El enano y el gigante. Cuento sobre la solidaridad

Este cuento corto, ‘El enano y el gigante’, es un relato originario de un jesuita español, José Ignacio González Faus. Nos explica, con un ejemplo muy claro, por qué ayudar a otros puede ser a la vez beneficioso para nosotros. Un cuento ideal para reflexionar acerca de valores esenciales como la empatía, la solidaridad y la gratitud.

Un cuento repleto de valores: El enano y el gigante

El enano y le gigante, un cuento con valores
El cuento El enano y le gigante

Llegó un enano hasta la orilla de un río muy profundo y de aguas muy bravas. Miró con resignación, pues pensó que no podría cruzar el cauce sin morir ahogado o arrastrado por la corriente. Pero justo en ese momento llegó al mismo lugar un gigante, y después de observar unos segundos al enano, le dijo:

– Sube a mis hombros. Yo te llevaré hasta la otra orilla.

El enano estaba muy contento y no se lo pensó dos veces. Ciertamente aquel gigante era su solución para poder cruzar aquel río, así que se encaramó a sus hombros y el gigante comenzó a avanzar por el río.

Apenas asomaba la nariz por encima del agua, pero avanzaba a grandes zancadas con mucha seguridad. Pero, cuando ya se iba por la mitad, el enano, que estaba de puntillas sobre los hombros del gigante, alcanzó a ver escondidos tras los árboles a un grupo de fieros guerreros apostados con sus arcos y dispuestos a disparar sus flechas al gigante.

– ¡Espera!- gritó entonces el enano- ¡Corre, da media vuelta, que hay guerreros esperándote en el otro lado!

El gigante entonces comenzó a desandar sus pasos a toda velocidad, y aunque los guerreros al ver que se retiraba, salieron y comenzaron a lanzar sus flechas, ya no pudieron alcanzarle. Una vez en la orilla, el gigante, le dio las gracias al enano:

– No sé cómo agradecértelo… ¡me salvaste la vida!

– No tienes que agradecer nada- respondió el enano- Si yo no hubiera estado sobre tus hombros, no habría visto a los guerreros escondidos.

Qué temas puedes trabajar con el cuento ‘El enano y el gigante’

Utiliza este precioso relato, ‘El enano y el gigante’, para reflexionar acerca de todos estos valores:

  • La solidaridad.
  • El valor de la gratitud.
  • La empatía.

Reflexiones sobre el cuento corto ‘El enano y el gigante’

‘Hoy por ti y mañana por mí’. ¿Te suena este dicho popular? Podría ser la moraleja de este magnífico cuento, ‘El enano y el gigante’, que nos explica por qué ser solidarios con otros nos reporta un gran beneficio:

  • El bien que das, vuelve: En ‘El enano y el gigante’, el gigante quiso ayudar al enano a cruzar el río. Un acto de bondad que realmente nace del corazón y es sincero cuando no busca nada a cambio. Sin embargo, y aunque no lo esperaba, el gigante recibió a cambio de su generoso gesto una recompensa. El bien le fue devuelto en forma de gratitud, y este gesto del enano, le salvó la vida. Y es que el bien suele generar más bien, y como dice el llamado ‘karma’, todo lo que das, te es devuelto.
  • La empatía del gigante: Al gigante en esta historia del enano y el gigante, nadie le pidió ayuda. Él mismo, observando el río y al enano, se dio cuenta de cuál era la situación y entendió que el enano no podría cruzar solo el río. Entonces se dio cuenta de que él podía ayudarle y hacer algo bueno por el enano. Esto se llama empatía: ponerse en el lugar del otro para ser consciente de su situación y sus necesidades.

«Todo lo que das, te es devuelto»

(Reflexiones sobre el cuento ‘El enano y el gigante’)

La empatía es la que llevó al gigante a ser generoso y solidario con el enano. Aunque, por supuesto, también podría haber optado por la opción más sencilla (y egoísta), la de seguir su camino sin más y dejar al enano en la orilla. Pero… entonces… ¿qué hubiera pasado con el gigante? ¿Se hubiera librado de las flechas de los guerreros? Seguramente no, porque él desde su posición, no hubiera podido ver que estaban escondidos tras los árboles.

Una última reflexión sobre El enano y el gigante

  • La gratitud del enano: El gigante de esta historia, ‘El enano y el gigante’, agradece al enano su gesto de haberle advertido de la trampa que le esperaba al otro lado. Sin embargo, el enano alude al hecho de que fue gracias a su ayuda precisamente, por lo que consiguió ver a los guerreros escondidos. El buen gesto del gigante hizo que a su vez el enano pudiera devolverle el favor por el que sentía una profunda gratitud. Un trabajo en equipo fue el que consiguió salvar la vida de ambos.

Otros geniales cuentos con valores para niños

Si te gusta este tipo de cuentos, como ‘El enano y el gigante’, para reflexionar sobre valores esenciales, no dejes de leer tampoco todos estos:

  • El duro invierno: Un grupo de animales se unen para intentar rescatar a un gato que quedó atrapado bajo el hielo durante un duro invierno. Un cuento hermoso sobre valores como la cooperación y la solidaridad.
  • Poppet: Este cuento está indicado sobre todo para los niños más pequeños, y aunque habla de una emoción que todos sentimos en alguna ocasión, el miedo, también transmite valores tan hermosos como el de la amistad, la cooperación y la solidaridad.
El cuento de Poppet para los niños
El cuento de Poppet
  • La grulla coronada y la rana: Aquí tienes un precioso cuento africano que profundiza acerca de la belleza interior, con valores como el esfuerzo y la perseverancia, frente a la belleza externa. ¿Cuál de ellas es más valiosa? ¿Qué belleza merece ser coronada como reina? Descúbrelo leyendo este cuento.

Y si buscas cuentos narrados para niños, recuerda que encontrarás muchos en el canal de podcast de Tucuentofavorito.com y que es gratuito:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 4

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *