Una fábula corta sobre la necesidad de educar en valores

Esta fábula corta de Pessis, ‘El principe y el halcón’, nos habla de la importancia de educar en valores a los niños y en ayudarles a distinguir desde pequeños entre el bien y el mal. Una mala educación, de hecho, puede transformar a una persona bondadosa en villana. No te pierdas la fábula y sus reflexiones.

Una fábula corta sobre la importancia de la educación: El príncipe y el halcón

El príncipe y el halcón, una fábula sobre la importancia de la educación
El príncipe y el halcón: la importancia de los ejemplos que damos a otros

Cuentan que existió un príncipe que iba a todas partes acompañado por un fiel halcón que usaba para la caza. Pero el príncipe se fijó en su forma de cazar: atacaba incluso a los de su misma especie. Entonces le reprochó:

– Eres un ave fuerte, rápida, inteligente… y creía que también eras noble y leal. Pero… ¿cómo me voy a fiar de ti si atacas hasta a los de tu propia especie? ¿Por qué actúas con tanta maldad?

– Lo hago, es cierto… Pero ataco a los de mi especie porque lo aprendí de ti y de todos los tuyos.. Al ver cómo lo hacíais, pensé que es lo correcto…

Moraleja: «La mala educación vuelve malos a los buenos»

La fábula del Príncipe y el halcón en verso

Aquí tienes la versión de esta fábula en verso. En esta ocasión, escrita por Felipe Jacinto Sala (1819-1895):

Dijo un Príncipe al Halcón:

Ave de noble abolengo,

si blasonas de hermosura

en las formas de tu cuerpo;

si no hay pájaro que venza

la agilidad de tu vuelo;

si, para luchar nacido,

es tan valiente tu pecho:

¿por qué abdicas tus virtudes,

y por ajenos provechos,

cazador de mala fe,

tan villano como artero,

persigues a tus hermanas,

las pobres aves del cielo?

– Príncipe, si soy traidor

a vosotros os lo debo;

vuestra infame cetrería

me ha convertido en perverso,

que la falsa educación

vuelve malos a los buenos.

Qué temas puedes trabajar con esta fábula corta

Esta fantástica fábula de ‘El príncipe y el halcón’ puede ayudarte a reflexionar sobre estos temas:

– La importancia de la educación.

– Los valores.

El bien y el mal.

– El ejemplo educativo.

Reflexiones sobre esta fábula corta para niños y mayores

Dicen que la principal forma de educación es el ejemplo, así que ten mucho cuidado con el ejemplo que ofreces a otros…

Ten cuidado con lo que enseñas a otros: no se trata de teoría, sino de práctica. Por mucho que expliques a otros cómo hay que comportarse, si a la hora de la verdad tu comportamiento indica lo contrario a lo que dijiste, la teoría no vale para nada. El alumno, de hecho, se quedará con lo que vio, no con lo que escuchó. Lo mismo le sucedió al halcón. Él observó cómo los hombres se mataban entre sí y pensó que era lo correcto.

La importancia de educar en valores: frente a todos los conocimientos, los valores son pilar esencial en la educación de las personas. Los valores se aplican en todos los campos de nuestra vida, y son fundamentales para garantizar la paz dentro de nosotros y entre nosotros. Sin duda, la asignatura más importante y que a veces olvidamos cuidar. Pero la forma más directa de enseñar valores no son los libros, sino que se enseñan con el ejemplo. El halcón de esta historia se disculpa ante su amo porque en realidad él no es culpable de su forma de actuar. Solo está haciendo lo que le enseñaron. De ahí la importancia de mostrar muy bien el camino correcto desde el principio.

Otros fantásticos relatos sobre la educación y los valores

Si también piensas que los valores son una asignatura primordial en la educación de los niños, también te gustarán estos otros relatos:

El arquero y el vendedor de aceite: los valores se deben practicar, igual que hacemos con cualquier otra disciplina. ¿No ensayamos el tiro con arco si queremos ser arqueros? ¿O acudimos a practicar fútbol si queremos ser futbolistas? ¿Por qué no hacemos lo mismo con los valores?

El buen ejemplo: un precioso relato que nos explica cómo afecta el buen ejemplo en los alumnos y qué hay que hacer para que luego lo sigan.

La mariposa azul: el ejemplo de este sabio a unas niñas que querían ponerle en evidencia te hará pensar y mucho en la importancia de todo lo que hacemos. Nunca olvidemos que nuestros actos siempre tienen repercusiones sobre todos los demás.