- Publicidad -

Este cuento corto para niños, ‘El pozo de los deseos’ (de Arnold Lobel), es ideal para los más pequeños, ya que les sugiere que antes de abandonar nuestros sueños ante un problema o alguna frustración, debemos buscar la forma de solucionar el problema y seguir adelante. Un cuento fácil de leer y cuyas reflexiones encontrarás más abajo.

Un cuento corto para niños sobre la perseverancia: El pozo de los deseos

Cuento infantil sobre la resolución de problemas: El pozo de los deseos
El pozo de los deseos’, un cuento corto infantil

Una ratita paseaba por un bosque cuando se encontró con un pozo.

– ¡Oh! ¡Seguramente sea un pozo de los deseos!- dijo emocionada- ¡Seguro que me concede todo lo que le pido!

- Publicidad -

Así que la ratita se fue corriendo a su casa a por una moneda y regresó al pozo. Tiró la moneda y pidió un deseo. Pero solo escuchó

– ¡Ay!

Al día siguiente, la ratita regresó al pozo con otra moneda. Volvió a tirarla al pozo y de nuevo escuchó:

– ¡Ay!

Al tercer día, la ratita fue con su moneda y al tirarla al pozo de nuevo escuchó el grito:

– ¡Ay!

– No es justo… ¡Yo tiro mi moneda y en lugar de cumplirse mi deseo, solo escucho un lamento!

– Es que tu moneda me hace daño- dijo entonces el pozo.

– Está bien, si es así, tengo la solución.

Y la ratita se fue a su casa, buscó una almohada y regresó al pozo. Tiró la almohada y después tiró una moneda.

– Ahora sí, menudo cambio… – se oyó decir al pozo.

Y desde entonces, la ratita ve cumplidos todos sus deseos.

Qué temas puedes trabajar con el cuento ‘El pozo de los deseos’

Utiliza este cuento corto infantil para hablar con los niños de:

– Resolución de problemas.

Perseverancia.

Empatía.

Reflexiones sobre este cuento infantil

Lejos de ‘desmoralizarse’ y olvidar el pozo de los deseos, la ratita insistió, una y otra vez… y ya sabes, ‘quien la sigue, la consigue’:

Persevera y triunfarás: sin duda, esfuerzo y perseverancia son dos valores esenciales a la hora de conseguir nuestras metas. Porque la mayoría de las veces encontramos problemas y obstáculos en nuestro camino, y ante ellos, tenemos dos posibles actitudes. Podemos perder la ilusión y abandonar nuestro sueño o bien insistir y buscar una alternativa o la solución al problema. ¿Qué piensas que hizo la ratita? ¡Perseverar!

La empatía que mueve a resolver problemas: la ratita al darse cuenta de que aquello que impedía que sus deseos se cumplieran era que lastimaba al pozo con la moneda, buscó la forma de solucionarlo. Se puso en el lugar del pozo y efectivamente pensó en la forma de lanzar su moneda sin hacerle daño. La empatía le movió a su vez a pensar de forma inteligente y así consiguió una solución que venía bien a los dos. Ella podría lanzar su moneda y el pozo no sentiría dolor. De esta forma, podría centrarse en cumplir el deseo de la ratita.

Otros geniales cuentos cortos para niños

Aquí tienes otros cuentos fantásticos para leer con los niños. Como siempre, los textos van acompañados de reflexiones finales para entender mejor el mensaje del cuento:

La tortuga Manuelita, un cuento para enseñar a los niños a manejar el enfado
La tortuga Manuelita
El mono y los pescadores, una fábula corta con valores
El mono y los pescadores
El cuento de Poppet para los niños
Poppet

– Para ayudarles a entender su frustración, La tortuga Manuelita: es un cuento maravilloso que ayuda a los más pequeños a entender qué sienten cuando se enfadan y están a punto de estallar en una rabieta y qué pueden hacer para calmarse.

El mono y los pescadores: si buscas un cuento que explique a los más pequeños qué es la empatía, usa esta fábula corta. Tiene un mensaje muy claro que ellos entenderán.

Poppet: este precioso cuento nos habla de amistad y de cómo vencer los miedos. Ideal para niños pequeños.