Un cuento corto con valores para leer en Navidad

Este relato corto, ‘Ya hice algo’, es ideal para reflexionar acerca de aquello que nosotros podemos hacer por los demás. Este cuento de Navidad para adolescentes y adultos también lo encontrarás con el título ‘Algo he hecho’, y consigue en nosotros una profunda reflexión sobre el verdadero significado de la caridad y la generosidad.

Un cuento corto de Navidad para reflexionar: ‘Ya hice algo’

Cuento de Navidad sobre la caridad: Ya hice algo
‘Ya hice algo’, un cuento de Navidad para adolescentes y adultos

Un hombre recorría en Nochebuena las tiendas, a lo largo de las bulliciosas calles repletas de nieve. Buscaba regalos para sus invitados. Esa misma noche, celebraría con familia y amigos la Navidad. Y a él le encantaba esta celebración.

Por eso, decidió buscar un detalle personalizado para cada uno de ellos. Pero al salir de una de las tiendas, se topó con una escena que le sacudió por dentro: en una esquina, aterida de frío, con una fina manta sobre el cuerpo, una pequeña niña tiritaba junto a un franquito en donde apenas se intuía alguna moneda.

La niña mendiga estaba sola y nadie parecía fijarse en ella. Era delgada y estaba sucia. Y el hombre, con lágrimas en los ojos, no conseguía entender cómo podía estar allí.

Así que, enfadado, levantó la vista al cielo y gritó:

– Señor, ¿cómo puedes permitir que esta niña esté aquí en la calle, muerta de hambre y frío, en una noche como esta?

Y de pronto, el hombre escuchó una profunda voz que respondió:

– Ya hice algo. Te hice a ti.

Sobre qué temas puedes reflexionar con este cuento corto

Utiliza este precioso cuento de Navidad para reflexionar acerca de :

La caridad.

– El valor de la generosidad.

– La responsabilidad.

Reflexiones sobre el cuento de Navidad ‘Algo hice’

Es mucho más fácil pedir cuentas a otros más poderosos o con más recursos sobre algo que nos incomoda, pero en cierta manera, en lugar de buscar respuestas en otras personas, deberíamos pensar ‘¿y qué puedo hacer yo?’.

No busques respuestas en otros y actúa: todos podemos hacer algo por los demás, en mayor o menor medida. Pequeños gestos pueden sumar grandes obras. Por eso, antes de buscar otros responsables, deberíamos pensar si hemos hecho algo por solucionar el problema.

La respuesta de Dios a la pregunta de nuestro protagonista fue clara. Él tiene la solución en sus manos. Él, un simple hombre que acaba de encontrarse con una niña sola y hambrienta. Solo tiene que ofrecerle comida o invitarla esa noche a su casa. Puede hacer mucho por ella, antes de pedir a otros responsabilidades. Y así pasa con cada uno de nosotros. Podemos hacer algo, pero no lo hacemos, porque pensamos que el problema lo debe solucionar otro que esté por encima de nosotros.

Otra reflexión sobre este relato navideño

El valor de la caridad: el hombre sintió mucha lástima por la niña y su situación. Él, que demostró tener empatía y sentir la soledad, el frío y el hambre de la pequeña, está a un paso de llegar a un valor esencial al que muy pocos llegan… la caridad. Parece sencillo, pero en realidad es un paso más a la generosidad, que requiere de esfuerzo y sacrificio. Y no todos están dispuestos a ello. Caridad implica invitar a esa niña a tu casa, darle cobijo, alimento y ropa. A pesar de no conocerla. La inmensa mayoría pensará ‘ya lo hará otro’. O bien ‘no solucionará nada’. Es difícil ser caritativo, sin duda.

Otros fantásticos relatos de Navidad

Aquí tienes otros cuentos navideños, para adolescentes y adultos. ¡Disfrútalos!

El regalo de los Reyes Magos, un cuento de Navidad para jóvenes
El regalo de los Reyes Magos
La batalla de la vida, un cuento de Navidad de Charles Dickens
La batalla de la vida
Nochebuena, un cuento de Navidad para jóvenes y adultos
Nochebuena

– Sobre la empatía y la generosidad, con El regalo de los Reyes Magos: este precioso cuento sobre una pareja de enamorados que busca un regalo perfecto de Navidad te sorprenderá. No dejes de leerlo hasta el final.

– Forjamos nuestro propio destino, con La batalla de la vida: la vida a menudo nos pone delante infinidad de dificultades. Pero con pensamiento positivo, con esperanza, no daremos ni un solo paso atrás. Precioso cuento, sin duda, del gran Charles Dickens.

– Algo de humor con Nochebuena: ¿de verdad puede suceder en Nochebuena algo así? Si quieres pasar un buen rato, no dejes de leer este divertido relato.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *