Una preciosa historia sobre los perros para leer con los niños

Esta antigua leyenda mexicana, ‘Por qué los perros se huelen la cola’, explica por qué estos animales se saludan y reconocen oliéndose ‘el trasero’. Se trata de una preciosa historia que además nos anima a reflexionar sobre algunos valores esenciales, como la bondad, la gratitud o el sacrificio.

Las preciosa leyenda mexicana ‘Por qué los perros se huelen la cola’

La leyenda de por qué los perros se huelen el trasero
‘Por qué los perros se huelen la cola’, una preciosa leyenda mexicana

Cuenta una antigua leyenda de un pueblecito de centroamérica que hace mucho, pero que mucho tiempo, los cachorros de perro vivían desde que nacían con los hombres y eran muy cariñosos y serviciales. Pero a pesar de mostrar todo su cariño hacia las personas, ellos no recibían el mismo trato.

Al cabo del tiempo, los cachorritos estaban tristes, porque no recibían apenas cariño. Por eso, un día, los perros se reunieron para pensar en una posible solución:

– Debemos hacer algo para que nuestros cachorros no estén tristes- dijo el perro más anciano del lugar.

– No podemos cambiar a los hombres- dijo otro perro.

– Pero sí podemos pedir ayuda al dios Tláloc– dijo entonces un perrito pequeño que escuchaba todo con mucha atención.

Los perros recapacitaron sobre esta propuesta. Les pareció una buena idea, solo que el dios Tláloc debía vivir lejos, muy lejos de allí.

– Necesitamos un perro rápido, fuerte y valiente que se preste voluntario para buscar al dios Tláloc- dijo el perro más anciano.

Y ese perro dio un paso adelante. Desde luego, que era perfecto. Joven, robusto, con un excelente olfato y muy dispuesto.

Dónde llevaría el mensaje

Los perros redactaron una carta explicando al dios Tláloc el problema que tenían, pero luego se dieron cuenta de los siguiente:

– ¿Y dónde llevarás la carta?- dijo el perro anciano al observar a su mensajero- En la boca no, porque debes beber y comer… y en las patas tampoco puedes llevarlo porque debes andar …

– ¡En la cola! ¡Que lo lleve en la cola!- dijo otro de los perros allí reunidos.

Y a todos les pareció una buena idea. Y allá que se fue el perro fuerte y de buen olfato, en busca del dios Tláloc, con la carta firmada por el perro más anciano, bajo la cola.

Pero desde entonces, no volvieron a verlo. El resto de perros piensan que, después de tanto tiempo, su antepasado sigue buscando al dios Tláloc, que debe vivir muy, muy lejos. Y como ya no recuerdan cómo era el mensajero, todos los perros se huelen la cola para comprobar si lleva un mensaje guardado bajo ella.

Qué temas puedes trabajar con Por qué los perros se huelen la cola

Utiliza esta maravillosa leyenda mexicana para hablar con los niños de:

– El valor del respeto.

– La bondad.

– El valor de la responsabilidad.

La gratitud.

Reflexiones sobre esta leyenda mexicana para niños

Además de ser una leyenda divertida y original, esta historia además nos hace reflexionar sobre todos estos temas:

La bondad que no es correspondida: los cachorros se sentían tristes porque ellos daban amor y no recibían nada a cambio. Daban trabajo y respeto y en cambio, los hombres no les trataban con el mismo respeto. Esto genera sin duda un sentimiento de tristeza. Cuando damos bondad, sin buscarlo, solemos recibir bondad. Es lo natural. Esto nos hace recapacitar… ¿qué trato damos a los animales? ¿Les tratamos como de verdad se merecen?

La responsabilidad que llena de valor: el perro que se presta voluntario para la difícil y dura misión de llevar un mensaje a un lugar desconocido, no tiene miedo porque siente el peso de la responsabilidad como algo positivo. Piensa: ‘puedo ayudar a todos mis compañeros’. Este sentimiento le hace sentirse útil, es más, imprescindible. Y le llena de energía y esa fuerza que necesita para emprender el camino.

A veces las cosas no salen como esperábamos: los perros, según la leyenda, no consiguieron lo que esperaban, el regreso del mensajero con la respuesta del rey Tláloc, pero muchos de ellos conquistaron el corazón de los hombres. Tal vez no lograron lo que esperaban pero sí consiguieron sin saberlo, solucionar su problema. ¿Y si el mensajero llegó hasta el dios Tláloc pero se quedó con él? ¿Y si parte del amor que luego nació en el corazón de los hombres hacia los perros fue derivado de este encuentro? Y es que a veces las cosas sí salen, pero no como nos esperábamos.

Más increíbles leyendas mexicanas para niños y mayores

Este país, México, nos ha dejado a lo largo del tiempo una valiosa colección de leyendas realmente hermosas. ¿Conoces todas estas? ¡Descúbrelas!

La piel del venado, una leyenda maya sorprendente
La piel del venado
El conejo de la luna, una preciosa leyenda azteca
El conejo de la luna
La leyenda del invitado, sobre la tolerancia y respeto a otros pueblos
Leyenda del invitado

– Una explicación de por qué la piel del venado es del color de la tierra: esta curiosa historia de origen maya, no solo explica por qué la piel del venado es así, sino que además nos habla de caridad y gratitud.

– La increíble historia El conejo de la luna: ¿sabes por qué en la luna parece que una de las manchas tiene la forma de un conejo? Descubre la razón leyendo esta leyenda azteca.

– El respeto y la tolerancia en La leyenda del invitado: una preciosa leyenda que nos recuerda la importancia de respetar las diferencias de otras culturas. Ideal para promover el valor de la tolerancia entre los más pequeños.