Un cuento corto infantil muy divertido y con valores

La tradición noruega está repleto de historias relacionadas con seres mitológicos y aluden sobre todo a valores relacionados con el ingenio y el coraje. ‘Los tres cabritos Gruff’, es un cuento para niños muy divertido, que nos enseña cómo enfrentarnos a los problemas con inteligencia pero también con determinación y coraje.

Un cuento corto para niños muy divcertido: Los tres cabritos Gruff

Los tres cabritos Gruff, un cuento para niños diverttido con valores
‘Los tres cabritos Gruff’, un civertido cuento para niños con valores

Los tres cabritos Gruff decidieron subir un día a la verde colina de riquísimo pasto. Pero para ello, los tres hermanos sabían que debían atravesar un puente muy estrecho bajo el que vivía un terrible gnomo de enormes ojos y nariz larguííísima.

– Iremos con cuidado. Somos listos, así que sabremos qué hacer si el gnomo nos ataca. dijo el cabrito mayor.

Los tres cabritos Gruff llegaron al puente. Tenían que pasar uno a uno. El primero fue el cabrito pequeño. Según avanzaba por el puente, se oía:

– Trup, trap, trup, trap…

El gnomo dijo entonces, con voz fuerte y ronca:

– ¿Quién anda ahí? ¡Te comeré!

El cabrito menor dijo:

– Oh, no me comas, gnomo. Soy pequeño y tengo poca carne. Espera a que pase mi hermano. Él es más grande que yo.

– Está bien- dijo pensativo el gnomo- Pasa.

Cómo salieron los cabritos del problema

Después pasó por el puente el cabrito mediano. Según avanzaba, sonaba:

– Trip, trap, trip, trap.

Y el gnomo dijo a oirle:

– ¡Detente! ¿Quién eres? ¡Te comeré!

El cabrito mediano, dijo:

– Yo que tú no lo haría… detrás de mí viene mi hermano que es muuuucho más grande que yo.

– Vaya- dijo emocionado el gnomo- Pasa entonces.

Llegó el turno del cabrito mayor. Según avanzaba por el puente, las maderas crujían al tiempo que resonaban con fuerza:

– TROP, TRAP, TROP, TRAP.

El gnomo comenzaba a relamerse y dijo:

– ¡Detente! Creo que voy a darme contigo un buen festín.

Pero el cabrito mayor dijo, sin apenas inmutarse:

– Creo que estás equivocado, gnomo. El que debe prepararse eres tú. Con mis grandes cuernos te lanzaré por los aires y con mis fuertes dientes te venceré.

Y diciendo esto, el cabrito al ver ya en frente de sí al gnomo, le embistió con tanta fuerza, que el gnomo terminó cayendo casi, casi en el mar.

Los cabritos se quedaron a comer tranquilos en la colina. Y comieron tanto, tanto, que al volver casi ni caben por el puente.

Qué valores puedes trabajar con este divertido cuento

Utiliza este fantástico cuento noruego para hablar de:

Resolución de problemas

Ingenio

– El miedo y el valor del coraje.

– La necesidad de fortalecer la autoestima.

Reflexiones sobre el cuento Los tres cabritos Gruff

Frente al miedo, la prudencia. Frente a los problemas, ingenio y determinaciónMira la de reflexiones que podemos sacar de este precioso cuento corto:

No te asustes, busca una buena respuesta: si el cabrito pequeño se hubiera dejado llevar por el miedo, se hubiera terminado el cuento muy rápido (y de la peor forma posible para el cabrito Gruff). Pero el cabrito pequeño se plantó ante el miedo y utilizó el ingenio para salir del problema, tal y como le había recomendado su hermano. Y lo mismo supo hacer el hermano mediano.

La mejor forma de enfrentarnos a los problemas es el ingenio. Por supuesto, primero hay que dominar el miedo.

El coraje y la autoestima: el cabrito mayor tenía algo que el gnomo desconocía. Es la autoestima. Si el cabrito mayor no hubiera confiado en sí mismo, tal vez también se hubiera terminado la historia de forma muy diferente. ¿Ves lo que es capaz de conseguir una buena autoestima? Gracias a ella, el cabrito más mayor consiguió vencer al gnomo, porque confiaba en sus posibilidades. Fortalece tu autoestima. No te dejes vencer por los problemas. Si crees que puedes hacerlo, lo harás.

Otros divertidos cuentos para niños que te encantarán

Prueba también a leer estos otros cuentos cortos, que también son muy divertidos y dejan, por supuesto, alguna interesante enseñanza:

Winnie the Pooh se queda atrapado en la casa de Conejo: los impulsos y el deseo de tener algo de forma inmediata, nos mete en serios problemas. Es lo que le sucedió a Winnie the Pooh en esta divertida historia. ¿Quieres saber cómo solucionó el problema?

La historia de Kattor: el pequeó tigre se creía el amo del mundo. Más fuerte que el viento, la montaña o el mar. ¿Quieres saber cómo se dio cuenta de su error?

Benibaire: con cooperación se consiguen muchas cosas. Descubre esta divertida historia que además nos demuestra que la unión sí hace la fuerza.

Author

Estefanía Esteban es periodista y escritora de literatura infantil. Ha publicado el libro 'Cebricornio' con la editorial Babidibú.

TU COMENTARIO