañas. Y en el recreo, en vez de jugar a darle patadas a la pelota, a inventar trastadas en el cuarto de baño o a hacer ‘comiditas’ con piedras machacadas, ella se sentaba en un rincón, sacaba su cuaderno y empezaba a mover el lápiz hacia todos los lados.

– Siempre igual- decían sus amigas- ¿pero qué escribe todos los días en ese cuaderno?

El cuaderno de Cloe era un cuaderno especial, que ella misma se fabricó, grapando hojas de colores. Era un cuaderno de hojas verdes, rosas, amarillas…

– Es un cuaderno mágico- les dijo a sus amigas un día Cloe.

Sus amigas desde entonces no pararon de pensar cómo hacer para quitarle el cuaderno.

La curiosidad de las amigas de Cloe

– Ha dicho que es mágico- recordó Merceditas- Eso es porque seguro que apunta conjuros de esos de las brujas.

– No creo- decía Carlota, que siempre había sido mucho menos fantasiosa que el resto- Es mágico porque la tinta se volverá invisible.

-¿Invisible?- repitió entusiasmada Raquel- O quizás sea mágico porque te ayude a viajar por el espacio- Y todas se echaron a reír.

– Hay que hacer algo para averiguarlo- dijo Merceditas.

Dicho esto, trazaron un plan. El objetivo: el cuaderno de Cloe. Claro, que no iba a ser nada fácil. Cloe no dejaba  su cuaderno ni un segundo. ¡Hasta se lo llevaba al cuarto de baño!

– Tenemos que distraerla para poder echarle un vistazo- dijo al cabo de un rato Merceditas.

En busca del cuaderno de Cloe

Así que al día siguiente, cuando sonó el timbre del recreo, Raquel, Carlota y Merceditas fueron corriendo hacia Cloe.

– Cloe, Cloe, ¡mira lo que hemos traído para ti!- le dijo Merceditas guiñando al resto un ojo. Y sacó una muñeca de su mochila. Una muñeca nueva, que acababan de regalarle, con cientos de accesorios y vestiditos de quita y pon.

Pero Cloe agarró fuerte su cuaderno y dijo:

– ¡Que bonita! Pero voy a dibujar un rato.

¡Oh, no!… no había manera. Los días siguientes siguieron intentándolo, con cromos, dibujos e incluso una caja de bombones.

Nada. Cloe no se separaba del cuaderno, y cada día que pasaba el cuaderno era más y más mágico, más y más especial, más y más atrayente. Y Carlota, Merceditas y Raquel se morían de rabia.

Cloe se dio cuenta de que sus amigas la seguían a todas partes. Y sonreía muy contenta de tener algo tan valioso entre sus manos.

De cómo las amigas de Cloe descubrieron el secreto del cuaderno

Así se pasaron las amigas todo el año, intentando sin éxito ver lo que Cloe dibujaba en su dichoso cuaderno de colores. Y el último día de colegio, cuando ya habían perdido todas las esperanzas, ocurrió lo inesperado: Cloe se acercó a sus amigas y les tendió el cuaderno garabateado.

– Os lo regalo- les dijo sin pestañear.

Sus amigas no sabían si creerlo. ¡Por fin tenían el cuaderno mágico entre las manos!

Lo abrieron impacientes, con muchos nervios. No sabían si encontrarían pócimas mágicas, letras invisibles o alguna clave para viajar por el espacio. Y al abrir las hojas, comprobaron atónitas que sólo estaba lleno de… ¡¡letras y dibujos!!

Ahí estaban sus nombres y unos cuantos corazones. Y palabras enredadas entre sí: árbol, corazón, luna, cielo… Con dibujos salpicando las palabras de color: un gato, un sol, unas flores, un arcoíris… Y de magia, nada. Ni de pócimas. Ni de ecuaciones para viajar al espacio.

– Pero…¡no es un cuaderno mágico!- protestaron las niñas.

– Sí que lo es- dijo Cloe- Aquí dentro están todas las cosas que me hacen soñar. ¡Feliz verano, chicas!

Sus amigas terminaron aquel curso aprendiendo una sabia lección: la magia  no hay que buscarla fuera, sino dentro de las personas.

( ‘El cuaderno de Cloe’ © Fanny Tales 2013)

Valores que transmite este cuento infantil

Todos los cuentos nos ayudan a reflexionar sobre algunos valores. En esta caso:

La paciencia nos ayuda a conseguir lo que tanto ansiamos sin perder los nervios.

La perseverancia para conseguir nuestro objetivo.

El valor de la amistad y la importancia de la generosidad con los amigos.

Reflexiones sobre el cuento del Cuaderno de Cloe para los niños

Todos tenemos secretos, y solo debemos compartirlos con quien queramos y cuando queramos: Cloe tenía un secreto, que tenía a sus amigas nerviosas. Gracias a este secreto, ellas fantaseaban y desarrollaban al máximo su imaginación. Pero Cloe al final decide compartir su secreto con ellas. Cuando ella quiere, no cuando sus amigas lo desean.

La amistad implica generosidad: Compartir un secreto es un acto muy generoso, y propio de los amigos. Cuando alguien comparte un secreto contigo, es porque te aprecia y confía en ti. Un pilar clave en la amistad.

La perseverancia es importante para conseguir nuestros objetivos: Las amigas de Cloe lo intentaron todo para ver el cuaderno de su amiga, y nunca desistieron en su empeño. Al final, Cloe se dio cuenta de su interés y premió su perseverancia.

La paciencia es una virtud: Las amigas de Cloe estuvieron a punto de perder los nervios. Querían saber qué ocultaba el cuaderno de su amiga en ese mismo momento. Pero poco a poco, se dieron cuenta de lo valiosa que es la paciencia. Sobre todo al final, cuando consiguen su objetivo. Quien espera pacientemente y persevera, suele conseguir lo que busca.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

También puedes utilizar este cuento infantil para mejorar la atención y la comprensión lectora de tu hijo. Utiliza estas preguntas al finalizar la lectura:

1. ¿Qué es lo que más le gustaba hacer a Cloe mientras sus amigas jugaban en el recreo?

2. ¿Qué hicieron sus amigas para intentar ver lo que contenía el cuaderno de Cloe?

3. ¿Cómo consiguieron ver las amigas de Cloe lo que tenía el cuaderno?

4. ¿Qué había en el cuaderno de Cloe?

Otros fantásticos cuentos para niños

En esta historia se unían misterio, secretos, magia y amistad. Prueba con estos otros cuentos. ¡También te gustarán!

Una carta para Balma: resulta que Balma recibe una misteriosa carta. ¿Quién se la habrá mandado? ¿Qué querrá decir el mensaje? ¡Averígualo!

Guadalupe y la casa misteriosa: los hermanos de Guadalupe no hacen caso de sus advertencias y entran en una casa encantada… ¿cómo les ayudará a salir?

El oso misterioso: a Sergio le encantan los misterios, y un día de excursión encuentra uno maravilloso… ¡y dentro de una cueva!