El bunyip y los cisnes negros. Leyenda australiana sobre el origen de estas aves

El cisne negro es precisamente oriundo de Australia, un ave hermoso y elegante que tiene además una increíble y terrorífica leyenda. ‘El bunyip y los cisnes negros’ es una leyenda que nos explica el origen de este ave acuática, relacionándolo con un ser mitológico propio de la cultura australiana más antigua. Descubre quiénes eran los bunyip y qué tienen que ver con el origen de los cisnes negros.

TIEMPO DE LECTURA: 1 MINUTO Y MEDIO

La terrorífica leyenda del origen del cisne negro: El bunyip y los cisnes negros

El bunyip y los cisnes negros, una leyenda australiana
La leyenda del Bunyip y los cisnes negros

Existió hace mucho tiempo, un guerrero muy popular en su aldea. Era el hijo del líder y se había enamorado de una joven a la que quería llevar un regalo especial.

Un día, paseando cerca del lago, vio a una criatura asombrosa jugando en el agua. Parecía un pequeño potro, pero su cabeza era más parecida a la de un perro. Su cola era larga y plana y sus patas eran anchas. Su piel estaba cubierta por escamas y sus ojos brillaban como antorchas en la noche. Le pareció al guerrero que ese animal podía ser el mejor regalo para su amada, y usando una red, lo capturó.

Sin embargo, al llegar a la aldea, se encontró con su padre. Al ver a la criatura que su hijo acababa de capturar, soltó un grito de terror.

– ¡Estás loco! ¡Te has llevado a un bunyip! Debes devolverlo ahora mismo, o su madre vendrá a por él y lo destruirá todo.

– Padre, no pienso devolverlo. Es el mejor presente que he podido encontrar-respondió él.

El padre del muchacho le intentaba explicar el alcance de aquel error, cuando escucharon un terrible rugido. Una sombra cubrió la aldea, y todos comenzaron a correr despavoridos hacia la montaña. La madre del pequeño bunyip hizo crecer las aguas de los ríos y la aldea quedó totalmente inundada. El guerrero corría junto a sus compañeros con el pequeño bunyip en brazos.

– ¡Suéltalo!- le gritaba su padre.

– ¡No pienso hacerlo!- decía terco como era el joven guerrero.

Ya cuando al fin decidió abrir los brazos para soltar al animal, ante los gritos desesperados de la gente que huía, notó que sus brazos habían cambiado. La piel estaba cubierta de plumas. Su cuello se estiró y su boca se transformó en pico. Miró a su alrededor y vio que el resto de personas de aquella aldea ahora tenían su misma apariencia, la de un ave de larguísimo cuello y de color oscuro como la noche. Así es como nacieron los cisnes negros.

Qué temas puedes trabajar con la leyenda de bunyip y los cisnes negros

Utiliza esta antigua leyenda australiana, ‘Bunyip y los cisnes negros’, para reflexionar acerca de:

  • Las imprudencias.
  • A dónde nos llevan los impulsos.
  • Consecuencias de desobedecer.
  • El castigo por apropiarnos de algo que no es nuestro.
  • La ira.
  • El respeto por la Naturaleza.

Reflexiones sobre la increíble leyenda de Bunyip y los cisnes negros

El bunyip es un ser mitológico australiano, conocido también como ‘dragón acuático’, aunque en su caso, no puede volar. Sin embargo, es un ser poderoso con ciertos poderes. De ahí que castigara a los aldeanos de aquel lugar, según esta leyenda de ‘Bunyip y los cisnes negros’, transformándoles en el ave de plumas negras que hoy conocemos.

