Una fábula china sobre las necesidades ante las promesas que no se cumplen

Esta fábula corta, ‘La carpa en el camino’, es una fábula china que nos habla de las necesidades reales frente a las promesas que no se cumplen o bien llegan tarde para solucionar nuestro problema. Un fantástico relato para reflexionar.

Las promesas frente a las necesidades reales: fábula ‘La carpa en el camino’

La carpa en el camino, fábula china para adolescentes y adultos
La carpa en el camino, una fábula chin sobre las promesas absurdas

Zhuang Zhou era un comerciante que pasaba una mala racha y se había quedado sin dinero. Así que decidió acudir a pedir ayuda al marqués para pedirle prestado un poco de grano:

– Necesitaría un poco de grano para sembrar y poder comer. No tengo comida… – le pidió el hombre.

– Bueno… – dijo el marqués- Dentro de unas semanas recogeré impuestos y entonces podré prestarte 300 monedas. ¿Qué te parece?

– ¿Dentro de unas semanas?

Zhuang Zhou estaba muy indignado ante tal propuesta, y le contó al marqués la siguiente historia:

– Hace poco caminaba cerca del pueblo cuando en mitad del camino me encontré una carpa– La carpa me dijo:

– Por favor, ayúdame. Soy una carpa del mar del este. ¿Podrías traer un cubo con agua para salvar mi vida?

– Bien- le contesté yo- Dentro de poco visito a los gobernantes de la zona oeste. Cuando vuelva, puedo traer agua del río del oeste.

La carpa me dijo furiosa:

– ¿Cómo quieres que espere hasta entonces? Cuando regreses, tendrás que buscarme en la pescadería

Moraleja: “Frente a las propuestas inútiles, presenta soluciones reales”

Qué valores puedes trabajar con la fábula ‘La carpa en el camino’

Esta fantástica fábula corta de Zhuang Zi nos sirve para reflexionar acerca de:

– El valor de la caridad.

– La resolución de problemas.

– Las promesas futuras inútiles.

– El valor de la empatía.

Reflexiones sobre esta fábula china

Sin duda, hay dos tipos de problemas y debemos diferenciarlos bien: aquellos que necesitan una resolución urgente y otros que llevan más tiempo y se dilatan en el tiempo. Ante los primeros, las promesas futuras son inútiles:

Busca una solución, no una promesa: a veces los problemas necesitan de una solución rápida, no de una promesa que puede que llegue tarde. Es muy fácil prometer algo a largo plazo, pero las necesidades algunas veces necesitan una acción urgente.

Compartir no es fácil: es muy fácil decir que somos generosos pero cuando llega el momento de la verdad y hay que demostrarlo, la mayoría busca una ‘escapatoria’, lavando la conciencia con un ‘ya lo haré más adelante’. Pero más adelante no se necesita. La generosidad debe ser entregada en el momento. De lo contrario, no es generosidad, sino conveniencia. Y sí, ser generoso no es nada fácil. La mayoría de las veces implica un sacrificio que no todos están dispuestos a hacer.

La difícil tarea de la resolución de problemas: tampoco resolver problemas es sencillo. ¿Sabes qué se necesita? ¿Quiénes son aquellos capaces de resolver problemas de forma eficaz? Los que tienen empatía. Si el hombre que se encontró la carpa en mitad del camino hubiera tenido empatía, no hubiera malgastado el tiempo en hacer una promesa ridícula. Se hubiera dado cuenta en cuestión de segundos que el pez lo que necesitaba para vivir es agua con urgencia, y que no le importaba que no fuera agua del río del oeste. Solo necesitaba agua, sin más, pero inmediatamente.

Otras fantásticas fábulas chinas para adolescentes y adultos

Las fábulas chinas son fantásticas para reflexionar sobre valores esenciales que a menudo olvidamos. Son relatos muy cortos y a veces divertidos y nos abren los ojos con bastante facilidad. Fíjate en estos otros relatos:

El origen del ruido: siempre tendemos a buscar un culpable fuera de nosotros cada vez que sentimos enfado o ira. Sin embargo, pocas veces nos paramos a mirar dentro de nosotros…

El viejo tonto que removió las montañas: la perseverancia unida a la colaboración consigue cosas realmente asombrosas. ¿Te imaginas poder cambiar de lugar una montaña? Después de leer esta fábula, creerás en cosas increíbles.

La sospecha: ¿cuántas veces no habremos acusado a alguien sin pruebas de algo que no hizo? Y todo por los dichosos prejuicios. Tendemos a sacar conclusiones con demasiada ligereza…

Author

Estefanía Esteban es periodista y escritora de literatura infantil. Ha publicado el libro 'Cebricornio' con la editorial Babidibú.

TU COMENTARIO