La zorra y la careta vacía. Fábula sobre las apariencias

Esta breve fábula de Esopo, ‘La zorra y la careta vacía’, refleja como ninguna otra fábula el problema que vive la sociedad actual: la adoración a las apariencias y al exterior frente al valor interior y de la inteligencia. Son cada vez más los que se afanan en labrarse una ‘careta’ frente a un mundo que olvida que lo realmente importante no se ve. Aquí podrás leer esta maravillosa y actual fábula escrita hace cientos de años y reflexionar sobre su significado con los comentarios finales.

Una fábula para reflexionar: La zorra y la careta vacía

Fábula de Esopo: La zorra y la careta vacía
Fábula de La zorra y la careta vacía

Un día, una zorra entró por casualidad en la casa de un actor. Después de revisarlo todo bien, encontró una hermosa máscara, elaborada con mucho arte y filigranas. Entonces, la tomó entre sus patas, y después de mirarla un buen rato, dijo:

– Hermosa cabeza… ¡Qué lástima que no tenga cerebro!

Moraleja: «¿De qué te sirve un aspecto exquisito si no cuidas lo que realmente te hace valioso?»

Qué temas puedes trabajar con la fábula corta de La zorra y la careta vacía

Utiliza este texto breve escrito por Esopo, ‘La zorra y la careta vacía’ para reflexionar acerca de:

  • Los valores esenciales.
  • La inteligencia.
  • Las prioridades en nuestra vida.
  • Las apariencias.

Reflexiones sobre esta fábula corta de Esopo

¿Qué es la belleza exterior sino algo que se marchita con el tiempo? El gran Shakespeare también reflexionó mucho sobre este tipo de ‘caretas’ que ocultan la verdadera belleza de cada persona. Esa que nunca se marchita y que perdura para siempre. Esta fábula corta, ‘La zorra y la careta vacía’, nos recuerda que de nada nos sirve aquello que está hueco:

  • Busca más allá de las apariencias: Esta fábula de La zorra y la careta no podía ser más actual. La vida de hoy parece dar cada vez más importancia a esa careta que mostramos ante los demás, esa cara externa que nada dice ni nada tiene. Nos pasamos el día creando un perfil en redes sociales, mostrando una identidad ‘ideal’, una careta que en realidad solo muestra lo más superficial y realmente, lo que menos valor tiene. Más allá de esas apariencias, está nuestro yo más profundo, el que de verdad tiene valor, y que debe sostenerse en pilares fuertes, valores esenciales que nos ayuden a no perder el camino y esa inteligencia que nos hace brillar desde dentro.
  • El cerebro, lo más importante: Una careta sin cerebro, carece de vida. Aquí Esopo muestra su interés por la racionalidad, por la inteligencia como valor supremo. Un humanista, años más tarde añadiría ‘un corazón’. Porque no olvidemos que el cerebro sin emociones no es más que una máquina, y las emociones sin cerebro corren el peligro de llevarnos al abismo.

Una reflexión más sobre la fábula La zorra y la careta vacía

«No te llenes de apariencias vacías; llénate mejor de buen juicio»

Reflexiones sobre la fábula La zorra y la careta vacía
  • La belleza que no sirve: Esopo recalca en esta fábula de La zorra y la careta vacía la belleza y el arte con el que se ha elaborado la careta del actor. El arte como expresión de las emociones pero simple apariencia. Tal vez un artista como Da Vinci no estarían de acuerdo con esta comparación. El arte puede ser algo más que una apariencia si es capaz de reflejar el alma de otros. Así pensaban artistas como el gran Leonardo Da Vinci. Pero en sí es cierta esta premisa de Esopo, ya que el arte sin emociones ni el cerebro, no tiene valor alguno. Esa máscara que encontró la zorra, no es nada en sí misma. Quien realmente le da valor es el actor que la utiliza, y llena ese vacío con inteligencia y emociones.

Otras fantásticas fábulas de Esopo para reflexionar

¿Te gustó esta fábula corta de Esopo de ‘La zorra y la careta vacía’? ¿Qué opinas tú sobre el mensaje que nos transmite? Si quieres leer más relatos como este, que nos ayudan a pararnos a pensar en temas realmente importantes, no dejes de leer también estas otras fábulas:

  • Los ratones y las comadrejas: La vanidad nos hace olvidar muchas veces nuestras responsabilidades, y ‘perdemos la cabeza’ y la prudencia. En esta ocasión, unos ratones se dejan llevar por la vanidad que a veces insufla un liderazgo, cometiendo un grave error con terribles consecuencias.
  • Las dos cabras: Cuando dos discuten y ninguna quiere ceder ni un poco, las consecuencias son malas para ambas partes. Es lo que sucede a menudo cuando se enfrentan dos ‘testarudos’. Esta genial fábula corta de Esopo lo explica muy bien.
  • Bóreas y el sol: Si quieres que alguien haga lo que digas, no lo intentes por la fuerza. Utiliza la persuasión, y al final tendrás lo que buscas. Una manera inteligente de influir en los comportamientos de otros, siempre y cuando se utilicen la paciencia y la perseverancia.

Y también puedes escuchar fábulas cortas narradas, gracias al canal de podcast de Tucuentofavorito.com:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *