Fantásticos consejos para mejorar la creatividad de los niños

Puede que te vengan bien algunas ideas para potenciar la creatividad de tu hijo. Es cierto que hay niños más creativos que otros. Pero ¿sabes por qué es? Porque desde bien pequeños desarrollaron su creatividad. Y si bien es verdad que hay niños que por sí solos buscan actividades creativas, otros, necesitan alguna ‘ayuda extra’.

Aquí encontrarás las mejores ideas para potenciar la creatividad de tu hijo. ¡Apunta!

Las mejores 10 ideas para potenciar la creatividad de tu hijo

Consejos para aumentar la creatividad de los niños

Descubre cómo puedes ayudar a tu hijo a ser aún más creativo. Recuerda que la creatividad es una de las habilidades mejor valoradas en el mundo laboral en determinadas áreas. Toma nota de todas las actividades que ayudan a tu hijo a desarrollar su imaginación y creatividad:

1. Jugar y jugar sin parar. ¿Sabes cómo aprenden los niños? ¡Jugando! El juego es la herramienta más eficaz para aprender y por supuesto, para desarrollar la imaginación y la creatividad. Así que ya sabe: deja jugar a tu hijo con libertad. Utiliza sobre todo el juego simbólico, porque les estimula a la hora de ‘inventar’ historias. Recuerda que el juego simbólico es aquel mediante el cual el niño interpreta diferentes roles. Por ejemplo, cuando juega a ser bombero o profesor.

2. Teatro. La mejor forma de utilizar el juego simbólico es el teatro. Utiliza una historia o crea una desde cero… ‘y deja’ que la imaginación fluya. El teatro con títeres y marionetas es estupendo para que tu hijo intente interpretar diferentes personajes . También lo es el teatro de sombras, en donde las formas invitan a la imaginación a recrear los colores como quiera.

3. El dibujo. El dibujo no solo ayuda a exteriorizar las emociones, sino que además es muy útil para ayudar a desarrollarse a la creatividad. ¿Jugaste alguna vez a crear un ‘ser diferente’ mediante una hoja doblada en tres partes? Dobla una hoja como si fuera un acordeón en tres partes. Pide a tu hijo que pinte una cabeza (puede ser de persona, de animal… o la parte de un objeto). Es tu turno: ahora deberás pintar en la segunda doblez de la hoja (sin ver lo que pintó tu hijo) la parte del tronco o parte media de una persona, animal u objeto. Tu hijo pintará las piernas…patas… ¡¡o cola!! Te sorprenderá los dibujos tan divertidos que puedes crear.

También puedes jugar a darle forma a un garabato: pinta un garabato y pide a tu hijo que invente un dibujo a partir de él… ¡verás qué divertido!

4. Las formas de las nubes. ¿Alguna vez jugaste a adivinar formas según ves pasar las nubes? Es realmente fabuloso. Además de aprovechar la calma (lo que viene muy bien a niños más nerviosos) estarás incentivando y haciendo trabajar a tu imaginación. ¡Prueba!

5. Leer y leer. Los cuentos, además de excelentes transmisores de valores, ayudan a los niños a recrear historias a su antojo y a reconocer e interiorizar las emociones. Los cuentos tienen infinidad de ventajas para los niños: enriquecen su vocabulario, les aportan valores… y por supuesto, les invitan a imaginar. Lo mismo sucede con las poesías, las fábulas, las leyendas…

6. La plastilina o masa para moldear. La escultura, además de potenciar y mejorar la psicomotricidad fina de los niños, es un aporte maravilloso para incentivar su creatividad. ¡La cantidad de cosas que puede crear la imaginación con un poco de plastilina!

7. Manualidades, sí, gracias. no hace falta gastar mucho dinero en materiales para crear o hacer una manualidad. Guarda los rollos de papel higiénico, o busca unos cuantos palos en el campo. Tu hijo usará su imaginación. Del rollo de papel higiénico podrá salir un extraño y sorprendente animal… con los palos, podrá crear un interesante dibujo.

8. La naturaleza, el mejor escenario. Salir a la naturaleza es una garantía de que tu hijo usará su imaginación, sí o sí. Solo con observar los insectos, el cielo, las plantas… de inmediato se encenderá el ‘botón de la curiosidad’ y se activará como un resorte su creatividad en busca de posibles respuestas. ¿O acaso no te preguntó nunca tu hijo por qué no se caen las estrellas, dónde se esconde la luna por la mañana o por qué el mar parece escaparse algunas veces?

9. De visita a los museos. Los museos también ofrecen a los niños un escenario propicio para desarrollar la imaginación, y además invita a los más pequeños a descubrir objetos que forman parte del pasado, presente… ¡y futuro!

10. Películas. El séptimo arte es realmente maravilloso. Hay películas que atraviesan nuestra coraza y nos hacen sentir, disfrutar … y reflexionar. Películas que nos hacen soñar, en el más estricto sentido de la palabra. A través de ellas también imaginamos, nos ilusionamos y pensamos en posibles variaciones, que al fin y al cabo, no son más que fruto de nuestra imaginación. Busca siempre películas que puedan incentivar a tu hijo y reflexiona sobre ellas igual que lo haces con los cuentos.

Tal vez también te interese...

TU COMENTARIO