Escila y Caribdis. Una aventura de Ulises para leer con los niños

Aquí tienes otra de las múltiples aventuras del largo viaje de Ulises. ‘Escila y Caribdis’ son dos terribles monstruos a los que Ulises tuvo que sortear para seguir su trayecto. Un riesgo que tuvo que asumir y que por supuesto, tuvo sus consecuencias… Te lo contamos aquí.

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

La aventura de Ulises y los monstruos Escila y Caribdis

Escila y Carbdis: Los viajes de Ulises
La aventura de Escila y Caribdis: Los viajes de Ulises

Tras escapar de las seductoras sirenas, los barcos de Ulises continuaron su trayecto de camino a Ítaca, el hogar al que el guerrero deseaba regresar. Sin embargo, aún le esperaba un trayecto repleto de peligros.

Para seguir por la ruta deseada, los barcos debían atravesar un estrecho canal bordeado por dos abruptos acantilados. Ulises sabía que en uno de ellos moraba un terrible monstruo marino: Caribdis. Había oído terribles historias sobre ese ser enorme y con gran apetito, que era hija del dios Poseidón y la diosa Gea.

Decían que tragaba agua tres veces al día, con todo lo que encontraba en ella, y que era capaz de destrozar un barco entero y tragarse a todos sus tripulantes. Caribdis conseguía crear un gran remolino en el mar del que nadie podía escapar. Después de tragar enormes cantidades de agua, escupía todo de nuevo al mar.

Así que, al entrar al canal, Ulises recordó el consejo de Circe. Ella le advirtió de la fuerza devastadora de Caribdis, y recomendó a Ulises pasar por el lado opuesto, a pesar de tener que enfrentarse a otro terrible monstruo: Escila.

La decisión de Ulises ante Escila y Caribdis

Recordando todo esto, Ulises dio esta orden a su tripulación. Tenía claro que no podía arriesgarse a ser succionados por Caribdis:

– ¡Remad, remad todo lo rápido que podáis! ¡Acercaron lo máximo posible al acantilado de la derecha! ¡Debemos alejarnos de Caribdis.

Justo en ese otro lado era el lugar en donde se escondía Escila, un monstruo de seis cabezas, cuellos larguísimos, doce patas y una fuerza titánica.

Nada más ver los barcos de Ulises, el monstruo marino consiguió atrapar a alguno de los tripulantes y se los tragó sin más. Ulises no tembló:

– ¡No dejéis de remad! ¡Rápido, más rápido!

El resto de barcos, incluido el de Ulises, consiguieron atravesar el canal sin tener que lamentar más bajas. De esta forma, Ulises pudo continuar con su viaje.

Comentarios sobre la historia de Escila y Caribdis

Esta nueva aventura de Ulises, ‘Escila y Caribdis’, nos deja una serie de reflexiones, que tienen que ver con la manera en la que nos enfrentamos a los problemas y asumimos riesgos:

  • Elige susto o muerte: Ulises se enfrenta a un obstáculo que supone todo un dilema a la hora de tomar una decisión. Tiene que atravesar un canal con dos monstruos custodiándolo. Uno de ellos puede dejar intactas las naves o acabar con todos sus hombres. El azar decidirá por ellos. Y el otro monstruo, acabará con una cantidad indeterminada de sus hombres, pero no le dará tiempo a devorarlos a todos. ¿Y qué elige Ulises en Escila y Caribdis? ¿Dejarlo a manos del azar, en espera de que en ese momento Caribdis no quiera tragar agua del mar? ¿ O asegurar al menos algún superviviente? Ulises prefiere la segunda opción, más racional, haciendo caso así al sabio consejo de su amiga Circe.
  • Los buenos consejos son oro: Sin el consejo de Circe, Ulises tal vez hubiera dejado todo en manos del azar, pero prefirió hacer caso a su amiga y la elección salió bien. Tuvo unas pérdidas, sí, pero al menos el resto de la tripulación pudo seguir su trayecto. De la otra forma, tal vez hubieran muerto todos. Esto nos recuerda lo importante que es aprender a escuchar los buenos consejos de aquellos que tienen más conocimientos y experiencia.

Una reflexión más sobre Escila y Caribdis

  • La importancia de tomar decisiones rápidas: Los buenos líderes son aquellos que no dudan a la hora de tomar una decisión rápida, aquellos a los que no les tiembla la voz al dar una orden, sabiendo que habrá daños, pero que con ese sacrificio conseguirá más bien que mal. Ante un problema con difícil solución, dudar es lo peor que puede pasarnos. La mejor actitud es aquella que nos lleva a confiar firmemente en nuestra decisión, y a transmitir esa confianza al resto.

«Ante un obstáculo, la mejor opción es no dejar nada a manos del azar. Mejor afrontar un riesgo calculando el mal menor»

(Reflexiones de ‘Escila y Caribdis’)

Más increíbles aventuras de Ulises

Si te gustó este relato de Escila y Caribdis, no dejes de leer también estas otras aventuras de Ulises:

  • La isla de los lotófagos: Ulises y sus hombres visitaron una isla aparentemente paradisíaca. Sin embargo, las apariencias engañan, y tras una bella y apetitosa flor, se escondía una extraña droga, capaz de hacerles olvidar absolutamente todo. Descubre cómo consiguió nuestro guerrero escapar de allí.
  • El cíclope Polifemo: Enormes y con un solo ojo, los cíclopes eran dueños de una isla en donde Ulises y su tripulación quedaron varados. Uno de estos cíclopes, Polifemo, les hizo sus prisioneros. Ulises tuvo que agudizar su ingenio para librarse del gigante.
El cíclope Polifemo, una leyenda de la mitología griega
La aventura del cíclope Polifemo
  • El odre de Eolo: La curiosidad puede ser peligrosa, no solo para el que sucumbe a ella, sino para todos los que le rodean. Y es lo que les pasó a la tripulación de Ulises, que, incapaces de obedecer una prohibición, terminaron cayendo en la tentación de abrir un extraño saco que Eolo le había regalado a Ulises.

Y recuerda que también puedes escuchar relatos muy interesantes narrados. Los encontrarás aquí, en el canal de podcast de Tucuentofavorito.com:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 4.7 / 5. Votos: 3

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *