Esta fábula corta originaria de China, ‘Dirección contraria’, de ‘Anécdotas de los Reinos Combatientes’, nos invita a pensar en todas las ocasiones en las que aún teniéndolo todo, nos alejamos de nuestro objetivo. Una interesante conversación que nos ayuda a reflexionar sobre las decisiones que tomamos en la vida.

La fábula china que te ayudará a reflexionar sobre tus decisiones: Dirección contraria

Fábula corta sobre las distracciones en nuestro objetivo: Dirección contraria
La fábula china ‘Dirección contraria’

Cuentan que el príncipe de Wei decidió un buen día invadir Handan, la capital del reino de Zhao. Resulta que el consejero del rey de Zhao, Ji Liang, estaba de viaje, pero en cuanto se enteró, decidió regresar a toda prisa. No esperó ni a cambiarse de ropa, ni a sacudir el polvo de sus caballos. Fue inmediatamente a ver al rey.

– Es extraño- le dijo- Pero cuando regresaba, me crucé por las montañas con un hombre que iba hacia el norte, pero decía que se dirigía al reino de Chu, que está al sur. Yo le pregunté, ¿y entonces, por qué se dirige hacia el norte? Él me dijo que quería hacer algo antes y que no importaba, porque tenía muy buenos caballos. A lo que yo respondí:

– Sus caballos pueden ser excelentes, pero usted va en la dirección contraria.

– Tengo mucho dinero– dijo él.

Y yo insistí:

– ¿Y qué más da tener mucho dinero si va en la dirección opuesta?

Él añadió:

– Pero tengo un cochero muy experto.

Yo le dije entonces:

– Peor aún… Cuanto más rápidos sean sus caballos, más dinero tenga y más experto sea su cochero, más se alejará del reino de Chu.

Moraleja: “no te desvíes de tu objetivo. cuidado con las distracciones”

Qué temas puedes tratar con esta fábula china

Utiliza esta fábula corta para reflexionar acerca de:

– La necesidad de no perder el rumbo.

– No te confíes por tener más recursos. No sirven si no se usan de forma adecuada.

– Por qué debemos evitar distracciones.

– La prepotencia.

Reflexiones sobre la fábula china ‘Dirección contraria’

¿De qué nos sirve tener todos los recursos y los más valiosos si no sabemos usarlos en la dirección y en el objetivo correcto?

Las ideas claras y el objetivo presente: No dejes que nada te distraiga de tu objetivo, ni te confíes demasiado. Puede que pienses que lo tienes todo controlado, pero si no te dedicas con rapidez a lo más importante, puede que falles en tus cálculos y llegues demasiado tarde. En esta historia, mientras que el consejero del rey supo dar la vuelta de inmediato para acudir lo antes posible a su destino, se encontró con un hombre que iba en la dirección contraria a la que debía dirigirse.

La razón es que pensaba que le daría tiempo a ir al norte y volver porque tenía caballos rápidos, mucho dinero y un buen cochero. Pero ni todos estos recursos le servirían de nada si al final no conseguía llegar a su destino a tiempo. Tanto los impulsos y emociones (representadas en los caballos veloces), como el dinero y la vanidad (representada en el experto cochero), nos alejan de nuestro destino y hacen que vayamos justamente en la dirección opuesta.

Más reflexiones sobre esta fábula corta

La prepotencia nos hace fallar: Sí, la vanidad o prepotencia es una de las cosas que nos han fallar y alejarnos de nuestros objetivo. En las tres que esta fábula enumera, están justamente la vanidad, el dinero o avaricia y las emociones desbocadas. El consejero que cuenta esta historia nos avisa de que debemos protegernos de todo esto y no dejarnos entretener en el camino por ninguna de ellas.

Hay que ser diligente: Ante un problema, lo primero que debemos hacer es atenderlo, nada de hacer otras cosas antes para luego llegar a él. La prioridad de ese hombre que iba hacia el norte era acudir al reino de Chu (que estaba en la dirección contraria), pero en lugar de acudir de inmediato hasta allí, decidió hacer algo antes, algo que le alejaba de su objetivo o problema a solucionar. Tal vez a su vuelta ya sería demasiado tarde.

Otras fábulas cortas sobre la resolución de problemas

Aquí tienes otros buenos ejemplos de fábulas que hablan precisamente de la necesidad de ser prácticos a la hora de resolver problemas:

La carpa en el camino, fábula china para adolescentes y adultos
La carpa en el camino
El problema, una fábula budista sobre la resolución de problemas
El problema
Luchar o tomar el té, un relato sobre la resolución de problemas
Luchar o tomar el té

– Atiende de forma urgente los problemas más importantes, La carpa en el camino: Sí, porque hay problemas más urgentes que precisan de una acción rápida, mientras que otros sin embargo pueden esperar algo más.

El problema: Muchas veces lo que nos pasa es que no conseguimos ver el problema en toda su magnitud, porque nos fijamos en los detalles y no conseguimos ver el problema completo.

Luchar o tomar el té: Esta historia es una anécdota real que un profesor contó a sus alumnos de algo que le sucedió durante la guerra. ¡No te pierdas la lección!

Consulta todas estas fábulas chinas para adolescentes y adultos

¿Te gustas estas fábulas chinas, tan cortas y que esconden un pensamiento tan profundo? Pues no dejes de echar un vistazo a todas estas:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *