Este relato, ‘Los dos banquetes’, es un cuento sufí que nos habla de cómo algo que consigue traernos un recuerdo hermoso puede ser más valioso que aquello que vivimos y disfrutamos con intensidad pero ya pasó. ¿Tiene más valor lo que vivimos y casi olvidamos o aquello que nos trae su dulce recuerdo y despierta de nuevo en nosotros esa felicidad? Segundas partes no siempre son peores… Lee el texto para entenderlo mejor.

Un cuento árabe para reflexionar : ‘Los dos banquetes’

Un cuento sufí para reflexionar: Los dos banquetes
‘Los dos banquetes’, un cuento sufí para reflexionar sobre el valor de las cosas

Tenía el califa de Bagdad dos visires y ambos eran fantásticos en su trabajo. Elegantes, con un gusto exquisito y tan buen trato, que no conseguía averiguar cuál de ellos era mejor.

Un día, los cortesanos pidieron al califa que les pusiera a prueba, para comprobar cuál de ellos era el mejor.

– Muy bien- dijo el califa- Ambos tendrán que organizar un banquete. El que consiga el más elegante y refinado, se ganará el título de mejor visir.

Al cabo de unos días, llegó el momento. El primer visir en organizar el primer banquete, dejó a todos asombrados por la perfección. Desde la selección de los invitados hasta la elección y ejecución del menú… no había nada fuera de lugar. La música perfecta en el tono correcto… los poemas, la decoración.

– ¡Es insuperable!- dijeron los cortesanos.

De hecho, eran muchos los que le daban ya por vencedor. Pasó una semana y llegó el turno del banquete del segundo visir. Para sorpresa de todos, era exactamente igual que el de la semana anterior: los mismos invitados, el mismo menú, la misma música…

La decisión del califa ante los dos banquetes

Los cortesanos estaban desilusionados, porque consideraban este banquete un plagio del anterior. Y estaban convencidos de que el califa nombraría al momento al primer visir como el ganador. Sin embargo, para mayor sorpresa de todos, el califa dijo:

– Tenemos ya un ganador de esta prueba y es el califa que ha organizado este segundo banquete, que jamás olvidaremos.

Los cortesanos no pudieron ocultar su expresión de extrañeza y desaprobación. El primer visir se adelantó, extrañado. ¿Cómo nombraba vencedor a alguien que había copiado todo lo que él creó?

– Permítame, gran califa- dijo entonces el primer visir- Debido a su gran inteligencia, debemos tomar como ironía lo que acaba de decir… o tal vez sus ojos hayan visto aquello que nuestros humildes ojos no han sido capaces de percibir…

El califa entonces, respondió:

– La razón de mi decisión es muy sutil. Se debe sobre todo a que el visir segundo ha conseguido rememorar de golpe aquello que ya habíamos olvidado. Recreando de nuevo el mismo banquete, ha conseguido devolvernos a todos la felicidad que había pasado. El segundo visir nos ha aportado tres nuevos tesoros a lo que ya vivimos en el pasado banquete: el recuerdo, el reconocimiento y la victoria de la aniquilación del pasado. No puede haber nada más dulce que esto.

Reflexiones sobre el cuento ‘Los dos banquetes’

Este relato sufí es realmente complejo y nos hace recapacitar sobre el valor de las cosas que vivimos. Todo pasa, y muchas de nuestras experiencias las terminamos olvidando. ¿Qué sucede si de pronto una experiencia similar despierta esas emociones que se habían dormido? ¿Cuál de las dos experiencias vale más?

El poder del recuerdo: según el texto de este cuento corto, tiene más valor aquello que despierta en nosotros un recuerdo que habíamos perdido que la primera experiencia en sí. Por ejemplo, si viajamos a un lugar muy hermoso por primera vez, sentiremos la sorpresa y el descubrimiento. Pero con los años, esa emoción se perderá y solo nos quedará el recuerdo sutil y muy lejano. Si al cabo del tiempo regresamos a ese mismo lugar y volvemos a sentir lo mismo que la primera vez, este segundo viaje tendrá más valor aún, porque será capaz de despertar en nosotros los mismos sentimientos a pesar de ser una repetición. Nos habrá regalado además el recuerdo que habíamos olvidado.

Sobre el tema del plagio: este texto nos habla también de plagio. Es lo que los cortesanos veían en el segundo banquete. ¿Copió el segundo visir la idea del primero? Puede que el segundo visir, al ver la perfección del primer banquete y la buena impresión que había despertado en todos, pensara que revivir el mismo banquete era la mejor forma de volver a despertar esas mismas emociones en los asistentes. Y así fue, solo que mientras que los cortesanos sintieron que la ‘copia’ del primer banquete no merecía admiración, el califa sin embargo entendió que además de esas mismas emociones, el segundo visir había conseguido revivir el recuerdo. Un tema complejo, sin duda, sobre el que existirán muchas y diferentes opiniones. ¿Cuál es la tuya?

Otros interesantes cuentos para reflexionar

¿Quieres leer más cuentos como este? Aquí tienes otros relatos con pensamientos profundos y complejos:

Si un árbol cae en un bosque, una reflexión sobre la existencia del filósofo Berkeley
Si un árbol cae en el bosque
El mito de la caverna de Platón con sus reflexiones y análisis
El mito de la caverna
Cada cual con su quimera, un relato de Baudelaire para reflexionar sobre los sueños
Cada cual con su quimera

– Una reflexión sobre la realidad, Si un árbol cae en el bosque: el filósofo Berkeley nos plantea una duda existencial. ¿Existe aquello que no podemos ver ni oír? Para ello, pone el ejemplo de un árbol en medio de un bosque. Lee el texto… ¡y a pensar!

La alegoría de la caverna: ¿conoces el famoso mito de la caverna, de Platón? Nos habla de cómo los sentidos pueden a veces engañarnos y formar una realidad diferente.

Cada cual con su quimera: en esta ocasión es Baudelaire el que nos devuelve de golpe a la realidad y nos recuerda que los sueños pesan, y a menudo se pueden llegar a convertir en una pesada carga.