  • El instinto protector de una madre: La ira del bunyip se genera ante el sentimiento de pérdida de su hijo. El poder de una madre protectora es incalculable. En este caso, en el bunyip y los cisnes negros, la madre del cachorro secuestrado, al ver que se lo habían llevado, proyecta su ira hacia los causantes de su dolor. Hará cualquier cosa por recuperar a su hijo, y eso incluye utilizar su magia, tal y como hizo.
  • El culpable, un capricho, ¿o el amor?: Podríamos decir que en esta historia del Bunyip y los cisnes negros, el error que el guerrero comete es un error ‘por amor’. Y es que el amor a veces nos lleva a equivocarnos, a cometer auténticas locuras. Y a veces no somos conscientes del peligro que ello conlleva.

El guerrero estaba decidido a llevar aquel cachorro a su amada, costara lo que costara. Pero no había calculado bien las consecuencias de sus actos, ya que el amor nos ciega, y transforma la realidad. No somos conscientes de los peligros que nos acechan cuando estamos tan enamorados. Esa ‘nube de enamoramiento’ fue en realidad la culpable de llevar al joven guerrero a cometer aquel error.

«El amor a veces nos impulsa a cometer locuras y actos temerarios»

(Reflexiones sobre El bunyip y los cisnes negros)

Más reflexiones sobre el Bunyip y los cisnes negros

  • El castigo por una desobediencia: El protagonistas de esta leyenda de Bunyip y los cisnes negros podría haber evitado la tragedia de haber reaccionado a tiempo. Puede que el capricho (por amor) le hubiera llevado a cometer un error, pero podía haberlo enmendado si hubiera hecho caso a tiempo a su padre y hubiera devuelto al lago al bunyip. Sin embargo, su terquedad pudo más y esa desobediencia tuvo fatales consecuencias. La ira de la mamá bunyip no hizo más que aumentar y finalmente recurrió a la magia para transformar a los hombres de aquel poblado y recuperar a su hijo.
  • ¿Por qué en cisnes negros?: Esta leyenda explica además el origen de los hermosos cisnes negros, oriundos del país australiano, y que además simbolizan en la Economía una teoría que habla de imprevistos que llegan como obstáculos negativos. El cisne negro, a pesar de su aspecto bello y elegante, está relacionado con una teoría que habla de un indicativo de algo malo, de gran impacto socioeconómico, como por ejemplo, el inicio de una guerra. Esta leyenda de bunyip y los cisnes negros identifica a estas aves acuáticas con ese aspecto ‘sorpresivo’, ‘impactante’ y negativo. Para la mamá bunyip, el secuestro de su hijo fue tan impactante y doloroso como pudiera ser el comienzo de una guerra.

Una última reflexión sobre la leyenda del bunyip y los cisnes negros

  • Cuidado con apropiarte de algo que no es tuyo: Los animales y las plantas forman parte de la Naturaleza, y no son propiedad del hombre. El joven guerrero cometió un grave delito al intentar apropiarse del pequeño bunyip, un ser vivo que debía ser libre y estar con madre en su hábitat natural. Esta historia del bunyip y los cisnes negros sirve además para recordarnos que debemos respetar la Naturaleza y ayudar a que persista el equilibrio en ella.

Otras leyendas fascinantes para leer

¿Te gustó la leyenda australiana del Bunyip y los cisnes negros? Te invitamos a descubrir también estas otras fascinantes y asombrosas leyendas:

  • El boomerang y la luna: Otra leyenda australiana, que en este caso nos habla del origen de las diferentes fases de la luna, y que tiene que ver con unos vanidosos animales.
  • El origen del sueño: ¿Alguna vez pensaste en cuál podría ser el origen del sueño? ¿Y cuál pudo ser el primer sueño del hombre? No te pierdas esta preciosa historia australiana que habla precisamente de ello.
El origen del sueño, relato de la mitología australiana
Origen del sueño, según los aborígenes australianos
  • El mito de Pegaso: Es quizás uno de los mitos griegos más fascinantes. Descubre la leyenda de este caballo alado, que además era capaz de hacer fluir el agua donde golpeaba con sus pezuñas.

Además puedes escuchar un gran número de leyendas narradas mediante podcast. Las encontrarás aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 4.8 / 5. Votos: 4

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.