Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo. Un texto viral muy valioso

El decimosexto presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln (desde 1861 a 1865), nos dejó numerosas cartas muy famosas, como una en la que brevemente solicitaba trabajo para el hijo de un conocido. Pero hace tiempo se hizo viral una carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo, en donde supuestamente resume todo lo que desea que le enseñe en el colegio. Es falsa.

Esta carta fue escrita en 1830. Abraham Lincoln tenía por entonces 21 años y aún no se había casado (se casó en 1842) ni mucho menos tenía ningún hijo (el primero de cuatro, Robert, nació en 1843). Apenas sabía leer y escribir… Esta carta no salió de sus manos, pero sí es muy valiosa y aún así merece la pena leerla. Sus valores y lo que dice, ciertamente sí se podría entender como uno de los discursos del presidente estadounidense. Aunque no la escribiera él, esta carta es una auténtica joya.

TIEMPO DE LECTURA: 3 MINUTOS Y MEDIO

Aquí tienes la famosa (supuesta) carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo

Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo explicada
La famosa carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo

Esta carta se escribió en 1830. Sin embargo, casi 200 años después, su contenido sigue teniendo la misma validez y utilidad que entonces. Nada de lo que dice nos suena antiguo, ni demasiado lejano. Porque las lecciones a las que hace referencia, son pilares básicos e inamovibles.

Cuando se escribieron estas líneas, Abraham Lincoln aún no era presidente de los Estados Unidos, ni había entrado en la Cámara de Representante de los Estados Unidos (lo haría en 1846). Está claro que la carta no es suya, pero la calidad del texto, a la hora de mencionar los valores más importantes en los hombres, hace que sea especialmente valiosa. Aquí tienes el texto traducido:

«Querido profesor, mi hijo tiene que aprender que no todos los hombres son justos ni todos son sinceros.

Enséñele que por cada villano hay un héroe, y por cada (político) egoísta, alguien (un líder) generoso.

Enséñele que por cada enemigo hay un amigo, que es mejor obtener una moneda ganada con sudor que una moneda robada. Aléjelo de la envidia y si puede, que conozca el secreto y alegría de la risa tranquila.

Enséñele a perder, pero también para aprender a disfrutar correctamente de la victoria. Enséñele a maravillarse con los libros, pero deje que él también aprenda con los pájaros del cielo, las flores en el campo, las maravillosas vistas de valles y montañas.

En las bromas con los amigos, explíquele que más vale una derrota honrosa que una victoria vergonzosa. Enséñele a creer en sí mismo, incluso si está solo frente al mundo. Enséñele a ser bueno con los gentiles y a ser duro con los déspotas, enséñele a nunca debe entrar en un tren solo porque otros lo hicieron antes.

«Enséñele a creer en sí mismo, a escuchar a todos y a que pueda decidir por sí mismo»

(Extracto de ‘Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo’)

Enséñele a escuchar a todos, pero a la hora de la verdad, que pueda decidir por sí mismo; enseñarle a reír cuando esté triste y explíquele que, a veces, los hombres también lloran.

Enséñele a ignorar los gritos de la multitud que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones.

Trátelo bien, pero no lo mime ni lo adule en demasía, ya que solo en la prueba de fuego se sabe si el acero es real. Déjelo tener el coraje de ser impaciente y a tener coraje con paciencia, constancia y sobriedad.

Transmítale una fe sublime y sólida en el Creador y en sí mismo, porque solo entonces podrá tener fe en los hombres.

Sé que pido mucho, pero vea lo que puede hacer, querido profesor”.

Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo: la versión original

Carta de Abraham Lincoln al maetsro de su hijo, con explicaciones
Extracto de la famosa Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo

Aquí tienes la carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo (se desconoce el autor real de este texto), en inglés (aunque existen varias versiones con algunas diferencias):

«He will have to learn, I know, that all men are not just, all men are not true.

But teach him also that for every scoundrel there is a hero; that for every selfish Politician, there is a dedicated leader…

Teach him for every enemy there is a friend, Steer him away from envy, if you can, teach him the secret of quiet laughter.

Teach him if you can that 10 cents earned is of far more value than a dollar found. Let him learn early that the bullies are the easiest to lick…

Teach him, if you can, the wonder of books… But also give him quiet time to ponder the eternal mystery of birds in the sky, bees in the sun, and the flowers on a green hillside.

In the school teach him it is far honourable to fail than to cheat… Teach him to have faith in his own ideas, even if everyone tells him they are wrong… Teach him to be gentle with gentle people, and tough with the tough.

Try to give my son the strength not to follow the crowd when everyone is getting on the band wagon… Teach him to listen to all men… but teach him also to filter all he hears on a screen of truth, and take only the good that comes through.

Teach him if you can, how to laugh when he is sad… Teach him there is no shame in tears, Teach him to scoff at cynics and to beware of too much sweetness…

Teach him to sell his brawn and brain to the highest bidders but never to put a price-tag on his heart and soul.

Teach him to close his ears to a howling mob and to stand and fight if he thinks he’s right. Treat him gently, but do not cuddle him, because only the test of fire makes fine steel.

Let him have the courage to be impatient… let him have the patience to be brave. Teach him always to have sublime faith in himself, because then he will have sublime faith in mankind.

This is a big order, but see what you can do… He is such a fine little fellow, my son!

