logo tucuentofavorito

Canción para bañar la luna. Poesía de María Elena Walsh para leer con los niños

Esta poesía, ‘Canción para bañar la luna’, tal vez te parezca complicada para que los niños puedan entenderla. Sin embargo, es una buena herramienta para trabajar su imaginación y comprensión lectora, a partir de algunas ‘pistas’ y aclaraciones. Aquí encontrarás el poema de María Elena Walsh y explicaciones sobre qué significa y cómo utilizarlo con los niños.

El poema de Canción para bañar la luna

Canción para bañar la luna, un poema de María Elena Walsh
Poesía ‘Canción para bañar la luna’

Aquí tienes la poesía de Canción para bañar la luna, escrita por la poetisa argentina María Elena Walsh:

Ya la luna baja en camisón
a bañarse en un charquito con jabón.
Ya la Luna baja en tobogán
revoleando su sombrilla de azafrán.
Quien la pesque con una cañita de bambú,
se la lleva a Siu Kiu.

Ya la luna viene en palanquín
a robar un crisantemo del jardín.
Ya la luna viene por allí
su kimono dice no, no y ella sí.
Quien la pesque con una cañita de bambú,
se la lleva a Siu Kiu.

Ya la luna baja muy feliz
a empolvarse con azúcar la nariz.
Ya la luna en puntas de pie
en una tacita china toma té.
Quien la pesque con una cañita de bambú,
se la lleva a Siu Kiu.

Ya la luna vino y le dio tos
por comer con dos palitos el arroz.
Ya la luna baja desde allá
y por el charquito-quito nadará.
Quien la pesque con una cañita de bambú,
se la lleva a Siu Kiu.

(‘Canción para bañar la luna’ – María Elena Walsh)

Explicación sobre el significado de Canción para bañar la luna

Esta poesía se inspira en un antiguo cuento japonés que habla de una ciudad mágica, Siu Kiu. En el cuento, la luna baja a la tierra a buscar a una bella joven (Ruma) para mostrarle esta ciudad…

La poesía de María Elena Walsh, ‘Canción para bañar la luna’, habla precisamente de ese momento mágico en el que la luna baja hasta la Tierra en forma de mujer.

Cómo utilizar esta poesía de Canción para bañar la luna con los niños

Puedes usar este poema lleno de fantasía y magia con los niños de todas estas maneras:

  • Amplía su vocabulario: En esta poesía encontrarás palabras que los niños tal vez no conozcan. Utiliza el diccionario para entender mejor qué significan. Así, les ayudarás a ampliar su vocabulario. Por ejemplo:

1. Palanquín: Es una especie de carro que se usaba en Oriente para llevar a las personas importantes.

2. Crisantemo: Una flor de vivos colores y originaria de China.

3. Kimono: Indumentaria típica de hombres y mujeres en Japón, parecida a una túnica de mangas muy anchas.

4. Azafrán: Un condimento de color rojo anaranjado que se obtiene de una planta.

  • Para trabajar la comprensión lectora: Una vez aclaradas ciertas palabras que tal vez no entendían, usa el poema Canción para bañar la luna para mejorar su comprensión lectora. Puedes ayudarte de algunas preguntas que harás al terminar la lectura de la poesía. Por ejemplo, estas:

1. ¿Qué lleva puesto la luna al bajar a la Tierra? (un camisón y un kimono)

2. ¿Y cómo baja hasta la tierra? (en un tobogán)

3. ¿Para qué baja? (para bañarse en un charquito)

4. ¿Qué cosas hace en la tierra? (se empolva la nariz, toma té y come arroz con palillos).

Más ideas para trabajar este poema

  • Las metáforas: La poesía de Canción para bañar la luna está repleta de metáforas que también puedes usar para trabajar el pensamiento abstracto. Ya sabes que las metáforas es el uso de palabras que quieren decir otra cosa diferente y figurada. Por ejemplo:

1. «La luna baja en tobogán revoloteando su sombrilla de azafrán». Hace referencia al rayo de luna que cae desde el cielo (como si se lanzara en tobogán) y deja a su paso un reflejo dorado o anaranjado (de ahí el color del azafrán).

2. «Ya la luna viene por allí. Su kimono dice no, no y ella sí»: Esta frase hace referencia a ese rayo de luna que se mueve con las nubes y va cambiando de lugar.

(En realidad toda la poesía retrata el reflejo de la luna, sobre la tierra o el agua, sobre la taza de té… sobre las flores del jardín… Como un baile ensoñador. Cuando finalmente dice que el que la pesque la lleve a Siu Kiu, se refiere a devolverla al lugar donde pertenece, al cielo).

Más formas de usar la poesía de María Elena Walsh

  • Aviva su imaginación: ¿Cómo interpretarán y verán los niños esta mágica historia de Canción para bañar la luna? Pide que dibujen a la luna y verás el resultado. Puede ser cuando baja en tobogán, bailando entre las flores… o bebiendo té en una taza. ¡La imaginación al poder!
  • Haz trabajar a la memoria: También puedes usar la poesía corta de Canción para bañar la luna para pedir que la memoricen y hacer trabajar a la memoria. Además, después puedes hacer un trabajo de interpretación para que pierdan el miedo a hablar en público y aprendan a expresar sus emociones.

Otras hermosas poesías de María Elena Walsh para niños

¿Te gustó el poema de Canción para bañar la luna? Aquí tienes otras poesías de esta poeta argentina con las que los niños disfrutarán mucho:

  • Un hipopótamo: Este poema es muy corto, pero fantástico para trabajar el concepto de tamaños con los más pequeños.
  • El brujito de Gulubú: Una de las poesías más famosas de la escritora y poeta. Además, incluye una simpática canción.
Canciones infantiles de Rosa León: El brujito de Gulubú
Canción el brujito de Gulubú
  • Zoo loco: Si te gustan las poesías con mucha imaginación y fantasía, esta te encantará. Describe un zoo muy extraño… ¡y loco!

¿Sabías que también puedes escuchar muchos relatos narrados? Los encontrarás aquí, en el canal de podcast:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 6

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Estefania Esteban

icono tucuentofavorito
Soy Estefania Esteban y soy periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *