Un cuento corto con valores sobre el efecto ‘boomerang’ de la vida

Este cuento corto, ‘El eco de la vida’, te sorprenderá. Es válido para todas las edades, y una preciosa metáfora que nos habla de lo importante que es en la vida pensar en cómo nuestros actos repercutirán no solo en los demás, sino a la larga, también en nosotros mismos. No dejes de leer el relato con valores y las reflexiones finales.

Un precioso cuento corto para reflexionar: El eco de la vida

‘El eco de la vida’, un cuento para niños con valores

Caminaba un niño junto a su padre por el campo. Era una mañana soleada y ambos estaban muy contentos. No había nadie más en medio de la montaña. Solo ellos y la Naturaleza.

El niño, de pronto, se tropezó y cayó al suelo, haciéndose daño en una rodilla. Entonces gritó:

– ¡Ayyyy!

Y un sonido potente repitió su mismo grito:

– Ayyyy ayyyyy ayyyyy- decía.

El niño, asustado, se levantó de un salto.

– ¡Papá! ¿Quién hace eso? ¿Quién ha gritado como yo, con mi misma voz?

El niño miró alrededor. ¡No había nadie! Solo estaban ellos dos y las montañas.

– Tranquilo, no tengas miedo. Es el eco. Repite todo lo que dices. Hay eco en lugares abiertos como este… escucha.

Y el padre entonces empezó a gritar:

– ¡Te quiero!

Y la montaña pareció responder:

– ¡Te quieroooo te quierooo te quierooo!

– Yaya… – dijo el niño sorprendido- ¿Y puede repetir todo lo que yo diga?

– Claro.

Y el pequeño probó de nuevo:

– ¡Holaaaa!

Y el eco respondió:

– Holaaa holaaa holaaa!

– ¡Alucinante!- exclamó el niño.

– Sí… repite todo lo que digas. Es como la vida– dijo entonces el padre- Todo lo que hagas, te será devuelto. Si haces el bien, recibirás bien. Si haces el mal, recibirás mal… Si dañas a alguien, te dañarán a ti. Si eres generoso, serán generosos contigo… Si quieres que haya amor, ofrece siempre amor. Si quieres que se preocupen por ti, empieza por preocuparte por los demás.

Y el niño aprendió aquel día una gran lección.

Qué valores puedes trabajar con el cuento El eco de la vida

Utiliza este precioso relato de El eco de la vida, para reflexionar sobre todas estas cosas:

– Las consecuencias de nuestros actos.

– El valor de la empatía.

El llamado ‘karma’ de la vida.

Reflexiones para niños y mayores sobre este cuento corto

La vida nos da lo que nosotros damos. Esta capacidad ‘boomerang’ a la que muchos llaman ‘karma’ es simplemente la capacidad que tenemos para decidir y transformar nuestro entorno. ¿Cómo quieres que sea?

Cada uno recibe lo que da: ¿no te ha pasado alguna vez que parece que la vida te odia porque estás enfadado y todos a tu alrededor se enfadan contigo? Las ira genera más ira. El amor, genera amor. La vida en sí tiene esa ‘imagen espejo’. O como dice el relato, como el eco que devuelve lo que gritas. Por eso es tan importante el camino que decidimos recorrer y sobre todo, cómo nos relacionamos con nuestro entorno, porque al fin y al cabo, no somos una isla, sino que vivimos en medio de una inmensa comunidad en donde cada uno repercute sobre el resto como una ficha de dominó.

Todo lo que haces repercute en los demás: de ahí la responsabilidad que tenemos a la hora de tomar una decisión importante. ¿Solo piensas en ti antes de dar ese paso? ¿O piensas también en los demás? Recuerda que pensar en los demás es al fin y al cabo pensar en ti. Todo guarda relación. De ahí el importante valor de la empatía.

Más reflexiones sobre este cuento

Ese valor que nos hace más felices: tal vez pienses que la empatía, esa capacidad de ponernos ‘en la piel de otro’ puede al final hacernos infelices, ya que podrás sufrir si el otro sufre. Pero lo cierto es que la empatía nos hace buscar una forma de ayudar al otro, y ayudándolo al final, te ayudas a ti mismo. Recuerda que a la larga todos reciben lo que dan. Si te involucras con los demás, terminarán ayudándote a ti cuando lo necesites.

La actitud ante la vida: tienes dos posibles formas de encararte ante la vida. Puedes quejarte de los problemas, los obstáculos que encuentras, lo que tienes que esforzarte… o bien puedes intentar quedarte con la parte positiva y la enseñanza que sacas de cada una de ‘tus caídas’. Esa actitud positiva también te será devuelta. ¿O es que piensas que en una carrera gana aquel que piensa que va a perder? Solo es que confía en sus posibilidades y utiliza el pensamiento positivo, lo consigue.

Otros fantásticos cuentos para reflexionar con los niños

Aquí tienes otro cuentos realmente hermosos que te ayudarán a reflexionar sobre valores esenciales de la vida con los niños:

Un cuento para niños y mayores sobre la verdad y la mentira: Verdadero y Falso
Verdadero y Falso
Un cuento sobre la ilusión y la consecución de los sueños: El niño que pudo hacerlo
El niño que pudo hacerlo
El cántaro agujereado, del libro 'Cuando el desierto florece'
El cántaro agujereado

– Tú decides qué actitud deseas tener ante la vida, Verdadero y Falso: puedes ser sincero y buscar el bien constantemente o dejarte llevar por las emociones negativas y desear los bienes materiales. En ambos casos el destino será bien diferente. No te pierdas este fantástico cuento noruego.

– Si crees que puedes, lo harás, con El niño que pudo hacerlo: sin duda, los únicos límites los ponemos nosotros, con nuestros miedos, con nuestra negatividad. Este cuento infantil es realmente hermoso y a los niños les servirá para entender lo importante que es que crean en ellos mismos.

– Todos servimos para algo importante, con El cántaro agujereado: este precioso relato de Prem Rawat, nos habla de lo importante que es aprender a valorar lo que somos (no lo que tenemos). Tal vez eso que consideres defecto, sea en realidad una virtud.