Una vieja. Ronda popular mexicana para niños

Existen rondas infantiles y canciones con las que muchos niños han jugado durante varias generaciones. Es el caso de ‘Una vieja’, una ronda infantil que además sirve para mejorar la dicción y para ejercitar la memoria. Aquí encontrarás la letra. ¿Te atreves a aprendértela?

Letra de la famosa ronda infantil ‘Una vieja’

Una vieja, cómo juagar con esta ronda para niños
Ronda infantil ‘Una vieja’

Aquí tienes la letra de esta ronda tan famosa entre los niños. Lo más divertido es jugar a aprenderla y repetirla muy rápido, y jugar con ella o bien de forma individual o en grupo, saltando a la comba, o en una ronda. Más abajo te indicamos qué utilidades tiene y cómo jugar con ella:

Una vieja que yo conocía

debajo de la cama un gato tenía;

cada vez que la vieja cantaba,

el gato maullaba y así le decía:

«Burundanga, burundanga

burundanga, burundé,

que me gustan, que me gustan,

que me gustan los ojos de usted.

De tin marín, de do pingüé,

cúcara, mácara, títere fue,

que me gustan, que me gustan,

que me gustan los ojos de usted».

Una vieja que yo conocía

debajo de la cama un perro tenía;

cada vez que la vieja cantaba,

el perro ladraba y así le decía:

«Burundanga, burundanga

burundanga, burundé,

que me gustan, que me gustan,

que me gustan los ojos de usted.

De tin marín, de do pingüé,

cúcara, mácara, títere fue,

que me gustan, que me gustan,

que me gustan los ojos de usted».

Cómo utilizar esta ronda de ‘Una vieja’ con los niños

Podemos usar esta ronda tan divertida de muchas maneras. En cualquier caso, es un fantástico juego del que podemos incluso inventar nuestras propias normas. Aquí tienes una idea para utilizarlo como ronda con los niños. Es una idea para jugar, pero por supuesto, puedes adaptarlo y cambiarlo a tu antojo:

  1. Todos los niños participantes en el juego hacen un círculo o corro, menos uno de ellos, que se sitúa en el centro.
  2. Los niños del corro comienzan a girar mientras cantan la primera parte de esta ronda, dirigiéndose al niño o niña que esté en el centro.
  3. Cuando los niños del corro terminen de decir «el gato maullaba y así le decía», todos se paran.
  4. El niño que está en el centro señala a uno de los que están en el corro. Será el elegido para decir el estribillo de ‘Una vieja’:

‘Burundanga, burundanga

burundanga, burundé,

que me gustan, que me gustan,

que me gustan los ojos de usted.

De tin marín, de do pingüé,

cúcara, mácara, títere fue,

que me gustan, que me gustan,

que me gustan los ojos de usted».

5. El niño que acaba de recitar el estribillo pasa al centro del corro, y el que estaba en el centro, se une al resto de niños para seguir con la ronda. Cada vez inventarán un animal nuevo, y cada uno de los participantes irá pasando al centro del corro.

6. Lo ideal es que todos hayan pasado por el centro al menos una vez, y todos hayan jugado también en el exterior del corro.

Otras utilidades de ‘Una vieja’

Como habrás comprobado, ‘Una vieja’ no es solo una ronda, sino que ofrece muchas otras posibilidades didácticas y de juego. Se trata de una serie de versos con rima muy útiles para:

  • Potenciar la memoria: Esta ronda es muy fácil de memorizar. Divertida, con rima y con una estructura que invita además a desarrollar la imaginación, al tiempo que se añaden nuevos animales.
  • Mejorar la dicción: El estribillo de esta ronda de ‘Una vieja’ la hace ideal para jugar a repetir estas palabras muy rápido. Es un juego similar al de los trabalenguas, muy útil para mejorar la vocalización ante palabras ‘extrañas’ o inventadas.
  • Incentivar la confianza y autoestima: La idea de esta ronda que te proponemos, con estas normas específicas que hemos creado, es que todos los niños que participen en el juego sientan que son igual de queridos por los demás. Todos pasan al centro del corro o ronda, un lugar en donde se sentirán protagonistas por un momento. El tener que decir las palabras más complejas y ser observado por los demás, les ayuda a mejorar su confianza y con ello, su autoestima.
  • Jugar a la comba: Pues sí, además de usar ‘Una vieja’ como ronda o juego de corro, también se puede aprender para saltar a la comba, de forma individual o en grupo.

Otras rondas para jugar con los niños

Si te gustan este tipo de rondas, prueba a jugar también con estas otras tan populares:

  • Doña Blanca: Esta ronda mexicana tan famosa es todo un clásico en los patios de los colegios. Aquí podrás encontrar la letra y las normas, paso a paso, de cómo se juega.
  • Jugaremos en el bosque: Una mezcla entre ronda y ‘pilla-pilla’, ideal para jugar con ella en lugares amplios, al aire libre. Cuantos más niños se apunten a este juego, más divertido será.
Jugaremos en el bosque o jugaremos a que viene el lobo, una ronda para niños
Juego de Jugaremos en el bosque para niños
  • La pelota cantadora: ¿Conoces este divertido juego? En realidad es un juego en pareja, y debes contar con una pelota, pero es ideal para mejorar el vocabulario y la imaginación. Te explicamos por qué y cuáles son las normas del juego.

¿Y sabías que también tenemos muchísimos cuentos, fábulas y relatos narrados para niños y mayores? Descúbrelos en el canal de podcast de Tucuentofavorito.com, que es totalmente gratuito:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 5

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *