La zorra, el oso y el león. Fábula de Esopo con reflexiones

Esta fábula corta, ‘La zorra, el oso y el león’, es una fábula de Esopo que nos anima a reflexionar acerca de las disputas y sus consecuencias. En este caso, dos poderosos animales pelean por una presa, sin darse cuenta de que envueltos en su particular batalla, otro animal se acerca sigiloso… Descubre la fábula y las reflexiones finales sobre su moraleja.

TIEMPO DE LECTURA: MENOS DE 1 MINUTO

La fábula corta de Esopo ‘La zorra, el oso y el león’

La zorra, el oso y el león, una fábula corta de Esopo
Fábula de ‘La zorra, el oso y el león’

Tras encontrar un león y un oso al mismo tiempo un cervatillo muerto, se disputaron la presa y comenzaron una ardua pelea. Los dos eran animales muy fuertes y la batalla les dejó tan exhaustos, que no vieron llegar a una zorra, que, astuta, se hizo con el cervatillo sin que el león y el oso vieran nada.

Al darse cuenta al fin de que el cervatillo ya no estaba, el oso y el león, agotados y sin fuerzas para levantarse, murmuraron:

– ¡Qué desdichados somos! ¡Tanta pelea y tanto esfuerzo para que la zorra se llevara nuestra presa!

«Moraleja: No dejes que una disputa te distraiga del verdadero objetivo. Otros podrían aprovecharse de que bajaste la guardia»

(La zorra, el oso y el león – Esopo)

Qué temas puedes trabajar con la fábula ‘La zorra, el oso y el león’

Utiliza esta fábula de Esopo para reflexionar sobre estos temas:

  • Las disputas y sus consecuencias.
  • El ingenio o la astucia.
  • El valor de la prudencia.

Reflexiones sobre la fábula ‘La zorra, el oso y el león’

A veces las disputas consiguen que nos ‘despistemos’ y bajemos la guardia, de tal forma que nos volvemos vulnerables ante los más astutos que saben que pueden beneficiarse de esta situación:

  • ‘A río revuelto..’: ¿Conoces este famoso refrán español? Dice así: ‘a río revuelto, ganancia de pescadores’. Podría servir como moraleja para esta fábula de Esopo, en donde una inteligente y astuta zorra se hace con el botín de dos poderoso animales, el león y el oso, aprovechando la pelea en la que andan inmersos. Para la zorra, el río revuelto es la pelea que mantiene ocupados y absortos al león y al oso, y su particular ganancia es la presa por la que ambos pelean. Suele suceder, que en momentos de cambios y disputas, siempre alguien termina beneficiado y otros cuantos, perjudicados.
  • La astucia de aprovechar el momento: La suerte es para que aquel que sabe estar en el lugar adecuado y en el momento indicado, y además, aprovecha la oportunidad sin generar mucho revuelo. Es el caso de la zorra, que en esta fábula, aparece de forma casual en el mejor momento para hacerse con el ‘botín’ del león y el oso. La suerte le brinda la oportunidad propicia y ella sabe aprovecharlo. Justo en el momento en el que el león y el oso están concentrados en otro asunto, solo tiene que llevarse como si nada el cervatillo.

Más reflexiones sobre esta fábula de Esopo

  • Las peleas nos hacen ‘bajar la guardia’: Cuando andamos inmersos en una disputa, nos concentramos tanto para ganarla, que olvidamos ser prudentes y no dejar de vigilar el objetivo por el que discutimos. Al no poder estar en todo a la vez, abandonamos la vigilancia de aquello por lo que mantenemos la disputa, sin darnos cuenta de que otros pueden beneficiarse de ello. Las peleas, por lo tanto, pueden ocasionarnos grandes pérdidas. No siempre hay un vencedor. También puede haber dos perdedores.
  • El importante sentido de la prudencia: ¿Podían haber evitado el león y el oso que les robaran su presa en esta fábula? Sí, claro que sí. Podían haber disputado la pieza que encontraron de otra forma. Si hubieran sido prudentes y hubieran usado el sentido común, para proteger su ‘mercancía’, podrían haber llegado a un acuerdo para evitar la pelea. Por ejemplo, se podrían haber repartido el cervatillo entre los dos. Sin embargo, no siempre es tan fácil evitar la disputa, porque esto supone ceder y renunciar a una parte del ‘botín’. No todo el mundo está dispuesto a hacerlo, aunque de haberlo hecho así, ambos animales hubieran ganado. Su elección de batallar por su presa les llevó a perder todo.

«En una pelea, no siempre hay un vencedor. También puede haber dos perdedores»

(Reflexiones sobre la fábula ‘La zorra, el oso y el león’)

Otras fantásticas fábulas de Esopo para niños

¿Te gustó la fábula de La zorra, el león y el oso? Pues aquí tienes otras fábulas de Esopo igual de interesantes. Todas incluyen sus explicaciones finales sobre el mensaje que transmiten:

Fábula La zorra que nunca había visto un león
La zorra que nunca había visto un león, fábula de Esopo
  • La zorra y las uvas: Podemos engañar a otros, pero nunca a nosotros mismos. ¿Cómo podemos esperar alcanzar lo imposible? Algunas veces, esos sueños ilusorios no crean más que frustración.
  • El pastor mentiroso: ¿Sabes lo que pasa cuando mientes sin cesar? Que el resto de personas dejarán de creerte. Así que el día que seas sincero… nadie lo creerá. Y si no, mira lo que le sucedió al protagonista de esta fábula corta.

Y si lo que buscas son fábulas populares narradas, aquí encontrarás una gran selección:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 1

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *