La leyenda de un misterioso maniquí

Esta es una de las leyendas mexicanas más populares (y terroríficas) de nuestra época. La Pascualita es un maniquí que se aparece de forma misteriosa. Quienes lo han visto, aseguran que mueve los ojos y parece real. Una historia de terror que comenzó a difundirse en 1930. Aquí tienes su historia.

La terrorífica leyenda de La pascualita, una leyenda mexicana

Leyenda de la Pascualita
La imagen de la Pascualita real

Cuentan que fue un 25 de marzo de 1930, en el escaparate de ‘La Popular’, una famosa tienda de vestidos de novia de México. Allí fue donde la Pascualita apareció por primera vez, en medio de otros maniquís inanimados. Unos dicen que la dueña de la popular tienda, Pascualita Esparza, la mandó traer de París (aunque hay quien asegura que la compró en una tienda de México donde ella solía comprar telas y otras prendas, ‘El puerto de Liverpool’) y le dio el nombre de ‘Chonita’.

Sin embargo, eso no es lo que todos creían… Esta es la historia que conmueve a todos, la historia que la inmensa mayoría cree real y que aterrorizó durante mucho tiempo a los habitantes de Chihuahua…

Según cuentan, Pascualita tenía una hija, una joven muy alegre y sana a la que adoraba y que estaba a punto de casarse. Pero el día de la boda, cuando ya estaba vestida de novia, una araña le picó y la mató al instante. Dicen que fue la madre quien encontró el cuerpo de su hija en el suelo, y junto a ella, la araña, una terrible ‘viuda negra’.

El extraño maniquí casi real

La madre de la joven cerró el negocio durante un tiempo, y misteriosamente, meses después, volvió a abrirlo con el nuevo maniquí ya en el escaparate. Los vecinos comenzaron a sospechar que en realidad, el maniquí no era otra cosa que el cuerpo embalsamado de su hija. ¡Se parecía tanto a ella! Incluso llevaba puesto el mismo traje de novia que llevaba la hija de Pascualita el día que murió.

Lo cierto es que la mujer estaba obsesionada con ese maniquí, al que daba siempre el mejor lugar en el escaparate. Y sí, aquel maniquí de cera tenía algo especial, algo que hacía detenerse a todos frente al escaparate. Su calidad era superior al del resto de maniquíes. Su supuesta cera era tan perfecta que parecía piel de verdad. Hasta podía intuirse el rubor de las mejillas.

El pelo y las pestañas parecían naturales… La mirada, al contrario que la de sus compañeras, estaba llena de vida. Era capaz de transmitir emociones humanas… El maniquí se hizo tan famoso, que todos comenzaron a llamarle ‘Pascualita’, por su parecido con la dueña del local (y de su hija).

Qué pasó tras la muerte de Pascualita Esparza

Años después falleció la dueña del local, Pascualita Esparza. Fue en 1967.

A partir de esta fecha cuando numerosas personas comenzaron a alertar de que aquel maniquí se movía por las noches e incluso les miraba y sonreía.

La novia de cera comenzó a aterrorizar incluso a las trabajadoras de aquella tienda, quienes terminaban renunciando al trabajo, asegurando que la Pascualita se movía y que en ocasiones, le habían visto llorar. Además se negaban a vestirla porque decían que al hacerlo, veían venas vivas en sus piernas que después desaparecían. También juraron ver en sus ojos venas rojas que indicaba que estaba viva.

Tiempo después, este maniquí desapareció y en su lugar apareció un maniquí diferente, que se parecía más a un ‘muñeco’ de plástico. Nunca más volvieron a ver a la auténtica Pascualita y nadie sabe qué sucedió con ella.

Algunos datos curiosos sobre la Pascualita

La Pascualita es el maniquí más famoso de la tienda ‘La Popular’, en Chihuahua. De hecho, hoy en día es la joya de la tienda y le cuidan y protegen más que a ningún otro.

El vestido que lleva este maniquí es el que más se vende, ya que existe la creencia entre las novias de que llevar el vestido de la Pascualita presagia buena suerte y un matrimonio largo y feliz.

Este maniquí esconde infinidad de historias, como la de una mujer que le lleva velas en agradecimiento porque un día recibió un disparo en la calle, frente a su escaparate, y le pidió que no le dejara morir. Ella cree que fue la Pascualita quien intercedió por ella.

Hoy en día esta tienda es un lugar muy famoso y el reclamo, lógicamente, es intentar ver al maniquí moverse o sonreír, aunque hoy en día no es el mismo que dio fama y vida a esta leyenda. Entre las muchas versiones que rondan esta leyenda urbana, la más famosa es la que hemos contado, la que asegura que en realidad este maniquí era la viva imagen de la hija de la dueña de la tienda.

Otras increíbles leyendas urbanas para adolescentes y adultos

Si te gusta este tipo de leyendas, prueba a leer también estas otras:

Leyendas de miedo para adolescentes y adultos: la Llorona
Leyenda de la Llorona
La garita del diablo, una leyenda de Puerto Rico
La garita del diablo
Una leyenda de Chile sobre un barco fantasma
Leyenda del Caleuche

– La terrible historia de La llorona: cuentan que este espíritu, vestido de blanco, se arrastra y llora como alma en pena. En realidad es una madre que perdió a sus hijos. Descubre lo que ocurrió.

– El misterio de la Garita del diablo: esta garita de Puerto Rico es muy popular y reúne a muchos turistas interesados por la historia de un soldado que… Mejor será que leas la leyenda.

– El barco fantasma El Caleuche: esta leyenda de Chile nos habla de un extraño barco gobernado por espíritus que recoge del mar las almas de los marineros que mueren ahogados en el mar.