(Versión en inglés de la famosa carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo)

El gran valor de la carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo (aunque no lo escribiera él)

En realidad esta supuesta carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo, se cree que en realidad fue escrita por profesores de Nueva Delhi (India). A pesar de ser falsa (en el aspecto de que nunca fue escrita por el ex presidente estadounidense), su valor es inmenso, por los valores que transmite y que recuerda no solo a maestros o padres, sino a todos en general. Entre ellos, todos estos:

  • El valor de la honestidad: Lo primero que trata esta carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo es de la justicia y la sinceridad. Ser justo y sincero hace de una persona que sea honesta y por lo tanto, confiable. Nadie querrá permanecer mucho tiempo cerca de alguien que no es justo, que no es sincero o que traiciona sus propios ideales.
  • El mundo está repleto de personas sin valores: Ya en la primera línea de esta carta, lo primero que se pide al maestro en cuestión es que no se oculte la realidad a los niños, que no se pinte un mundo ideal, sino que puedan entender que no todas las personas respetan los valores esenciales. Que en la vida conocerán a muchos mentirosos, a personas sin escrúpulos, a personas deshonestas y sin principios. Deben de estar preparados para ello para saber identificarlos y defenderse y alejarse de ellos.
  • La envidia, ese terrible mal: Uno de los principales defectos del ser humano es la envidia, esa emoción negativa que nos lleva a la frustración, el autoengaño y el deseo de hacer mal a otros. Un mal que esta carta recalca, con una petición expresa para que el maestro sepa a los niños a mantenerse lejos de ella.

«Debemos aprender a alejarnos del envidioso, que solo busca el mal en los demás para intentar calmar su frustración ante su mediocridad»

(Reflexiones de la Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo)

Más reflexiones sobre la Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo

  • La apuesta por el esfuerzo: La ‘carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo’ también recuerda la importancia de inculcar este valor, el del esfuerzo, desde pequeños. No vale lo mismo una moneda ganada con el sudor de la frente que una moneda encontrada (o robada). Y es cierto. Puede que la moneda sea idéntica a otros ojos, pero a los ojos de uno mismo, la primera vale cien veces más. El esfuerzo es el valor que nos mueve a superarnos y a disfrutar de la meta conquistada. Un valor que demuestra que podemos conseguir todo lo que queramos.
  • El valor de la belleza de la Vida: Aunque en la carta se habla de la importancia de los libros, la lectura, el arte… no se pasa por alto el tremendo valor de las cosas más simples que nos fueron regaladas. La Naturaleza, con el sol, la luna o los árboles. Las montañas, los animales. Son bienes que pertenecen a la Humanidad en conjunto y cuya belleza nunca debería dejar de sorprendernos.

«El esfuerzo es el valor que nos mueve a superarnos y a avanzar en la vida»

(Reflexiones sobre la Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo)
  • Aprender a ganar y a perder: En esta carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo también se comenta que tan importante es aprender a perder y a levantar la cabeza en las caídas, como aprender a ganar con humildad y respeto frente a los demás. El respeto y la tolerancia, el aprender a escuchar a los demás, también aparece varias veces a lo largo de este texto.
  • Decidir por uno mismo: La capacidad de decisión, de análisis y de independencia frente a las opiniones ajenas es muy importante para conseguir una población inteligente y crítica con lo que le rodea. No dejarse llevar por las opiniones de la masa y aprender a razonar por uno mismo, es esencial. También se menciona en esta carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo.

«Debemos aprender a escuchar a los demás y mantener la capacidad de decidir por nosotros mismos»

(Reflexiones de la Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo)

Últimos comentarios de la Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo

  • Cuidado con la sobreprotección: Aunque esta carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo fue escrita en 1830, podría haber sido escrita hoy mismo. Uno de los principales problemas en la educación actual de los hijos es la sobreprotección. Ese miedo a que se haga o le hagan daño… que anula la capacidad de los hijos de aprender a hacer frente a las ofensas o las dificultades. En la carta, se pide al maestro que trate bien al alumno, pero no lo adule en demasía. Esto puede hacer que el niño piense que es ‘más’ que los demás, y crecer con un sentimiento de superioridad y de fortaleza que más tarde puede ser muy perjudicial y dañino.
  • Otros valores implícitos en la carta: En esta carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo se habla de bondad y gentileza con los buenos y dureza con los malvados, (hay que ser piadoso con los que lo merecen y no rebajarse ante los que actúan con maldad), de la importancia de la amistad, de la virtud de la paciencia y de la sobriedad y de la necesidad de la fe, en Dios y en los hombres. También habla de la importancia de creer en uno mismo y aprender a gestionar las emociones y a no avergonzarse de ellas.

«Debemos aprender a valorar y vivir nuestras emociones sin avergonzarnos de ellas»

(Reflexiones sobre la ‘Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo’)

Otras preciosas historias inspiradoras para leer

Si te gustó esta carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo (aunque no la escribiera él), también te gustarán estas otras anécdotas de personajes famosos:

  • George Washington y el cerezo: Esta historia también pudo ser inventada. Aunque sí la recoge un biógrafo del que fuera primer presidente de Estados Unidos, ningún otro documento certifica que fuera cierta. Sea o no verdad, esta historia es muy útil para reflexionar acerca del valor de la sinceridad.
  • Alcanzar un sueño: Una preciosa anécdota del atleta Jesse Owens sobre la lección que dio en un colegio de una humilde localidad de Estados Unidos.
Alcanzar un sueño, una preciosa e inspiradora anécdota de Jesse Owens
‘Alcanzar un sueño’, anécdota de Jesse Owens
  • La historia de John Maynard: Recogida por numerosos medios periodísticos locales, la hazaña del supuesto John Maynard (en realidad se llamaba de otra forma), se hizo famosa en el mundo entero. Descubre por qué.

Y recuerda que también encontrarás muchos relatos narrados para reflexionar en el canal de podcast de tucuentofavorito.com:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 1

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.