El campesino y los pasteles. Cuento infantil sobre la astucia

Sin duda, la inteligencia es nuestra mejor aliada para salir de los problemas. Y si no, que se lo pregunten al protagonista de este relato, ‘El campesino y los pasteles‘, un cuento infantil basado en un relato de Juan de Timoneda, un escritor español del siglo XVI, que nos dejó historias tan interesantes como esta. Presta atención.

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

Un fantástico cuento sobre la astucia: El campesino y los pasteles

El cuento El campesino y los pasteles
‘El campesino y los pasteles’, un cuento infantil sobre la resolución de problemas

Paseaba por la ciudad un campesino al que le llevaba unos días doliendo mucho una muela.

– Qué dolor más insoportable- se quejaba el hombre- Pero si me gasto el dinero en el dentista, no tendré para comer, y ¡me muero de hambre!

En esto que se paró frente al escaparate de unos deliciosos pasteles. Cómo sería la cara que puso al verlos, que unos hombres al verlo, comenzaron a burlarse de él.

– Parece que ha visto fantasmas… Menuda cara de alucinado.

– De eso nada-respondió el campesino- Solo me imaginaba comiéndome cientos de estos pasteles.

– ¿Cientos? ¿Cuántos podrías comer?

– Si yo quisiera… ¡500!

– ¡Serás embustero! No hay nadie que pueda comerse tantos pasteles… Es más, te reto a que lo demuestres.

– De acuerdo. Vosotros pagad los pasteles que vaya comiendo. Si no consigo comerme 500, me dejaré sacar una muela delante vuestro… Esta muela- dijo señalando la que le dolía.

– ¡Una muela! Sí que eres tonto… Muy bien, aceptamos el trato-dijo uno de los jóvenes.

El campesino y los pasteles: Lo que consiguió el campesino

El campesino comenzó a comer pasteles. Uno, y otro, y otro más. Pero cuando ya llevaba una veintena, dijo:

– Está bien, habéis ganado… no puedo más.

– ¡Ja,ja,ja! ¡500, decía! Te quedaste sin muela.

Y el joven mandó llamar a un dentista, que le arrancó la muela ahí mismo.

– ¡Mira que eres tonto!- volvió a decir el joven.

– Tontos vosotros… – respondió el campesino- Gracias a vuestro gran talento, he comido todo lo que he querido y al fin me he librado de esa maldita muela que tanto me dolía

Y el campesino se despidió muy feliz, haciendo una gran reverencia.

Qué temas puedes trabajar con el cuento ‘El campesino y los pasteles’

Este fantástico cuento, ‘El campesino y los pasteles’, nos será muy útil para reflexionar acerca de:

  • La resolución de problemas.
  • El uso de la inteligencia y la astucia.
  • La prepotencia o vanidad.
  • Cómo defendernos de las burlas.

Reflexiones sobre este cuento infantil del campesino y los pasteles

Desde luego, menuda lección les dio a los vanidosos jóvenes el pobre campesino, que sin tener dinero consiguió lo que quería gracias dos que se creían muy listos cuando en realidad eran ‘muy tontos’:

  • Más vale maña…: ¿Te sabes ese refrán? ‘Más vale maña que fuerza’. Pues lo puedes aplicar a este cuento también. Es mucho mejor ser astuto que intentar imponer unas ideas o una opinión por la fuerza, como intentaban hacer los jóvenes. El campesino pensó: ‘bien, si les digo que me como 500 pasteles, aunque sea imposible, ellos, que son tan vanidosos, aceptarán el trato. Como no me los voy a poder comer, a cambio diré que me saquen esta dichosa muela que tantos problemas me da. Como ellos no saben que me duele, pensarán que ofrezco algo muy valioso…’. Y el campesino estaba en lo cierto. Los jóvenes ‘picaron el anzuelo’.

«Antes de intentar imponer tus ideas… usa la persuasión de forma ingeniosa.»

— (Reflexiones sobre ‘El campesino y los pasteles’)

Más reflexiones sobre ‘El campesino y los pasteles’

  • La vanidad no les hizo ver: Tal vez en ‘El campesino y los pasteles’, los muchachos se dejaron llevar y pensaron que la apuesta era en serio por su vanidad. Ya sabes que la prepotencia, la soberbia y la vanidad, transforman la realidad y nos ciegan hasta tal punto, que vemos como ‘posible’ algo que no lo es, y nos hace creer cosas realmente inverosímiles. Algo así les pasó a los dos jóvenes que llegaron a creerse que el campesino de verdad podía comerse 500 pasteles. Si no lo hubieran creído, no hubieran apostado nada ni por supuesto, pagado al campesino los pasteles y el dentista.
  • La mejor defensa ante las burlas: Si te das cuenta, en el cuento del campesino y los pasteles, el campesino propuso este reto para defenderse de los jóvenes porque se burlaban de él. En lugar de entristecer ante las burlas, decidió darles un escarmiento. Y es que sin duda, el ingenio es el mejor aliado y la mejor defensa ante las burlas.

Otros cuentos sobre el ingenio para niños

Aquí tienes más cuentos que como este, nos hablan del uso del ingenio y la inteligencia para resolver problemas o como es el caso de este cuento, para defendernos de las burlas.

  • Cómo defenderse de las burlas, El caballero y el mozo: Al igual que en este cuento del campesino, en este cuento, un mozo muy joven fue el centro de las burlas de unos nobles. ¿Sabes qué hizo? Ya verás, ya…
  • El lego sabio: Cuando la presión nos puede, no conseguimos ver la salida a un problema. Nada como claridad de mente y sobre todo, mucho ingenio.
Un cuento popular sobre el ingenio: el lego sabio
El lego sabio, un cuento para adolescentes sobre le ingenio
  • La amenaza: Usando la inteligencia pero con mucha sutileza e ingenio, también podemos ‘cazar’ a quien hizo algo mal. ¿No te lo crees? Pues no dejes de leer este divertido cuento.

¿Sabías que también puedes escuchar cuentos infantiles narrados? Encontrarás muchos aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 7

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.