Una fábula corta sobre la realidad de cada uno

Esta fábula corta china, ‘La rana en el pozo’, cuenta una conversación entre dos animales que representan a dos humanos que viven su realidad de forma diferente. Uno cree saberlo todo pero si no ve más allá de lo que tiene delante, en realidad solo conoce lo que tiene… No te pierdas este interesante relato escrito por Zhuang Zi.

Una fábula corta sobre la realidad que vivimos: La rana en el pozo

La rana en el pozo, una fábula china para reflexionar

Un día una rana recibió la visita de una tortuga marina que se asomó al pozo donde la vivía.

– ¡Hola!- le dijo la rana– Si quieres, ven a mi pozo, es el mejor lugar que encontrarás jamás.

La rana, orgullosa del lugar donde vivía, comenzó a explicar a la tortuga las maravillas de su pozo:

– En este lugar se está siempre ‘fresquito’, con una buena humedad. Salgo y entro cuando quiero. Puedo salir y saltar por los alrededores y regresar a descansar en las hendiduras de las rocas. Cuando me apetece, chapoteo en el agua, con la cabeza bien alta, y también puedo andar sobre el lodo con el barro hasta los tobillos. Los renacuajos y los cangrejos me envidian… ¡soy el señor de este pozo! ¿Por qué no vienes aquí a pasar un rato?

La respuesta de la tortuga marina a la rana

La tortuga hizo ademán de avanzar, pero nada más mover una pata, notó que esta e enredaba con la vegetación que cubría el pozo. Entonces, reflexionó y dijo:

– Yo vivo en el Mar del Este… un lugar tan inmenso que la vista no puede alcanzar el horizonte. Miles y miles de kilómetros de agua repleta de suculentos manjares. Puedo salir a la orilla y pasear bajo el cálido sol del atardecer y volver a mi refugio húmedo de algas suaves y pequeños peces que me hacen cosquillas. Sobre la tierra a veces hay inundaciones y otras sequía, pero el mar siempre es el mismo y soy feliz en él…

La rana enmudeció y de pronto se sintió avergonzada. Su pozo ante aquella descripción, era realmente insignificante.

Moraleja: “No presumas demasiado de lo que tienes si no conoces nada más”

Reflexiones sobre la fábula La rana en el pozo

Sin duda, todos pensamos que nuestro mundo es el mejor, pero muchas veces se debe a que no conocemos otro…

Ante lo desconocido, mejor un poco de humildad: el problema de la rana es que estaba tan orgullosa de su pozo que no dudaba en presumir de él ante todos. Pero antes debería haber demostrado algo más de humildad, ya que de hecho ese pozo es lo único que ella conocía. El desconocimiento a veces nos hace pecar de ingenuos y sí, también de vanidosos.

La importancia del conocimiento: la rana no hubiera tenido este problema de haber conocido más rincones. Si hubiera visto el mar, sabría que su pozo puede ser acogedor pero un tanto pequeño… y podría comparar unos lugares con otros. El conocimiento es muy necesario para poder formarnos una realidad más completa. El que no conoce, solo puede hablar de su realidad, pero nunca presumir de ella como si fuera la única y la mejor.

Otras fantásticas fábulas chinas para reflexionar

Disfruta también de las moralejas de estas fábulas chinas, historias muy cortas con una profunda reflexión:

La sospecha: los prejuicios nos hacen errar en nuestras suposiciones y sospechas. ¿Por qué acusamos a otro sin pruebas? No te pierdas esta fantástica fábula china.

El pájaro víctima de la bondad: todos tenemos claro que la bondad es un valor esencial muy necesarios. Pero cuidado… a veces nos equivocamos y creyendo hacer el bien, terminamos cometiendo un error…

De cómo el viejo tonto removió las montañas: ¿podría un anciano cambiar de lugar una montaña? Parece una locura, per hasta lo más increíble o impensable puede lograrse gracias al esfuerzo, la perseverancia y la cooperación.

Author

Estefanía Esteban es periodista y escritora de literatura infantil. Ha publicado el libro 'Cebricornio' con la editorial Babidibú.

TU COMENTARIO